miércoles, 25 de diciembre de 2019

Aires de Navidad...o cómo se celebra en el Caribe

La navidad es una época de recogimiento y alegría, donde la música que más se oye son los villancicos clásicos y
Cuatro puertorriqueño
melancólicos. Pero en la Cuenca del Caribe la cosa es muy distinta. Un buen ejemplo es el aguinaldo boricua, que a su vez fue fusionado en ese género avasallante que es la salsa.


Acá les traigo a la orquesta de Willie Colón (primer trombón y coro) José Mangual junior (coro, maracas y cencerro) con Héctor Lavoe como cantante y la estrella Yomo Toro en el cuatro puertoriqueño, en un concierto en Nueva York a comienzo de los años 70 del siglo XX. En una ejecución

bullanguera, bailable y muy pegajosa.

Vale acotar que esta orquesta formó parte de Fania all stars que fue la responsable de marcar la pauta con el género salsero en el mundo. 

Así que sin más ¿Qué mejor regalo de navidad que la alegría de esta interpretación?
The Fania all stars
Para más acerca del cuatro puertorriqueño recomiendo esta entrada
 http://tigrero-literario.blogspot.com/2011/12/para-michael-castro-colega-bloguero.html

lunes, 16 de diciembre de 2019

Happy Xmas y su verdadero mensaje



Un villancico que ha entrado por derecho propio a formar parte de los grandes clásicos navideños universales.

Compuesto por John Lennon y lanzado en 1971...Si me permiten especular, creo que Lennon se inspiró en los sucesos acaecidos en la tregua de navidad de 1914, que casi da al traste con la llamada  "Gran Guerra". Aunque, en realidad, la canción va dirigida contra otra guerra...La de Vietnán.


La letra de la canción es realmente básica, yo diría hasta "tradicional", con frases como " Llegó la navidad"
"Felicidades para todos, sean blancos negros o amarillos", "que tengan una feliz navidad y un próspero año nuevo" ¡en fin!... frases trilladas, pero con una pregunta desafiante: ¿Qué has hecho tú? El caso es que hasta allí parece una tarjeta de navidad, pero el coro (que es el mismo arreglo musical) que subyace como un mensaje subliminal en todo el hilo de la canción va diciendo Ward is over, if you want it, Ward is over...Now ¡ (La guerra ha terminado, si tú lo quieres, la guerra ha terminado ¡Ahora!)


La guerra de Vietnán terminó cuatro años después, pero la vigencia de esta canción, para bien y para mal, es nueva cada navidad

domingo, 8 de diciembre de 2019

Fue difícil que le llegaran las palabras. Pero las pocas que le llegaron fueron un éxito rotundo

Words... Don't come easy es una de esas joyas solitarias de los años 80. Letra y música de F.R. David (1947) originario de Tunez, Africa del Norte, cuyo verdadero nombre es Eli Robert Fitoussi con una trayectoria poco conocida pues él mismo todavía es un personaje medio anónimo, aunque trabajó mucho como guitarrista de grupos de rock griegos y franceses. Pero sale a flote
cuando, en 1982, este tema se monta en el primer lugar de las carteleras mundiales.

A pesar de tener influencia de la tecno-disco de ese entonces, el tema es suave, fácil de tararear y la letra es reveladora de lo que todos (y los artistas no escapan a eso) hemos pasado en algún momento...Queremos expresar algo y no damos con la palabra adecuada.

El tema cayó como una bomba en el mundo musical, porque  no se sabía de dónde había salido. Incluso, por su voz tan fina y el tema tan enigmático, muchos locutores de radio llegaron a presentarlo como "la señora F.R. David" 

La pieza permaneció en las listas de éxitos hasta más allá de la mitad de 1983, logrando vender la bicoca de ocho millones de discos.

Puede que se le catalogue de "cantante de un solo éxito" o se denigre de él como de " artista de trayectoria efímera". No obstante, se debe reconocer que luego de oír esta gema tan valiosa y depurada, no nos queda más que agradecerle y convenir en que valió la pena todo el esfuerzo aunque tan solo nos hubiese legado su Words