martes, 9 de diciembre de 2008

¿Escribirlo Todo? / El Principio de la Economía en la Cuentística Contemporánea


En una entrevista que Hemingway concediera a George Plimpton, comparó el cuento con un iceberg: “Por cada

parte que se ve del témpano, hay nueve décimas que están sumergidas. Uno puede eliminar cualquier cosa que sepa y eso solo fortalecerá el iceberg” en otras palabras, el escritor elige lo imprescindible y lo enseña de forma sintética, escondiendo algo, por lo común de más peso. Sobre esas omisiones Vargas Llosa dice: “No es exagerado afirmar que
sus mejores historias están llenas de silencios significativos, datos escamoteados por un astuto narrador que se las arregla para que las informaciones que calla sean sin embargo locuaces y azucen la imaginación del lector, de modo que éste tenga que llenar aquellos blancos de la historia con hipótesis y conjeturas de su propia cosecha”.


Marco Gabriel Rincón
Diario VEA, Caracas 16 de Julio del 2007

15 comentarios:

Cornelivs dijo...

Me gusta...si señor, me gusta! Y es que muchas veces, algunos silencios son mas expresivos que mil palabras.

Un abrazo!

EOP/Biografías dijo...

A mi también me gusta.
Es lo que que tienen los libros por sobre el cine. Que eres parte de la obra con lo que aporta tu imaginación.

Alí Reyes H. dijo...

Por fin pude colgar algo verdaderamente literario, el caso es que me he dedicado a un mar de temas excepto el que le da nombre al blog...¿ O será más bien que la historia, la Ciencia, la política, la Eternidad, la música, todo lo humano y todo lo divino, no son más que la materia prima de la litratura?

CORNELIVS: Me alegro que te parezca bien. Las buenas lecturas tienen silencios estratégicos, como claros en mitad del bosque.

EOP/BIOGRAFÍAS: Razón no te falta. Es por eso que, en la generalidad de los casos, nos sentimos desfraudados cuando vemos la versión filmica de un libro que habíamos leido.

Azul... dijo...

Y bueno, eso pasa en todo, en la literatura y en la vida que vivimos y viven los demás... hay silencios que hablan más que todas las palabras posibles...

Me encantó este post, Alí!!!

Un besotote

ABEL ADAN dijo...

Alí, tengo ésta:

Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro, y que mejor libro..que la Biblia....

Me ayudó un poquito el poeta Dickinson.

Cristo te ama.

Jóse dijo...

Co-narrar o co-protagonizar la ficción es un gran favor que los autores le hacen a sus lectores.

:)

¡Saludos!

Alí Reyes H. dijo...

AZUL: En efecto, los discursos mientras màs cortos sean, mejor. Me alegra que te haya gustado el post. Trato de hacerlos lo mejor posible para que sean atractivos...y sobre todo CORTOS

ABEL ADÀN un libro siempre es una buena compañìa, y mejor si ese Libro te puede guiar aquì y despues de aquì.

JOSÉ: Eso de CO-NARRADOR està buenísimo. Gracias por la idea.

Heberto dijo...

El buen lector es inteligente y le gusta que el autor lo considere como tal, por ese motivo no es conveniente decirle todo, sino echar las cartas sobre la mesa (sutil información periférica)para que él arme su propio juego. puede ocurrir con ello que el cuento quede abierto,seguramente sujeto a variadas interpretaciones (lo que no deja de ser atractivo), y no descarto que el mismo autor sea el primer sorprendido dada la variedad de conclusiones que su ralato puede provocar.
Un abrazo

luispdzp dijo...

Hola amigo Alí:

Mientras mis libros leo, voy adquiriendo más conocimientos, y voy a otros campos de la vida desconocidos hasta ahora por mí.

Dios te cuide.

Ahh y estamos siempre a la orden, para eso estamos para servir.

Alí Reyes H. dijo...

LUIS: En efecto Luis, la vida es muy corta pero la lectura tiene el encanto que te hace vivenciar experiencias que nunca en tu vida vas a vivir de forma real.

A todos, por favor...

HEBERTO (el penúltimo comentario) es el nombre de Heberto Gamero Contin, nada más y nada menos que el ganador del Concurso La Casa de las Letras mención Narrativa y el Concurso de Cuentos de El Nacional 2008, el concurso de Cuentos más prestigioso de Venezuela, lo hizo con su cuento "Los Zapatos de mi hermano" el cual no ha sido publicado pero está en la red en la página de dicho diario...En fín. Como ya dijimos, a veces es mejor el silencio y este es uno de esos casos pues está de más cualquier cosa que yo diga. Lo mejor que podemos hacer es poner cuidado a lo que dijo.

Y gracias Heberto por visitarnos, esta casa también es tuya.

Rud dijo...

Escribir en realidad es muy fácil, pero que le guste a la gente y comprendan lo que quisimos expresar eso es otra historia. La capacidad de síntesis me parece que es una cualidad de los periodistas que cuentan con un espacio reducido.
Esas obras literarias que dejan en suspenso algunos asuntos, todo aquello que me hace discernir me encanta.
El silencio es hermoso cuando nos deja escuchar la música del alma, pero no es bueno cuando se necesitan explicaciones.
Saludos.

Martha Colmenares dijo...

Muy interesante, para reflexionar.
Abrazos

saroide dijo...

No puedo estar más de acuerdo :). Cuando escribes, juegas con mucha información y la que no aparece en el resultado final cuenta tanto o más como la que sí; es más, da mucho juego porque permite a quien lo lee completar el cuento (...o no). Esto es muy cierto también en el mundo del guión, donde ese sustrato profundo del personaje -sus traumas, pasado, debilidades- lo lo hace creíble y es decisión tuya mostrarlo o no, o dosificarlo, pero nunca, jamás, puede faltar porque se notaría demasiado. Bueno, es una humilde opinión jejeje, he visto que en esta entrada ha opinado gente que tiene mucho e interesante que decir del tema. ¡Un abrazo! :)

Noemí Pastor dijo...

Estupenda recomendación la de Plimpton. Te lo dice una que actúa de jurado en un concurso de cuentos y que agradece la precisión y la brevedad. Un saludo.

Noemí Pastor dijo...

Pérdón. De Hemingway. La recomendación era de Hemingway.