domingo, 9 de octubre de 2016

España en el Festival Eurovisión 1968


Debemos aclarar que el Festival Eurovisión nace en 1957 como una reacción natural al inmenso éxito que desde 1951 había logrado el Festival de San Remo, concurso italiano de cantantes que causaba furor en Europa y en el mundo y no pudo ser opacado ni siquiera por la invasión británica que implicó el fenómeno Beatle y  esa atronadora fascinación rock  de los años 60.  Eurovisión, con las mismas cualidades de un San Remo pero en varios idiomas y a nivel continental, tuvo junto a San Remo, su máximo éxito en esa década que a nivel musical ha pasado a la historia como la década prodigiosa. Aunque debemos
reconocer que la guerra fría no estaba tan fría en el caso de una justa musical internacional, y eso entorpeció mucho el evento, no obstante dio a conocer a grupos como Abba, ganador en 1974 con Waterloo y a los españoles Raphael y Julio Iglesias que, aunque no ganaron, se dieron a conocer al mundo. Pero en esta nota nos interesa hablar de
la irrupción de España en el certamen con todas las de la ley, para ello debemos hablar del los "padres de la criatura" por decirlo de alguna manera. Se trata de Ramón Arcusa y Manuel de la Calva  con el batinombre de "El dúo dinámico". Recordemos que para ese momento España, a pesar de que fue testigo de uno de los conciertos de los Beatles, en realidad estaba sumida bajo la censura y la imposición oficial del "folkore nacional" que había hecho que los
jóvenes le dieran la espalda a la música tradicional española, como un acto de rebeldía y es precisamente este par de chicos los que abren una brecha en esa indiferencia con una música autóctona pero a la vez contemporánea surgida del gusto popular por la nueva onda internacional, el pop. Canciones como Esos ojitos negros, Perdóname (te perdí), El final del verano
 y otras, hicieron comprender a los grupos y compositores españoles que era posible salir del marasmo y competir de tú a tú con los grandes, sobre todo contra la mismísima potencia musical del momento, Gran Bretaña. Y precisamente, el mayor aporte de estos chicos fue escribir la canción debutante por España en Eurovisión 1968, una sencilla onomatopeya La la la interpretada por Massiel.  (María de los Angeles Santamaría) estrofas de filosofía vital en tono menor con un cambio al coro en tono mayor y alegre que se puede cantar en cualquier idioma, contraste determinante. Las condiciones eran en contra, en primer lugar la justa tenía como sede nada más y nada menos que Londres, la cuna de la invasión musical más agresiva de la historia de la civilización occidental y en plena era Beatle. 
Pero, como decimos en Venezuela, España estuvo dispuesta a ladrarle al mounstro en su propia cueva,  de hecho, uno de los finalistas era Cliff Richard, cantante británico que sin estar en la onda del rock, tenía méritos propios a nivel internacional desde finales de los años 50 y que esta vez se presentaba ante su público con el hit Congratulations, pero nada de eso pudo impedir que Massiel se alzara con el galardón.
En las fotos vemos cómo el propio Cliff Richard y los compositores de la canción, alzan en vilo a Massiel. De esa forma España entraba a la historia musical de esa década y

junto a ella una cosntelación de grupos y cantantes que tenían rato trabajando fuerte como La Fórmula Quinta, los Payos, Luis Eduardo Aute, Nino Bravo, Los Canarios, Los Pekenikes, Miguel Ríos, Mocedades, Víctor Manuel, Los diablos, los Pop tops, Los Bravos y el gran Joan Manuel Serrat.

Recomiendo ver el extracto que hizo un seriado acerca de lo que se vivió en España en esos momentos
https://www.youtube.com/watch?v=Wlqf16yXYpM
Sería bueno que también escucharan la canción
interpretada por Cliff Richard que quedó como primera finalista
https://www.youtube.com/watch?v=23ZG6HJVKuQ



Para escuchar a la interpretación de Massiel sin edición
https://www.youtube.com/watch?v=P9fbuZeRhHQ
------------
Fuente: Jordi Sierra i Fabra "Historia de la música rock"

------------