viernes, 26 de septiembre de 2008

Negación del Holocausto ¿Invento de un loco?





A los que han calificado lo dicho por Ahmadinejad, como inventos de un fanático equivocado, me permito advertirles que los verdaderos equivocados son ellos mismos, pues la retórica del presidente iraní guarda una coherencia
milimétrica con todo lo que está haciendo y lo que pretende hacer. El caso es, que para él, la negación del Holocausto no es un argumento acerca del pasado. Es un argumento acerca del futuro.


La intención que subyace en ésta negación no es la
comprobación o no de la existencia del Holocausto como un
hecho histórico, sino la de intentar quitar de él sus
implicaciones morales para que pueda ser reeditado sin cargos de conciencia. Esto es lo que en realidad, él y sus colaboradores, intentan lograr. Porque el Holocausto se basa también en una Negación, una que, al principio, fue sólo de palabras pero que se fue potenciando, ayudada por un eficiente
aparato propagandístico, hasta desembocar en la negación física de cualquier diferencia ya sea racial, religiosa o política, y el método utilizado para dicha negación fue la aniquilación industrializada de las poblaciones transgresoras. El crimen fue tal, que hubo que acuñar un nuevo vocablo para describirlo correctamente: "genocidio".

Por otra parte, si ponemos el debido cuidado en considerar que cuando Ahmadineyad alega que su país soberano tiene el derecho de avanzar en sus investigaciones nucleares "con fines pacíficos" sin tomar en cuenta que un miembro de la ONU, como lo es el Estado de Isrrael, (y que también es soberano) está amenazado con otro de sus postulados, aquel de que "Israel debe ser borrado del mapa" sólo que le faltó añadir la coletilla de que sería "Borrado pacíficamente", y que esas
tres afirmaciones guardan una relación estrechísima pues cada una se afianza en la otra como un sólido engranaje. No nos queda más que concluir que el que piense que las cosas que éste personaje dice son elucubraciones de un loco, mejor será que sepa que el que puede quedar loco es el que así piense, por no ver el asunto con la gravedad de sus terribles implicaciones.


Clifford Chanin
Fundador de "The Legacy Proyect", El Nacional, Caracas,17 de diciembre del 2006

7 comentarios:

Angélica dijo...

Exterminio es exterminio,
guerra es guerra,
muerte es muerte...
Así como:
paz es paz,
vida es vida; es decir, se diga como se diga, las palabras significan lo mismo... no hay que estar buscando palabras bonitas para disfrazar las cosas.
Holocausto=Genocidio=Exterminio=Muerte=Asesinato=Destrucción...
No hay de otra; sino que alguien me corrija por favor!!!
Saludos y un gran abrazo.
Besitos y bendiciones.

Jóse dijo...

Ahmadinejad se ha comprometido a destruir Israel y está adquiriendo el poderío nuclear para hacerlo. No se puede ignorarlo.

EOP/Biografías dijo...

"(...) la retórica del presidente iraní guarda una coherencia milimétrica con todo lo que está haciendo y lo que protende a hacer. El caso es, que para él, la negación del Holocausto no es un argumento acerca del pasado. Es un argumento acerca del futuro (...)

¡Coincido absolutamente!
Ahmadinejad no es un loco. Es un hábil estratega movilizado por el odio a Israel

Un abrazo
Shalom!
Daniel

Martha Colmenares dijo...

Muy buen artículo. Cuando aborde el tema lo enlazo.
Por cierto Shana Tová.
Un abrazo

PEPE DEL MONTGO dijo...

Sinceramente bueno tu artículo. No son las ideas las que matan o las que se equivocan. Son los hombres y siempre por poder y más poder.

Clau dijo...

Me has dejado la inquietud de investigar el tema, porque sinceramente no me había enterado de esas declaraciones.

Pero el Holocausto no lo puedo ver ni en fotos, menos en películas, es tan horroroso que no me es posible.

Una vez hace años en una sala de chat me topé con alguien que decía ser neonazi, empezó con cosas como Hi Hitler y similares...por instinto inmediatamente cerré las ventanas del chat y quedé "curada" de no andar hablando con desconocidos, me erizó la piel de sólo pensar que pudieran existir todavía gentes a favor de esa ideología.

Mariana dijo...

Como puede ser que un hombre niegue que el holocausto no pasó, ni el mismo se lo cree, es más que un loco, su corazón está tan entenebrecido de odio satánico, que lo único que desea es muerte.
Pero sabe Dios que si toca la niña de los ojos de Dios, contra Dios mismo está peleando... y no prosperará quien así obre. DTBM