sábado, 7 de noviembre de 2009

Cristianismo en La China Roja / El Enigma de un Fenómeno / Fausto Masó


Los medios occidentales suele reducir el tema religioso a discusiones en cuanto al celibato en el caso de los católicos y al matrimonio monogámico en el resto. Pero pasan por alto que el Cristianismo, es más que eso, se trata de una fuerza vital que impacta a las sociedades y que crece velozmente en...¡La China!..Si, La República Popular China. En efecto, a pesar de que no se predica de forma abierta y de que el ateísmo es materia obligada a todos los niveles del sistema educativo chino.
Para los que estamos acostumbrados a una cultura occidental judeo-cristiana, se nos hace difícil comprender las presiones a que estos cristianos están sometidos de manera constante. Es bueno acotar que, a pesar de que son una minoría en ese gigantesco país, y de que debido a cierto “anonimato intencional” los datos oficiales no suelen ser del todo completos, se estima que el 2.7 % de la población es cristiana, estamos hablando de el número de habitantes de Venezuela más Trinidad y Tobago juntas, aunque de forma extraoficial se cree que la cantidad puede llegar abarcar algo así como la población de Colombia y Venezuela juntas o más, aun así, sigue siendo una minoría, pero con el detalle de tener una tasa de crecimiento superior a cualquier otro grupo religioso.
La “Revolución Cultural” no pudo detener la proliferación cristiana, sino, por el contrario, dio pie al inicio de la llamada “Iglesia Subterránea” una iglesia clandestina que se reune en los hogares y que constituye un universo en rápida expansión del cual, la iglesia legal, abrumada con controles de todo tipo pero que cada vez tienen más feligreses, representa sólo la punta visible del iceber .No obstante, la pregunta es: ¿Si todas las confesiones están sujetas a las mismas condiciones antagónicas por parte del sistema ¿Cuál es la causa del crecimiento acelerado del cristianismo en forma especial?
No se puede explicar, pero se especula que la irrupción del Libre Mercado al sistema económico chino puede tener mucho que ver, debido a que el grueso de estos conversos provienen de grupos urbanos más cosmopolitas, la mayoría jóvenes y muchos universitarios. No obstante, sea como fuere, de seguir esta tendencia, no debe asombrarnos que a mediano plazo, los que se dediquen a hacer proselitismo cristiano (misiones) en los países musulmanes, sean precisamente los cristianos chinos.
Fausto Masó, El Nacional, Caracas, 30 de abril del 2005
Las dos fotografías centrales que abren y cierran este artículo, son de los miembros de la iglesia chino-venezolana "Gracia de Dios" listos a participar en la actividad de clausura de la "Marcha para Jesús" de Caracas, el 12 de octubre del 2009

www.entrecristianos.com
o.com