miércoles, 1 de septiembre de 2010

"Hermano" / El Antes y el Después del Cine Venezolano

El cine venezolano es una "rara avis" en el concierto cinematográfico mundial, nada menos se puede esperar de un cine donde el grueso de sus expectadores naturales
denigra del mismo pues, apartanto unos pocos títulos de antología, la mayoría de sus producciones lo que hacen es retratar los vicios de la sociedad donde se desenvuelve "el malandraje" expuesto con un lenguaje coloquial que no se ahorra ningún tipo de crudeza, vulgarismo ni vulgaridad - no es redundancia-. No obstante hoy les quiero hablar de una película, que a pesar de que
no es una excepción a la regla en cuanto al "malandraje" y a las vulgaridades, si puedo asegurar que será referencia obligada en el historial del cine en Venezuela. Se trata de la ópera prima del cineasta Marcel Rasquín, "Hermano" título muy breve que esconde grandes cosas.
El film salta a la fama al participar sin muchas pretensiones, en el Festival de Cine de Moscú 2010, junto a más de trescientas películas de todo el mundo. El Festival estipula tres premiaciones con una ganadora y tres finalistas en cada una ¿Qué pasó esta vez? Que "Hermano" se llevó el primer lugar del Premio del Festival, propiamente dicho, el de la Crítica Especializada y el del Público.









Nunca antes una película venezolana había causado un impacto tan marcado sobre los medios de difusón del país. Su éxito ha sido tan resonante que algunos críticos la consideran como un equivalente venezolano de "Slumdog Millionaire" en referencia al film indio que
ganó el oscar a la mejor película extranjera del 2009.




Se trata de dos hermanos de crianza Julio y Daniel "El Gato" que vislumbran el chance de llegar a la liga del Caracas Football Club, el caso es que viven en una zona marginal nada más y nada menos que de Caracas, la cuarta ciudad con los índices de violencia más altos del Mundo
(sociedadytecnología.net 2010) en donde lo que debiera ser "normal" se convierte en excepcional. La trama se entreteje en una rivalidad en paralelo que complementa y repele a los dos personajes, que a pesar de estar presionados por el mismo medio, no obstante
tienen visiones de la vida contrapuestas.
Esta historia es atípica en muchos sentidos, por ejemplo el fútbol, deporte tomado a menos en un país eminentemente beisbolero. Cuando se le preguntó a Rasquín ¿Por qué el fútbol y no el beisbol? respondió que eso era parte del Realismo

Mágico Latinoamericano, donde las cosas menos probables pasan "Si una película como esta hubiese sido rodada en Brazil ¡Nada de extraordinario tendría!"
Desde la primera escena, el espectador es atrapado en la trama, esa escena por cierto no difiere del antiguo teatro griego por aquello del
niño abandonado a lo "El Derecho de Nacer" y cosas lacrimógeneas por el estilo, pero de inmediato sale al paso el humor venezolano "Bueno mamá, lo volvemos a dejar en el basurero"
A pesar de que ninguno de los actores son conocidos, y casi
todos actúan por primera vez, sus actuaciones son verosímeles al ciento por uno, con una espontaneidad tan pasmosa que el espectador parece estar en presencia de un reality show, esto vale también para los diálogos vulgares, pero con todo, no son insertados por capricho sino que son parte importante del asunto.
Desde las primeras escenas se mantiene un ritmo avasallante que no abandona a la obra en ningún momento, y los puntos de inflexión o de conflicto se suceden uno detrás de otro sin pausa para converger en un desenlace inesperado, como debe ser. Es bueno resaltar esto del desenlace pues llega un momento en que el espectador cree que puede predecir el final, pero el director nos sale al paso con un final inesperado pero apoteósico en el estadiun Brígido Iriarte - el más grande de Caracas- con un juego del Caracas F.C. que nos remite de inmediato a rememorar
a La Vinotinto, nombre familiar con que el venezolano denomina a su selección nacional de fútbol.





Es difícil hablar de escenas memorables en un film en el que ninguno de los cuadros está de relleno, de todos modos podemos hablar del encuentro a tres goles entre dos únicos jugadores que se desarrolla en medio de las ruinas de una construcción baldía, juego que en Venezuela se conoce como "caimanera", el caso es que en ese duelo se resume todo el esfuerzo que hace Daniel para
salvar a su hermano de un destino que le depara una muerte prematura e inexorable "en esta cancha lo que está en juego es la vida".





Entre las frases que lo resumen todo tenemos la que el entrenador le dirige a un equipo desmoralizado luego de un primer tiempo de reveses: "La vida siempre nos va a caer a goles, por eso cada vez que se levanten deben tener la convicción de que el marcador está cero a cero...¡Cero a cero! "



En lo personal debo confesar que salí de la sala de cine en un estado de conmoción difícil de describir. Ningún expectador puede ser indiferente a esta historia. Sin duda, ésta película está destinada a marcar un "Antes" y un "Después" en el cine venezolano.




Les recomiendo uno de los temas musicales de la película








Para ver los cortes del film:




http://www.youtube.com/watch?v=l70NM4Uk3rU&NR=1
Fotos: Efrén Hernández. "En una Grada Nacional"
Ficha técnica:
Película: Hermano. Dirección: Marcel Rasquin. País: Venezuela. Año: 2010. Duración: 97 min. Género: Drama. Interpretación: Fernando Moreno (Daniel), Eliú Armas (Julio), Alí Rondón (Max), Marcela Cirón (Graciela), Gonzalo Cubero (Roberto). Guion: Rohan Jones y Marcel Rasquin. Producción: Marcel Rasquin y Enrique Aular. Música: Rigel Mitxelena. Fotografía: Enrique Aular. Montaje: Carolina Aular y Juan C. Melian. Dirección artística: Maya Olde. Distribuidora: Wanda Visión. Estreno en Venezuela: 2 Julio 2010. Estreno en España: 24 Junio 2011. No recomendada para menores de 12 años.
















Película a beneficio del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia