martes, 2 de abril de 2019

El Revisionismo histórico de AMLO versus el realismo actual de Vargas Llosa


La carta del presidente de México, López Obrador, era el elefante atrapado en todo el centro de la cristalería, al que nadie quería ni
siquiera mirar mucho menos nombrar. Había sido publicada un día anterior (martes 26 de marzo 2019) de que se inaugurara el VIII Congreso Internacional de la Lengua Española. En ella, el Presidente mexicano exigía a España que se disculpara por los daños que la conquista produjo en los indios
mexicanos. De hecho Mauricio Macri, el anfitrión (el evento fue en la ciudad argentina de Córdova) omitió cualquier comentario en su presentación, el presidente del instituto
Cervantes, hizo igual, el presidente de la Real Academia de la Lengua e incluso el Rey de España decidieron también no tocar tan sensible tema, pero el discurso más importante era el del Nobel de literatura Vargas Llosa y este decidió tomar al

toro por los cuernos.
Resumiendo sus palabras, el escritor plantea que tratar de corregir con palabras lo que pasó hace quinientos años, sin haber corregido lo que están viviendo los indios mexicanos y latinos en la actualidad
es hablar de más, si tomamos los índices de marginalidad, explotación, ataque a los derechos humanos y hasta genocidios de las etnias en plena vigencia de los doscientos
años de republicanismo latinoamaricano, es  tratar de esquivar la responsabilidad cuando más bien hay que encararla y enfrentarla. Oigámoslo:



Fuente: Enrique Planas, El Comercio, Lima, 27 de marzo 2019