lunes, 26 de enero de 2015

Fuera del Aire / Más que Humor, una profunda reflexión de la Condición-País

Antes de referirme a esta cinta -que por cierto, es el documental más visto en la historia del cine venezolano,
Fotograma de "Tiempos de Dictadura"
superando en su tercera semana a "Tiempos de Dictadura" documental que obstentaba el record- debo poner en contexto a mis lectores. 

En Venezuela ha venido dándose un sistemático cerco a la libertad de expresión, que tuvo el hito más importante cuando en 2007 fue sacada del aire "Radio Caracas Televisión" RCTV
la televisora más antigua del país y no contento con esto fueron confiscados todos sus equipos e instalaciones. Acción que le costó al régimen la pérdida de unas elecciones plebiscitarias y por tanto recurrieron a una maniobra más sutil, y fue usar testaferros para, con el dinero de los propios venezolanos, comprar emisoras que tuviesen una línea editorial contraria al mismo, así ha
Rayma Supriani
pasado con gran cantidad de estaciones y periódicos pero los más representativos son Globovisión y el diario El Universal, los periodistas más combativos y molestos han sido sacados de de las plantillas y el ataque se ha exacerbado contra lo que más teme el régimen: El Humor. Casos emblemáticos, la salida de los caricaturistas Weil y Rayma Supriani de sus respectivos trabajos sin explicación alguna. Por cierto esta última es hija de italianos que vinieron a Venezuela

huyendo de la persecusión musoliniana. Solo quedaba el exitoso programa de media noche de Luis Chatain en Televen, hasta que, por presiones gubernamentales -¿Cabe alguna duda?- fue sacado del aire sin nisiquiera darle chance de hacer el programa de despedida, suceso que
causó revuelo en la opinión pública venezolana y que dejó a todo el equipo de Chatain "en la calle". No obstante, ya lo dijo Patton "No juzgo a nadie por lo alto que sube sino por la altura de su rebote luego de haber caído" y en este caso Chatain tuvo la virtud de asimilar el golpe y transformarlo en una victoria al organizar una gira de espedida por todo el país y no conforme con eso,
documentarla en este excelente trabajo.

El humor de Chatain siempre ha sido ácido, pero el que pretenda que va al cine a reirse, creo que se va a equivocar de sala, pues más que humor, se trata de una reflexión profunda de lo que es la venezolanidad y del país que queremos y que retrata "un período tragicamente féretil" del hecho cultural venezolano, tratado desde el derribo de "la cuarta pared" cinematográfica "cine visto por el cine", donde no se obvia nada.
 
Se agradece mucho más, y de hecho es más inspirador, ver cómo nuestros artistas superan los obstáculos y cómo se levantan luego de  una caída -por cierto literal, como le pasó en Barquisimeto- en lugar de intoxicarnos con el manido discurso del éxito por el éxito y el cacareo que hay detrás del eterno “Sí se puede” que lo que puede lograr es hacernos repetir errores sin aprender de ellos.No obstante y a pesar de lo crudo de la cinta, uno sale de la sala con el obtimismo renovado.
Algunas frases: "No se trata de un proyecto que termina, sino de una condición-país" "Tengo 15 años cansado de estar arrecho, pero voy a tomarme un descanso para
Vanessa Davis
volver a estar arrecho" "Los países no se entregan, por los países se lucha".
En la cinta hay muchos personajes invitados, pero quiero destacar la presencia de Vanessa Davis, connotada periodista pro-gobierno, directora de uno de los más importantes diarios oficialistas, que fue la única voz del lado oficial en pronunciarse contra la salida del programa de Chatain. Cosa importantísima si comprendemos que el país que se quiere  debe ser abierto para que quepan todos los venezolanos sin distingos de idiologías.
En cuanto a las escenas, la más conmovedora es aquella donde aparece el bebé de Chatain y se plantea que el esfuerzo de la ciudadanía es para la obtención de un mejor futuro para las nuevas generaciones y la frase cumbre es aquella con la que cierra el espectáculo: La noticia de hoy es que el programa de Luis Chatain fue sacado del aire, y la de mañana será que millones de venezolanos decidieron por fin, hacer algo.


Trailer: https://www.youtube.com/watch?v=HY_PfsXzwtY
---------
Una de las citas fue extraida de "10 razones para ir a ver "Fuera del Aire" por Willy Mc Key en Prodavinci
--------

Producciones HPN y Los Toñecos en coproducción con Vayaalteatro.com y en colaboración con David & Joseph y Elefante presentan “Fuera del aire, la película”.
Ficha artística:
Luis Chataing


Jean Mary
José Rafael Guzmán
Led Varela
Alex Goncalves
Manuel Silva

Ficha técnica:
Dirigida y editada por: Héctor Palma, Antonio Martin

Productores ejecutivos: Héctor Palma,  Luis Chataing,  Juan Carlos Martin
Producida por: Juan Carlos Martin, Héctor Palma
Jefe de producción: Andrés Eduardo Gómez
Director de fotografía: Daniel Arreaza

Diseño sonido y mezcla: Maxi Gorriti
Música original: Luis Miguel Emmanuelli
Sonido directo: Jorge González
Cámaras: Daniel Arreaza
Richard Rodríguez
Michel Paredes
Omar García
Derwin Colls
Roberto López

Coordinadora producción: Marbeth Ferrer
Equipo de producción: Yokasta Sánchez, Stefany Ponte
Coordinadora postproducción: Indira Martin

viernes, 16 de enero de 2015

El Nacimiento de internet ¿Cómo un acontecimiento tan importante pasó "por debajo de la mesa"?

Para Eduardo J. Arismendi M.
Enero de 1983 fue un enero como cualquier otro, con noticias de primera plana como la erupción del volcán Kilauea,en Hawai, la
sentencia a cadena perpétua de los 25 miembros de las Brigadas Rojas en Italia por el asesinato de Aldo Moro y el arrtesto en Bolivia del criminal nazi Klaus Barbie. También hubo noticias
tecnológicas, por ejemplo el hecho de que desde agosto de 1981 las PC de la IBM se estaban vendiendo como pan caliente y que en ese enero estaba saliendo la primera versión de la planilla de cálculo Lotus, que pronto se transformaría en una herramienta impresindible de la informática personal.
Pero detrás de estas noticias grandes y pequeñas, ocurrió algo sobre lo que no hubo crónica ni titular, pero que
PC / IBM
transformaría nuestra realidad de una forma dramática más allá  de lo que nadie se atrevería a imaginar. El primer día de 1983 nació Internet.
Dicho de forma técnica, ese primero de enero se completó la migración de los protocolos usados en Arpanet, los NPC Neetwork Control Program, a los protocolos de internet, los universalmente usados TPC Transmission Control Protocol IP Internet Protocol. En otras palabras, Arpanet, que es la antecesora de Internet, había mostrado ya sus limitaciones en los primeros años de la década de los 70ta pues la transmisión de datos era solo a ciertas máquinas que llenaran ciertos cánones y solo a un número determinado de servidores (hosts) y por otro lado la máquina receptora no tenía forma de responder y mucho menos replicar a otra, la información recibida (se recibía pero
Vinton Cerf
no se transmitía) Así que se requería una verdadera interconexión, no solo de máquina a máquina unidireccional sino entre redes de computadora y en ambas direcciones. Este trabajo  de hormigita de sustituir  circuitos por "paquetes" autónomos, llevó diez años desde 1973 a 1983 No obstante, es bueno resaltar que Vinton Cerf y Bob Kahn fueron
Bob Robert Kahn
armando el nuevo conjunto de protocolos de 1973 a noviembre de 1977 cuando se hizo el primer experimento conectando tres redes mediante TCP/IP, una en Noruega, otra en Inglaterra y la tercera en Estados Unidos y de allí en adelante, los siguientes seis años, se encargarían de armar esa madeja al resto de los sistemas informáticos, tarea que se completaría ese enero de 1983, de hecho, la palabra internet proviene de ese concepto, el de internetting conectar redes entre si, lo mismo que la frase "red de redes" para referirse a internet.

La falta de cobertura no fue una falla de los periodistas porque por entonces esa migración a otra forma de interconexión era solo un procedimiento académico casi experimental, tan lejos del resto de nosotros como los viajes espaciales y -por qué no decirlo- mucho menos atractivo para ser reseñado en la prensa. Luego de ese histótico 1ro de enero, habría que esperarse unos siete años más (1990) antes de que el público pudiese conectarse a la red de redes, primero en Estados Unidos y poco después en el resto del mundo.
La paradoja fue que, la tecnología que cambiaría el mundo para siempre no fue noticia en ningún titular de ese 1ro de enero.


Ariel Torres, La Nación, Argentina, reproducida en El Nacional, Venezuela el 3 de enero del 2013