Entradas

México, mi encanto / Rita Montaner

Imagen
  Para Carmen Pereira de Salas y Luiper Salas Por lo regular solemos asociar la migración con su parte más triste, el hecho de tener que salir de la tierra por razones ajenas a nuestra voluntad. Pero esta desición puede originar buenos frutos, de ahí que hoy les traiga una canción que habla de eso. La canción pertenece a Dámaso Pérez Prado  ( 1916  −  1989 )  el cubano que popularizó el mambo. Pero en esta pieza escribe una profecía de autocumplimiento pues, no solo se quedó en México, sino que también se nacionalizó. Acá se las traigo interpretada por la pianista, cantante y actriz  Rita Montaner  (1900  −  1958   )  llamada  "La Única" debido a ser la primera artista cubana de carácter internacional y con una carrera que comenzó muy joven y que abarcó la radio, el cine y la televisión.  La oiremos cantando en la película México, mi encanto de 1950 y acompa ñ ada por la orquesta del propio Pérez Prado Para más acerca de la carrera de Rita Montaner

Eternamente "Yolanda" y el drama del desengaño

Imagen
  Antes del tema musical y la necesaria discusión, permítanme presentarles a Simone Bittencourt de Oliveira , sencillamente Simone , una cantante brasile ña de una larga trayectoria, igual que ella misma  — 1.80 m de altura —  que se graduó de educación física y que estaba destinada a ser parte de la selección   femenina  de baloncesto del Brasil, si no fuera porque su antigua profesora de música la puso a audicionar y... lo demás es historia. Quiero que la oigan cantando con Pablo Milanés  (1942−2022 )  Y aquí debo hacer una reflexión: muchos han enfundado sus artillerías contra Milanés en vista de que fue una de las manos  — la otra se llama Silvio Rodriguez —  que le lavaba la cara a un régimen esclavizante que aún hoy en día, aplasta toda disidencia con sangre y no le perdonan que se halla revelado contra ella tan tarde. Si bien, no les voy a quitar la razón, no obstante, me parece injusta esta apreciación ya que no toma en cuenta las circustancias que "vivía" el canto

¿Será este el culpable de la probreza de América Latina?

Imagen
  He aquí, la simbología más recurrida a la hora de representar a los Estados Unidos de América. A mí, por ejemplo, siempre la he relacionado con la cara de Abrahán Lincoln quien, por cierto, no era un dechado de hermosura, pero en realidad está basada en la persona  de un poroveedor de alimentos para el Ejército, que era conocido como el " Tío" Sam Willson  ( 1766  − 1854   ).  Estamos hablando de los tiempos en que los Estados Unidos se encontraba en guerra contra Inglaterra,  1812,  para ser más exactos. El caso es que, como los comestibles venían en unos barriles Tío Sam Wilson con las iniciales  U.S.  entonces, los soldados, en tono de burla, las llamaban, las cajas del Uncle Sam y de ahí surgió ese nombre que, luego, en la Gran Guerra, o Primera Guerra Mundial se haría más famoso cuando el ilustrador  James Montgomery Flagg  lo tomó para el afiche de reclutamiento que fue muy difundido en esa guerra y en la siguiente y que todos conocemos ahora. Todo esto viene a cu

El viaje de los tres amigos / Jesse, Shurastey y Dodongo

Imagen
 Jesse Koss , vivía en Camboriú, una bella ciudad balneario del estado de Santa Catarina en el sur de Brasil, y con apenas veinticuatro años  de edad, estaba estudiando para ser profesor de educación física y trabajando como gerente en una importante tienda de ropa, pero le pareció que esa no era la vida que él quería llevar, así que decidió correr el riesgo de vivirla a su manera.   Es así como, en el 2017, renuncia a su trabajo y con los diez mil reales que recibió (2.800 dólares al cambio en ese momento) habilita su volksvagen escarabajo 1978, que en Brasil se conocen como "fusca", con todos los aparejos necesarios para instalar una carpa de campaña en su techo y así emprender el viaje de su vida.  Pero no lo haría solo, estaría bien acompa ñ ado, se trataba de Shurastey , un enorme cobrador dorado , cuyo nombre, ya en sí, revela los conflictos existenciales asaltaban a Jesse, pues el nombre está formado por la primera parte de la frase inglesa:  Should I stay or should I

La bandola llanera / Desde el Al Ándalus hasta el llano legendario

Imagen
Comencemos por el apellido: "llanera", es así para diferenciarla de otras bandolas utilizadas en Venezuela, como la oriental y la guayanesa. Pero nos interesa esta, pues, el hecho de que ese ecosistema de sabanas conocido como "Los  llanos" abarquen cuatro departamentos  — la quinta parte de Colombia —  y seis estados  —la tercera parte de Venezuela —  la hacen la más extendida. Los instrumentos típicos llaneros son el arpa, cuatro y maracas, pero la dificultad de trasladar un arpa en una montura aperejada con un apero especial solo para ella, o el hecho de embarcarla en una curiara, hizo que la opción de la bandola compitiera con el arpa. Eso fue así hasta que los vehículos, las carreteras y los puentes, facilitaron el transporte y de nuevo el arpa volvió a ser "La reina del joropo". Pero, en tiempos recientes, varios luthiers y, sobre todo músicos, se dedicaron a rescatar a la bandola del olvido que la había dejado casi al borde de la desaparición, entr

Adiós al piano de fuego

Imagen
  Estamos hablando de la última leyenda del rock am roll que todavía esperaba pasar a la inmortalidad definitiva. Nos referimos a  Jerry Lee Lewis   (1935− 2022) Se trata de uno de los más excéntricos de los intérpretes de ese género, y hay que ver lo que eso significa, cuando se trata de una estrella del rock. Puede que alguien diga que las  congregaciones cristianas lo vetaron cuando montó en rock am roll y aceleró el tempo del himno My God Is Real   (  2  )  que, por cierto, de ahí en adelante no hubo más interpretación de ese clásico, que no fuese la que él había hecho, pero una afirmación tan peregrina como esa no tiene asidero en la realidad. La verdad es que él salió de la iglesia por sus propios pasos, hacia el paraiso mundanal del rock am roll con todo lo que ello implicaba. Su vida familiar disipada, el consumo de alcohol, anfetamina y tabaco lo llevaron al extremo de prenderle fuego a un piano de cola en plena función, tal como en su momento lo hiciese Jimmy Hendrix co