viernes, 20 de noviembre de 2015

El violín rojo / Saga de un objeto Lejendario

Permítanme una digresión personal. 
Estaba buscando

material para un cuento acerca de un laúd, ambientado en la Florencia Renacentista, cuando me topé con esta joya, tal y como algunos de sus personajes se toparon con el violín Rojo, por eso no puedo dejar de reseñarla.
Hasta los que no somos avesados en asuntos musicales, estamos familiarizados con nombres de luthiers del renacimiento como

Stradivarius, Guarnerius o Amati, y de ese mundo, que creó cosas tan maravillosas que todavía no han podido ser superadas, es donde parte este film de 1998. 
Para darles una idea de
la trama, sin echarles el cuento. Es un violín fabricado por el maestro cremonés Niccolo Bussotti (todos los personajes son ficcticios, no obstante, retratan muy bien a ciertos protagonistas reales de la Historia) en el cual, al igual que a su hijo, puso todas sus esperanzas, y que, por alguna cisrcustancia mayor,
decide teñir de rojo. Será el ùltimo que construya. De allí en adelante la trama comienza a tener visicitudes, que son profetizadas por una pitoniza, y harán que el instrumento comience a pasar de mano en mano a través de décadas y siglos, de forma tal que la historia se va
llenando de retazos, no solo dramáticos sino también geográficos, de hecho, la película fue rodada en tres continentes y en cinco idiomas, para culminar en una subasta millonaria donde se lleva a cabo un desfalco y
que sirve de plataforma para dar miradas al retrovisor histótico.
De las escenas que me llamaron la atención, está la preparación de un niño huérfano del monasterio, Kaspar, para convertirse en el solista de un concierto, la interpretación de Pope, una suerte de Paganini, que se luce en un solo de violín, el alcance de las investigaciones de Morritz, un perito Luthier y sobre todo, el proceso contra el maestro
Chou Yuan, cuyo único delito es, el haber enseñado la música occidenteal a los jóvenes chinos, y la sorpresa cuando descubrer que la profesora Pei, eminente miembro del Partido, también puede ser llevada a la muerte por algo similar. Escena muy didáctica para entender que aquello de la "Revolución cultural" era un oxímoron que atrasó el progreso de la nación más grande del mundo.


Pero, sin duda, lo mejor de esta película es su música. La banda sonora original se encargó a un compositor "clásico" como es John Corigliano, uno de los más grandes compositores vivos

de Estados Unidos, y que en esta ocasión nos entrega una partitura donde cada época está perfectamente representada por música escrita en su estilo (es de destacar el concierto que toca la orquesta de niños acogidos en el monasterio, que podría haber sido escrito perfectamente por Vivaldi, la música zíngara de la
banda de gitanos, o el virtuosismo romántico de las piezas que interpreta Pope); y a su vez, ello no impide que
en los momentos de mayor tensión o misterio se utilice un lenguaje musical contemporáneo. De esta amalgama de estilos resulta un todo coherente, que ganó merecidamente el Oscar a la mejor banda sonora original de 1999 (única categoría en la que estaba nominada la película) y que asimismo ha dado origen a una
pieza de concierto de más de 17 minutos, la Chacona para violín y orquesta "El violín rojo". Esta Chacona  fue interpretada por el violinista Joshua Bell quien, entre otras apariciones en pantalla, "dobla" al actor que interpreta a Pope en la secuencia del concierto en el auditorio
Sheldonian de Oxford. Tanto la Chacona de concierto como la música de la película se basan en el llamado "Tema de Anna", el que ella cantaba para el futuro niño que no llegó a
conocer. Es bueno hacer notar, que el único momento donde no hay banda sonora, está referido a lo sucedido en la China Popular de la represión "cultural", el mensaje es patético.
................................
Trailer oficial https://www.youtube.com/watch?v=YBZ3lgaFy4w
Ficha técnica
Título original:
Le Violon rouge (The Red Violin)
Año:
1998
Duración:
130 min.
País:
 Canadá
Director:
François Girard
Guión:
Don McKellar & François Girard
Música:
John Corigliano
Fotografía:
Alain Dostie
Reparto:
Samuel L. Jackson, Greta Scacchi, Jason Flemyng, Colm Feore, Carlo Cecchi, Irene Grazioli, Jean-Luc Bideau, Sylvia Chang
Agradecinientos:
www.filomusica.com 
www.elblogdeyes.blogspot.com