domingo, 1 de julio de 2012

Ajila / Al rescate de los Cantos de Faena llaneros












¡Ajiiiiiiiilaaa, Ajila novillo por la huella 'el cabresterooooooooo...!

Desde que la Humanidad logró domesticar rebaños de 
grandes hervívoros, el canto jugó un papel predominante en sus labores. No hay pueblo pastoril, en el continente que sea, que no recurra a los cantos de faena. Aunque, por supuesto, la tecnología ha mejorado el trabajo del campo y esto a su vez ha dezplazado el recurso del canto espontáneo para
no hablar de la usanza tradicional de la faena propiamente dicha hasta que llegue el momento que desaparezca de forma definitiva. Pero mientras ese momento llega hay zonas rurales donde todavía se
pueden oir los cantos de faena en su esencia original. Tratar de rescatar en el documento fílmico dichas melodías es la idea de este trabajo cuyo título alude a un verbo seudoidiomático (de "ajilar") que usa el llanero para indicar toma, agarre o velocidad en el
trayecto.
Las locaciones están ubicadas en Apure, uno de los estados 
llaneros de Venezuela, extensiones de pradera agreste comunes entre Venezuela y Colombia, donde el péndulo de las sequías achicharrantes y las
lluvias devastadoras crean condiciones difíciles que no obstantes son afrontadas por los hombres y mujeres sin mayores quejas en un arduo trabajo sin días feriados que asumen con la alegría y nostalgia de un
canto en sus labios. Es anecdótico que cuando el
equipo llegó a San Fernando de Apure, capital del estado, hubo cierto excepticismo en que se pudiese hallar de manera fácil gente que cultivara dichos cantos, pero lo
lograron y de qué manera. Pero vale la acotación de que en medio de la filmación se evidencia cómo la
tecnología ha permeado dichas costumbres como es el caso del sonido de un teléfono móvil en medio del
canto de ordeño. De hecho, el film nos dá en paralelo las dos visiones de cómo la industria ha ido sustituyendo las labores tradicionales
haciéndolas más espeditas, higiénicas y rentables, aunque con ello, ese aire de romanticismo de lo que es
ser llanero vaya quedando en el recuerdo "Ahhh llano cuando era
llano" pero para eso es que tenemos trabajos como este, que rescatan ese sonido que alguna vez rodeó una labor que como el queso artesanal y el acarreo de
ganado a
caballo por grandes distancias , cosa cada vez más anacrónica, pueda ser captado y transferido -gracias precisamente a la tecnología- a las nuevas generaciones que ya no podrán ver manifestaciones como éstas en el futuro.
Si yo hubiese sido cineasta, de seguro que hubiese querido ser el que hiciera este excelente documental

 Año  2010    /  Idea original: Reinaldo González 
Guión y Dirección: Miguel Guédez
Producción: Andreína Gómez y Felipe Falcón
Puerto Nutrias Producciones y CNAC
http://www.youtube.com/watch?v=8JweaTQ3Rvc

15 comentarios:

Alondra dijo...

Ains!!! qué son los llanos... sabana interminable, el horizonte se agranda mientras avanzas, imponente el sol, pocas matas, reses blancas y chepudas en el hato, bandadas de zamuros volando,y cómo no entre el barro algún caimán...
No recuerdo canciones, pero no olvido la carne asada en vara con yuca.
Gracias por las fotos y el escrito, una caricia para la nostalgia.

tia elsa dijo...

Que bueno sería que no se pierdan esos cantos, yo creo que a pasar de la tecnología el hombre de campo no va a cambiar, cierta esencia siempre ha de quedar. Besos tía Elsa.

Prometeo dijo...

Esos cantos de faena son parte de la tradición de muchos países. Acá en Puerto Rico se conservan algunos cantos tradicionales en cancioneros.

Un abrazo. Adelante y éxito.

Rud dijo...

Estimado Alí
No solo es muy amena tu manera de escribir, sino que las hermosas imágenes me han hecho soñar con esos bellos lugares.
Me parece supremamente encantador que los llaneros entonen alegres melodías mientras trabajan, sería bueno que sigan con esa bonita costumbre en cambio de cargar grabadoras con música extranjera.
Si bien nuestros campesinos necesitan y tienen derecho de utilizar las nuevas tecnologías, ya imagino la sorpresa de escuchar un teléfono portátil en medio del maravilloso canto llanero.
En la próxima entro a ver ese documental que me ha de encantar.
Un fuerte abrazo

Alí Reyes H. dijo...

ALONDRA Cuánta razón tienes en "Una caricia para la nostalgia" pero siempre tendrás oportunidad de compartir una carne en vara con yuca ¡claro que si!

ELSA Verdad Elsa, hay una esencia que permanece, por fortuna. Lo sabes tú que eres argentina.

PROMETEO Eso es lo que me gusta de Borinquen, que a pesar de contar con todo lo que suministra la globalización de forma más que inmediata, algo que quisiésemos en las repúblicas, no obstante siempre guardan y cultivan con celo sus tradiciones

RUD Sabía que te gustarían las imágenes, de hecho, cuando las selecciono siempre pienso en tí porque sé que aprecias una buena composición de los cuadros. Y en cuanto al documental, en realidad se trata de una película, pero lo que colgué del portal de videos son secciones breves pues sabes que en ese portal el tiempo es limitado. Déjame ver cómo hago para hacerte llegar una copia de ese film

América dijo...

Por eso querido amigo es vital preservar la memoria musical de un pueblo, generación, tras generación, desde los registros sonoros, hasta la divulgación de los mismos, la música y toda manifestación artística también forma parte del patrimonio de una nación. Le has puesto corazón y mensaje a tu artículo que nos recuerda que también debemos evitar la extinción de nuestras maneras y formas de vida; reconciliando la tradición y la modernidad.
ABRAZO LARGO.

Alí Reyes H. dijo...

Esa es la idea América. Gracias por compartir tus impresiones por aquí

Mari-Pi-R dijo...

Como mejor que cantar, hacer un trabajo agradable con el canto y no perder la tradición de otros tiempos.
Gracias por pasarte por mi blog, un feliz día

Alí Reyes H. dijo...

MARI-PI R ¡En efecto! Gracias Mari

Suzane Weck dijo...

Passei sem querer,parei para olhar,e gostei muito do que vi.Estarei seguindo. Grande abraço.

Alí Reyes H. dijo...

Que bom que você gostou deste post e que você viu o blog!
Digo-vos que na Venezuela estamos viciados em novelas e havia uma chamada Pantanal brasileiro cujas paisagens e até mesmo o enredo eram como que é experimentado em nossas planícies como o público identificado com o romance! Bem, você sabe, esta é a sua casa venezuelano

Suzane Weck dijo...

Ola amigo,fiquei feliz que gostastes de minhas musicas e de meu trabalho.Que enorme coincidência,fizestes uma postagem de My fair lady e de Mary Poppins e eu sem saber de nada fiz quase a mesma coisa,só diferenciada pelo canto.Carmen Miranda è para mim uma atriz de muito respeito pois na época era muito difícil uma brasileira ir para os Estados Unidos e lá conseguir a fama que até hoje lhe é reconhecida.Realmente "Pantanal" foi uma excelente novela que conseguiu levar toda sua beleza de imagens e seu forte romanceado para fora das fronteiras brasileiras.Eu pessoalmente adorei esta novela.E agora quero retribuir sua gentileza deixando aqui meu grande abraço e lhe dizer que aqui também terá sua casa brasileira.

Patricia dijo...

Un hermoso articulo, acabo de conocer el canto del llano, y me hiciste antojar el queso artesanal mmmm. De la tecnologia, pues si, esta en todo por el mundo entero, en lugares inimaginables.. Gracias por compartirlo,
besos,

VENTANA DE FOTO dijo...

La tradición nunca se debe perder forma parte de la cultura de un pueblo.

Que tengas un buen domingo!

http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

Alí Reyes H. dijo...

PATRICIA si, ese es el llano, pero se parece tanto a otros lugares pastoriles, en fin, qué bueno que te ha gustado

VENTANA DE FOTO ¡si! esa es la idea