martes, 29 de enero de 2013

Argo / La Magia del Cine como Coartada ante la Realidad Pura y Dura





De antemano debo confesar que penetré el pasillo penumbroso de la sala de cine, con la aprehención propia de quien teme encontrarse con una historia matizada de
Mohammad Mosaddeq 1882-1967
propaganda, chauvinismo y satanización. Pues bien, los primeros minutos dejaron bien asentado qué era lo que nos esperaba, al trazar una línea histórica, muy bien ponderada donde se reconoce que la intervención anglo-norteamericana al gobierno constitucional de Mohammad Mosaddeq cuyo aberrante pecado fue la nacionalización, en 1951, de los recursos energéticos del país, fue la causa desencadenante de la oprobiosa dictadura del Sha y en consecuencia la dura reacción encarnada en la Teocracia medieval que hasta hoy se "vive" en la nación Persa. 




 Los sucesos narrados en el film, sorpendentes por de más, tienen su origen en el momento en que el periodista Joshua Bearnman logra acceder a  los archivos desclasificados de la CIA y en el 2007 publica un reportaje del mismo en la revista Wiredº bajo el título de "Cómo la CIA utilizó un falso film de ciencia ficción para rescatar a los

estadounidenses de Teherán". Elo que Chris Terrio leyó el reportaje se apresuró a adaptar un guión. En cuanto a la trama, debe recordarse que en 1979 la embajada norteamericana en Teherán fue sitiada por turbas enardecidas de manifestantes que acusaban a USA de dar asilo a el Sha, depuesto y aquejado de cáncer
terminal. Un pequeño grupo del personal logró escapar de las instalaciones antes de que todos fuesen tomados como rehenes, y se refugiaron de manera clandestina en la residencia del embajador canadiense creando un problema más espinoso al gobierno aliado pero a la vez difícil de resolver debido a que las autoridades iraníes estaban a punto de dar con ellos, y escapar del país resultaba una de las misiones más peligrosas. Pero, mientras ellos tiritaban de frío y pavor en una eventual ratonera en el invierno de Teherán con los gritos de ¡Alá akbar bar Amrika! -¡Alá es grande. Muerte a los Estados Unidos! retumbando aún en su mente, desconocían que al otro lado del mundo, en la despreocupada California, cerca del letrero gigante de Hollywood (cuyas nueve letras yacían semiderruidas poco antes de esa fecha) la fábrica de sueños,
preparaba una ilusión salvadora.  
Tony Méndez, un agente de operaciones "de extracción" de la CIA, en connivencia con John Chambers (1923- 2001) un maquillador de Hollywood ganador de un oscar por su trabajo en "El Planeta de los Simios" 1968, urden un plan tan, pero tan increíble que solo podía salir bien como
argumento de una película. Es bueno aclarar -pues es tocado de forma muy somera en "Argo"- que el plan de marras se vió amenazado por una operación
paralela de comandos de
élite aerotransportados que fue un descomunal fracaso al

colicionar las aeronaves en medio de territorio iraní en abril de 1980, osea, tiempo después de los hechos  abordados en el film. Volviendo al tema. La operación encubierta era la película de ciencia ficción "Argo" (nombre de la mítica nave que conduce a Jasón y sus argonautas a la búsqueda del vellocinio de oro) una conflagración cósmica ambientada en

un extraño planeta a lo "Guerra de las Galaxias" que requiere locaciones desérticas y exóticas. Con una casa productora exprofeso -Llamada precisamente Six
producciones, en referencia al número del grupo a

rescatar- con guión, publicidad en prensa, folletos y afiches en mano se procedió con tan descabellado rescate. Digamos que se trata de algo así como el cine visto desde adentro. Aunque pareciera una película de acción, en realidad no lo es, es más bien un drama de suspenso donde se logra transmitir la ansiedad que precede a cada momento, no obstante, en medio de una atmósfera tan enrarecida, no deja de tener uno que otro toque de humor que ayuda a aliviar un poco la tensión nerviosa. 


Para afianzar la atmósfera de los 70ta fue rodada en celuloide de 35 mm y no conforme con eso, en ciertos segmentos fue manipulada  para alterar su resolución de forma tal de que se apreciara "a grano grueso". Escenas memorables: La penetración tumultosa a los predios de la embajada; la eliminación de los documentos (algunos de ellos comprometedores, sin duda) y la destrucción a martillazo limpio de los matasellos para los visados; las manitas de los niños intentando reconstruir los documentos de la embajada supervisados por las tejedoras de alfombras; la superficialidad obtusa de algunos opinadores de oficio (o mejor dicho:"sin oficio"); la actuación de Alan Arkin en el papel del productor judío Lester Siegel quien a su vez

es un manantial de frases antológicas, sobre todo en uno de los diálogos con un colega y rival a quién tiene que pedir ayuda; la búsqueda sistemática casa por casa de los guardias revolucionarios para dar con los funcionarios escapados; el contraste extremo entre un Hollywood frívolo de disfraces y fiestas y las imprecaciones religiosas de las jóvenes con negros velos islámicos que amenazan con eliminar uno a uno y de manera  ceremonial y pública a cada aterrorizado rehén.


  ¿Cosas criticables?...Una de las últimas escenas de persecusión en el aeropuerto Mehrabab resulta muy "traida por los pelos",  además de que, según el reportaje que originó el guión no tiene rigurosidad histórica, de todas formas, el incidente puediese tener licencia fílmica tanto y cuanto resume en pocos cuadros el vértigo precipitado y dramático del suceso en cuestión.  Por otra parte la actuación de Ben Affleck que, con su pinta a lo Chuck Norris, semeja mucho al estereotipo de un funcionario de "la Agencia" es un poco "modesta" o digamos, más bien que es opacada por el hecho de estar rodeado de un reparto de primer orden. Pero por otro lado, no se le puede pedir más a quién también funge como director de la cinta ¿No les parece?. 



Frases inolvidables: "¿Pretendes venir a Holywood a hacerte el importante sin hacer realmente nada? -Exacto- Entonces encajarás perfectamente". O la que resume la cinta " Mi historia es lo único que se interpone entre una pistola y sus cabezas". Como epílogo de la historia recordemos que los rehenes de la embajada duraron 444 días apresados, dando al traste con las aspiraciones reeleccionistas de Carter, y solo fueron entregados cuando Ronald Reagan entró a la Casa Blanca, lo que indica que el ayatolá Komeini sabía a quién podía fastidiar, como decimos en Venezuela "el tigre sabe en qué palo se rasca". Pero volviendo al film. A pesar de las aclaraciones históricas, la película no puede dejar de envolvernos en la atmósfera opresiva y policial de una revolución en ciernes con un líder omnipresente en los televisores y en las gigantografías de todas partes a manera de la pesadilla orwelliana de " El Gran Hermano". para finalizar, quisiera citar las palabras del crítico venezolano Alexis Correia: "Argo" tiene la virtud de ser un homenaje a Hollywood, pero no ese grandioso que de vez en cuando se redime con alguna gran película como la de Ben Affleck, sino precisamente el Hoollywood decadente y veces falto de nuevas ideas
obligado a reciclar cosas que alguna vez fueron éxito, con productores y guionistas que van quedando resagados, olvidados y olvidables, no obstante en todo caso, esa decrepitud, es preferible a la monotonía terrorífica de una utopía revolucionaria.
-----------------------------------------------------
Archivando el caso

Trailer de la película: http://www.youtube.com/watch?v=-hRIcftpSHo
Enlace para el Reportaje de los sucesos escrito a raiz de la desclasificación de los archivos:
http://www.wired.com/magazine/2007/04/feat_cia/

Tema musical: "Dream On" (Sigue soñando) de Steven Tyler en 1965 (hace casi 50 años) resume muy bien el espíritu de la cinta.


Agradecimiento a
www.blogdecine.com
www.ivangimenez.com
www.lataguaradelfariseo.com
Alexis Correia, El Nacional. Caracas 10 de enero del 2013


sábado, 12 de enero de 2013

Estado Falcón, Venezuela. Pueblos del Eje vial Falcón-Zulia

Quisiera dar un paneo rápido por algunos caseríos y pueblos del estado Falcón que por lo regular están al margen de los circuitos turísticos del mismo. Son pueblos que subsisten en medio de parajes desérticos pero más que eso, permanecen olvidados por las autoridades centrales sin que llegue a ellos la filtración del oro negro de los petrodólares del Estado. 
Las fotos fueron tomadas por nuestro amigo Le Marcheur del blog: www.bitcoraymemoriasblogetmmoires.blogspot.com 
a quien agradezco la deferencia
Las soledades de un caserío sediento llamado Agua Clara
Sendero sombreado por el bosque xerófito en las cercanías de Tupure
Escuela Básica de Tupure, digamos que una sobreviviente de otros tiempos
Casucha de unos criadores de chivos en las afueras de Tupure
Carretera de ripio antes de llegar a Bariro
Casita de bahareque en Bariro. Al menos ese material aisla del calor
Puede que se trate de la casa más antigua de Casigua
Avenida en Casigua
Rio Seco, la típica aldea de pescadores
Calle de Capatárida.
Puede que ustedes no lo crean, pero en algún momento este pueblo fungió como capital del Estado Falcón ¿Qué tal?
Esquina de Guajiro
Urumaco, calle antigua y soleada del pueblo
Cují de reminiscencias históricas en Borojó
Adyacencias de la plaza de Dabajuro
Sabana de gramíneas semiáridas en las afueras de Dabajuro

domingo, 6 de enero de 2013

La Soledad de la Escritura / Reflexiones acerca del Arte de Escribir



 En 1933 María Zambrano publicó en la revista de Occidente:  “Escribir es defender la soledad en que se está. Es una acción que sólo brota desde un aislamiento efectivo, pero a la vez un aislamiento comunicable, en
que, precisamente por la lejanía de toda cosa concreta, se hace posible el descubrimiento de relaciones inusitadas entre ellas”.Así que "aislamiento efectivo". Esto explica la respuesta de Soriano cuando se le preguntó porqué escribía: “Escribo para compartir la soledad”.




Más adelante agrega María Zambrano algo que conduce a otro nivel del acto de escribir: “El escritor sale de su soledad a comunicar el secreto”. Ahora bien, ¿En qué consiste ese secreto? ¿Y por qué lo comunica en vez de guardarlo celosamente para sí? ¿No será que el secreto es nada menos que la originalidad? El hallazgo de una sola
palabra que transforma un lugar común en un lugar extraordinario; la manera nueva de decir una frase trillada, son franjas del azar, pero asimismo de la educación de ese azar. Es difícil que el azar comparezca cuando no se empieza por abrirle el camino. La inspiración ayuda, pero no mucho. Recordemos que el azar o el secreto de crear, germina mejor en tierras fértiles, esas labradas por el trabajo ingrato de la   escritura, que por paradoja sólo adquiere sentido cuando se hace pública.

Ya lo dijo Hemingway en una carta a Ivan Kashkin: "En lo que nadie puede ayudar al escritor por más que quiera -a excepción de dejarlo en paz- es a escribir