martes, 31 de julio de 2012

Mi Semana con Marilyn / El Sueño encantado de un Adolescente deslumbrado



¡Qué difícil es abordar una biografía en el cine! Por eso cuando una de ellas es llevada a la pantalla grande con ese
cuidado especial de hacernos presentir que hemos atisbado realmente a la vida del biografiado a través de la lente de los 35 milímetros (perdonen el anacronismo) entonces ese trabajo vale lo que pesan cada una de las cámaras usadas en oro puro.
 ---------




 Película basada en el libro de memorias del escritor y cineasta británico especialista en arte, Colin Clark
(1932-2002) Debo detenerme en este personaje para poder captar mejor la trama. Colin fue hijo de uno de los más famosos historiadores de Arte del Reino Unido, incluso de título nobiliario, sir Kenneth Clark y hermano menor del historiador militar Alan Clark, graduado en la universidad de Eton y de una cultura
victoriana hasta los tuétanos, digamos que se trataba en realidad de lo que llamaríamos "Un niño bien" y que, acabado de salir de pregrado, en vez de labrarse una carrera como profesor de una venerable institución, le pareció más interesante entrar en el mundo del cine de farándula -que antecedería a una exitosa y dilatada carrera como documentalista de temas de arte- cosa que no le fue
muy fácil al principio, pero su insistencia y tesón pudieron más que los obtáculos e incluso burlas de su entorno familiar y social. Insisto en que es importante esta aclaratoria pues es a través de los ojos de este jovencito°con que se ve la historia que ubica el tiempo en que la diva de
Hollywood estuvo en Londres para rodar "El Príncipe y la Corista" (1957) bajo la tutela y al lado del decano de los actores británicos sir Laurence Oliver°° . El caso es que el empeño y el voluntarismo de este "mandadero" de Larry -como le decían
a Oliver- se vió premiado cuando le asignaron ser, nada más y nada menos que el guía de la rutilante rubia y eventualmente el puente entre ella y Laurence ¡Sencillamente el Cielo para este joven enamorado de la diva! Pero acaso ¿Había alguien que no lo estuviera? porque era inevitable que por donde ella pasara no dejara una estela de suspiros masculinos. Pero por otra parte, a pesar de lo obnubilado
que estaba, cosa que no le permitía calcular el gran riesgo que corría, pudo también ser testigo excepcional del otro lado de la moneda, de su impuntualidad, inseguridades, inconsistencias, temores, farmacodependencia, alcoholismo, traiciones que ella veía por todas partes, en especial de su esposo, el escritor Arthur Miller de quien creía tener la prueba física de que no le daba ningún valor que no fuese más allá de su privilegiado físico, aunado a la intimidación que le producía tener que pasar horas en el plató al lado de un perfeccionista irredento como Oliver y a la sombra de una leyenda viva como Vivien Leigh -la
inolvidable Scarlet O'Hara de "Lo que el Viento se llevó"- todo esto desafiaba a
una Marilyn que sueña con ser respetada por su trabajo y no por sus encantos físicos pero que tampoco pone mucho empeño es esto último, dejando la fuerza de su interpretación a la gracia natural de su desenvoltura. Toda esta situación está captada desde los más ínfimos detalles, y nos dice

mucho de lo que sería su futuro a corto y mediano plazo hasta su trágico deceso.
Mención aparte se merece la soberbia interpretación de Michelle Williams. Reconozcamos que era casi imposble revivir a este ícono
que una vez se le llamó "el ángel del Sexo", de hecho ya antes este personaje había sido abordado por otras actrices pero nunca como lo ha hecho la Williams, por supuesto, los que reparen en el cuerpo tienen
como objetar, sobre todo en el torneado de sus piernas, por ejemplo, de hecho, en la escena en que
aparece desnuda y de espaldas ya se sabe que se trata de una
doble, pero eso no es lo más importante, sino cómo la
actriz se sumerje en el personaje a todo sus niveles y logra
captar el duende de la diva. No es
arreiesgado decir aquí -lo
digo a título personal para que todo los denuestos caigan sobre mí nada más- de que a lo
que a Marilyn le faltaba como actriz, Michelle Williams lo tiene de sobra. Me gustó mucho también la interpretación que hiciera Judi Dench de la veterana actriz Dame Sybil Thorndike y sobre todo cómo ella se convierte en una verdadera Hada madrina de la Monroe cuando se le objeta su descuido en el estudio de los parlamentos.
La fotografía, el vestuario, la música -atención con el tema "Hojas de Otoño" Autumm
leaves
en la voz de Nat' King Cole- Todo en el film está donde y como debe estar. Muy buena la
escena en que Colin lleva a Marilyn a visitar la academia Eton y cómo los estudiantes se quedan boquiabiertos. Anecdótica la despedida a  Colin en la posada donde el posadero se había burlado una vez de él diciéndole que lamentaba que tuviese que
compartir la buardilla con Grace Kelly, pero sobre todo esa escena donde Oliver y él se sientan ante el proyector a ver a Marilyn bailando en el rodaje que de ella hicieran.
¿Qué es verdad y qué es falso? Me temo que nuca lo sabremos, creo que sería mejor preguntar ¿Qué es fantasía
de adolescente y qué es dato histórico? De todos modos recordemos que además de cineasta Colin era un escritor, y el escritor tiene la magia de fabricar realidades maravillosas y
decirnosla de forma tal que a nuestros ojos, llegan a sustituir a la propia realidad
--------
Enlace para el trailer promocional: http://www.youtube.com/watch?v=M_hn7i7CMbo


Actuaciones:
ºEddie Redmayne como Collin Clark
ººKenneth Branagh como sir Laurence Oliver
Judi Dench como Dame Sybil Thorndike
Dougray Scott como Arthur Miller
y Julia Ormond como vivien Leigh
Director: Simon Curtis 
-------------
Dos menciones a los premios de la Academia: Mejor Actriz y Mejor Actor de Reparto


Agradecimiento a  Jesús Pérez Rojas, Claqueta 7 diario 2001 Caracas 11 de marzo del 2012 claquetasiete@yahoo.com
-----
Entrada recomendada a otro blog: http://historias-
troyanas.blogspot.com/2012/04/mi-semana-con-marilyn.html

martes, 10 de julio de 2012

Nuestro Irredento Antropocentrismo / Como nos Observan desde el Espacio Exterior


www.meollocriollo.com  "Desde El Espacio"  El Nacional, Caracas

domingo, 1 de julio de 2012

Ajila / Al rescate de los Cantos de Faena llaneros












¡Ajiiiiiiiilaaa, Ajila novillo por la huella 'el cabresterooooooooo...!

Desde que la Humanidad logró domesticar rebaños de 
grandes hervívoros, el canto jugó un papel predominante en sus labores. No hay pueblo pastoril, en el continente que sea, que no recurra a los cantos de faena. Aunque, por supuesto, la tecnología ha mejorado el trabajo del campo y esto a su vez ha dezplazado el recurso del canto espontáneo para
no hablar de la usanza tradicional de la faena propiamente dicha hasta que llegue el momento que desaparezca de forma definitiva. Pero mientras ese momento llega hay zonas rurales donde todavía se
pueden oir los cantos de faena en su esencia original. Tratar de rescatar en el documento fílmico dichas melodías es la idea de este trabajo cuyo título alude a un verbo seudoidiomático (de "ajilar") que usa el llanero para indicar toma, agarre o velocidad en el
trayecto.
Las locaciones están ubicadas en Apure, uno de los estados 
llaneros de Venezuela, extensiones de pradera agreste comunes entre Venezuela y Colombia, donde el péndulo de las sequías achicharrantes y las
lluvias devastadoras crean condiciones difíciles que no obstantes son afrontadas por los hombres y mujeres sin mayores quejas en un arduo trabajo sin días feriados que asumen con la alegría y nostalgia de un
canto en sus labios. Es anecdótico que cuando el
equipo llegó a San Fernando de Apure, capital del estado, hubo cierto excepticismo en que se pudiese hallar de manera fácil gente que cultivara dichos cantos, pero lo
lograron y de qué manera. Pero vale la acotación de que en medio de la filmación se evidencia cómo la
tecnología ha permeado dichas costumbres como es el caso del sonido de un teléfono móvil en medio del
canto de ordeño. De hecho, el film nos dá en paralelo las dos visiones de cómo la industria ha ido sustituyendo las labores tradicionales
haciéndolas más espeditas, higiénicas y rentables, aunque con ello, ese aire de romanticismo de lo que es
ser llanero vaya quedando en el recuerdo "Ahhh llano cuando era
llano" pero para eso es que tenemos trabajos como este, que rescatan ese sonido que alguna vez rodeó una labor que como el queso artesanal y el acarreo de
ganado a
caballo por grandes distancias , cosa cada vez más anacrónica, pueda ser captado y transferido -gracias precisamente a la tecnología- a las nuevas generaciones que ya no podrán ver manifestaciones como éstas en el futuro.
Si yo hubiese sido cineasta, de seguro que hubiese querido ser el que hiciera este excelente documental

 Año  2010    /  Idea original: Reinaldo González 
Guión y Dirección: Miguel Guédez
Producción: Andreína Gómez y Felipe Falcón
Puerto Nutrias Producciones y CNAC
http://www.youtube.com/watch?v=8JweaTQ3Rvc