martes, 26 de abril de 2016

Consejo para escritores / El Tridecálogo de Milagros Socorro

Los Decálogos suelen ser material muy recurrido en  escritores exitosos (para no tener  que repetir el mismo concepto en cada entrevista) así tenemos en español  y de primero a Quiroga, Onnetti, Vargas Llosa, Borges, Bolaño, Cercas, Jaramillo Agudelo (quién hace un análisis
comparado de los decálogos más famosos) José Balzaº y el  más reciente y cercano a nosotros Gamero Contín en su manual Faec 2011. Pero esta vez, traigo una  recopilación de tics surgidos al calor de las discusiones de
los talleres de escritura impartidos por Milagros Socorro
"La princesa de Machiques" según palabras de su colega, el periodista Cándido Pérez,si bien, la citada comarca zuliana no es un principado, ella sí es una escritora probada.
Advierto que sus clases son una experiencia demoledora donde todos salimos aturdidos pues se trata de una destripadora de cuentos, en realidad  "desguaza" los escritos, pero a pesar de eso, sus clases son viscerales porque en ello, como en su escritura,  se le va un trozo de vida.
¿Aprendí a escribir con sus clases? Me temo que no,
aunque puedo asegurar que si no aprendí a escribir si aprendí a tachar ¡Mis cuentos eran páginas rojas de tanta tachadura! cuartillas enteras removidas. 
Al caso, si alguna vez se interesan en lo que una escritora dice del oficio, aquí les dejo este tridecálogo.
---------------
1-La forma ideal de comenzar a narrar es con una acción, los antecedentes pueden quedar para después.
2- Debes reconocerte muy bien porque tus personajes, con sus vicios y manías, emergerán de tus propias entrañas.
3- La ficción no es mentira sino lo contrario de lo falso.
4- Recuerda que el lector no acude a la literatura a enterarse sino a tener una experiencia, si no lo logras no has cumplido el objetivo.
5- Eres apto para la escritura si tienes una capacidad  cuasi-ilimitada para la frustración en el ámbito literario. El narrador nace pero su entrenamiento es brutal.
6- La literatura es lo contrario de pensar, escribo, luego pienso.
7- En literatura no existe la sinonimia, siempre hay una palabra precisa. 
8-A diferencia de la novela, en el cuento no está permitido "coger hamaca" (dormir).
9- Si puedes decir algo con dos palabras, no lo digas con tres; recuerda que en literatura, a diferencia de las matemáticas, menos suele ser más.
10- Si se te ocurrió, escríbelo, porque la memoria es un perfume sin tapa.
11- Si eres escritor eres un mago y debes evitar que tu lector salga del sueño hipnótico.
12- El adjetivo es al texto, lo que la grasa es al cuerpo. Si puedes obviarlo, mejor.
13- El resumen es lo que el narrador nos cuenta "el contexto". La escena en cambio, es lo que el lector ve, la vivencia del que lee.
14-  Si te sientes cómodo con algo, es mejor que lo lleves a escena, lo demás puede quedar como resumen.
15- Los escritores somos dioses crueles, vivimos de poner en aprietos a nuestros personajes.
16- Las coincidencias que ponen en aprietos a los personajes son geniales, pero las que los sacan de los problemas son tramposas.
17- La narrativa químicamente pura no existe, desconfía de la cacareada objetividad.
18- Escribir es una magia, en el momento que sientas que
escribes por cumplir con un trabajo, es porque se acabó la magia.
19- Tu deber con todo lo atinente a tu obra es ser perfeccionista. Nunca serás perfecto, pero estarás en el camino correcto.
20- Detrás de cada historia hay siempre otra, mientras más rápido emerja la segunda, mejor.
21-No importa cuántas verdades digas, si no tienen verosimilitud no son verdad.
22- Tu honestidad como escritor está en avisar a lo largo del relato como es que va a terminar. El arte está en en hacerlo de tal forma que el lector deje de tomarlos en cuenta y sea agarrado por sorpresa.
23- Las regulaciones sociales son necesarias para normalizar la vida, pero la mejor literatura es la que va a contracorriente de ellas. La que hace que pulsees codo a codo con tus inhibiciones.
24- Si fastidias a tus familiares y amigos con un tema recurrente, entonces, de ese tema es que tienes que escribir.
25- Escribe como si jugaras, y reescribe como si trabajaras.
26- El  relato es como aquellos trajes de novia de las culturas ancestrales, que deben tener, algo viejo, algo nuevo, algo prestado y algo coleccionado en el tiempo.
27- Tu tono como narrador debe ser sobrio, los excesos déjaselos a tus personajes.  
28- No creas que una historia es buena porque está bien escrita ¡No! La historia debe ser interesante, tanto y en cuanto altera la normalidad. Recuerda que un caldo de agua es caldo de agua aunque la escudilla sea de plata.
29- La realidad está gritándole a la gente, pero solo los escritores la oyen.
30- Toda escritura es autobiográfica, si eso no te pasó entonces lo has querido vivir.
31- Échale tijera a todo lo que sea obvio, repetido, no vaya al caso o conspire contra la tensión del drama.
32- Narrar es seleccionar, así que lo que no abone a tu relato, elimínalo.
33- Dale reposo a lo que escribas. Porque si bien, luego de un tiempo el escrito será igual, tú en cambio, no serás el mismo.
34- Si el primer párrafo debe atrapar al lector, el último será el que quedará en su memoria, por ello ese párrafo debe ser contundente.

------
Otro artículo de la autora en este blog: http://tigrero-literario.blogspot.com/2008/10/qu-sera-del-idioma-castellano-sin.html
ªOtro Decálogo, el de José balza http://tigrero-literario.blogspot.com/2017/01/el-cuento-en-doce-preceptos-jose-balza.html