domingo, 10 de junio de 2012

Piano man / La Frustración y la Soledad en las notas de un Piano-bar




El oficio del artista tiene algo singular, es la capacidad de convertir sus peores momentos en joyas imperecederas. Hoy quisiera tomar como ejemplo la más famosa canción de Billy Joel, Tonada melancólica que comienza a las nueve de la noche de algún perdido sábado de un mes cualquiera, con la mirada del pianista paneando alrededor de la fauna nocturna habitual, un anciano le pide que interprete una canción que él cantaba en su juventud pero que ya no recuerda; el barman, muy eficaz y contador de chistes pero que le ha confesado que su  vocación frustrada es el teatro; más allá un solterón dedicado a los bienes raíces que siempre comenta que está dándole los "últimos toques" a la novela que lo consagrará como el famoso escritor que siempre ha soñado ser; la mujer de muchas lecturas y activismo político que a veces tiene que soportar los abusos de hombres que se creen mejor que ella; un marinero que ha hecho carrera en la Armada pero sin pasar de ser un simple "clase", el gerente que le sonríe desde el fondo de la sala pues sabe que la gente ha venido a oír su música y contribuye dándole propinas en una copa sobre la tapa del piano. Pero todos tomando juntos del licor llamado soledad. Una letra vehiculizada en un ritmo repetitivo de marchantica de circo sin mayor diferencia entre coro y estrofa, que nada tiene que ver con los poderosos acordes del rock progresivo de los 70ta, es más,  la versión original* incorpora el sonido de una mandolina dándole un carácter mediterráeo fuera de época que se complementa con la harmónica que el propio pianista interpreta imprimiéndole la atmósfera desgarradora de las tonadas de Dylan.





 ¿Cómo fue que surgió esta extraña joya?
Les cuento: El joven Billy Joel ya había incursionado en grupos pero sentía el imperioso llamado de tomar su vocación, no como una afición como lo hacían sus compañeros sino como proyecto de vida, es ahí cuando cierta disquera le ofrece un contrato que él se precipita a firmar y que comienza con la grabación de su primer disco Cold Spring Harbor. Su juventud y voluntarismo no le permitieron reconocer que el éxito no es algo que aparece de la noche a la mañana y que tampoco es algo que se gana nada más por el talento, sino que hay que esforzarse día a día en un trabajo y disciplinas exigentes en todos los sentidos, y que los
fracasos (así, en plural)  vienen siempre antes de cualquier éxito. El caso es que el disco fue un rotundo fracaso en ventas lo que abatía el exiguo porcentaje de sus ganancias, pero eso no era lo peor, sino que la disquera lo amarraba de por vida a tocar solo para la Casa  y a obtener una gran tajada de todo lo que compusiera de allí en adelante -esas cosas pasan cuando obviamos leer la letra chiquita- En vista de esto nuestro músico se vio de pronto en una situación de vulnerabilidad jurídica y precariedad económica que lo obligó a desaparecer del mapa para evitar el acoso de los acreedores y abogados de la disquera y sobre todo, y a veces lo que es más doloroso, el reproche contenido en la horrible frase del "Yo te lo dije" de sus seres queridos que de buena fe tanto le aconsejaron que se dedicara a un oficio seguro pues del arte no se saca nada bueno. Es allí cuando se va a Los Ángeles y para sobrellevar su exiguedad financiera y contar con el necesario anonimato aprovecha la oportunidad que le dan para tocar en un bar con un rimbombante nombre The Scutive Room bajo el pseuónimo de "Bill Martin" donde estuvo entre los años 71 y 72 tratando de sobrevivir a la situación. Estando en ese local fue donde pudo contactar a los ejecutivos de la Columbia Record para sentar las bases del albún que marcaría la ruptura con la disquera anterior y que precisamente lleva el nombre de esta pieza. La historia de allí en adelante es ya conocida. Vale destacar que de esos tiempos para acá, Joel llegó a cosechar la fama y el éxito que lo han llevado a ser lo que hoy en día es, pero eso fue lo único que ganó: Fama, pues el dinero se fue por el bajante del pago de la contra-demanda y el rompimiento de contrato con su anterior disquera.
No hay duda que toda esa frustración está retratada en este valcecillo y que lo que veía en los clientes del Salón, que por cierto, son personajes bien conocidos por el compositor, solo que con los nombres cambiados, no era más que un reflejo
de lo que él mismo sentía. Puede que alguien piense que tocar en un bar es divertido, pero cuando reparamos en que  sus sueños eran los de llegar a llenar estadios con multitudes como sus ídolos Mc Cartney o Elton John, y de pronto verse tan solo como un pianista oculto bajo un pseudónimo en un desconocido bar tocando para un reducido grupo de personas distraidas en su bebida y sus conversaciones entonces estamos en presencia de la icónica sonrisa dibujada del payaso Garrick mientras que "La procesión va por dentro"como decimos los venezolanos y si a eso añadimos el daño físico del trasnocho, la resaca, la fumadera nerviosa, el tener que cantar,
y tocar en una atmósfera enrarecida por el humo, ya podemos darnos una idea de cómo se resintíó su salud física y espiritual, de allí la melancolía que exhala este
agridulce canto. Pero de algo si podemos estar seguros y es que de esta etapa amarga el también compositor de "Honesty" sacó una lección de humildad necesaria para entender que en el público -que parece anómino- hay mundos de mundos y que cada uno de sus seguidores merece respeto, no solo como persona sino como la razón de ser de su música, sin duda allí reside la clave de su éxito posterior.
La pieza es tan archiconocida que el mismo Billy confiesa que en sus giras nunca canta el coro pues la voz del público enzordece la suya Sing us a song, you’re the piano man, Sing us a song tonight / Well, we're all in the mood for a melody, and you've got us all feelin'all right  "Cántanos una canción, con tu piano, cántamos una canción esta noche / tenemos ganas de una canción pues tu canto nos hace sentir mejor"
.

Poesía nocturna, historias reales de gente común y corriente que espera que un licor y el sonido de un piano lo lleve aunque sea por seis minutos a un mundo soñado que quizás nunca vivirán. De verdad que los artistas tienen la virtud de transformar sus desdichas en grandes obras, como es el caso de este Himno de todo pianista de salón.





Agradecimientos

www.curiosono.blogspot.com 
www.joselueng1.blogspot.com 
www.detrasdelacancion.blogspot.com

24 comentarios:

Manuel dijo...

Creo que crecí escuchando esa canción. Definitivamente el coro es prácticamente universal...Una canción que sube el animo...

Saludos Ali

Conciencia Personal dijo...

Las lecciones de humildad, lo moldearon, para llegar a ser lo que es: GRANDE, con mayúsculas..

p.d. envía tu libro a Anagrama, Herralde, lo leerá con ánimo vivo de descubrir nuevos talentos.

Un cariñoso abrazo, Monique.

Alí Reyes H. dijo...

MANUEL ¡Qué bueno que esta canción te recordó a tu infancia! Espero que la historia te haya gustado también

MONIQUE La humildad es algo muy apreciado en cualquier persona, pero en un artista es mucho más
En cuanto a Herralde ¿Será que él sería capaz de leer lo que escribo?

Isa dijo...

¡Qué hermoso post! Me ha encantado la historia que has relatado, Alí, como siempre de manera tan magistral!!!!
Un caluroso saludo desde México.

Alí Reyes H. dijo...

¡Què bueno que te gustó la entrada! Cuando me topé con esa historia tan fascinante, de inmediato comencé a recopilar material

Rafa dijo...

Me ha encantado esta historia,me gusta como cuentas las historias, te enganchas a ellas desde el principio, con ganas de llegar al final para ver como terminan... Gracias Ali, muy interesante la vida de este polifacético músico, seria interesante ver en la gran pantalla la vida de este fenómeno de este pedazo de artista...gracias Ali...

Rud dijo...

Hola, Alí
¡Qué bonito escribes!
Hablas del licor llamado soledad; debe ser muy difícil pasar ese tipo de trago.
Del asunto de los compositores y sus disqueras, por ahí existen muchos ejemplos de gente que ha muerto en la miseria y quienes han vivido como reyes han sido sus manejadores.
Alí,
Esa historia me ha conmovido. Que mi Dios te bendiga
Un gran abrazo

LauraGalletita dijo...

Bueno, como siempre yo, "dando la nota" :p
Leyendo tu post, con el cariño que lo hiciste, y la prosa que muestran un respeto y admiración por el musico este, pareciera que no hablaras de Billy Joel :p jeje, tipo al que me cuestra tragar y del que no me gusta casi nada, excepto este tema que es aceptable.
Ciertamente cuenta una linda historia, pero creo que el tema del post es tu modo de escribir: felicitaciones, Ali, de verdad! Hiciste que me dieran ganas de escuchar ese tema, que por lo general paso de largo y hasta prefiero olvidar jajaj! Me confundo siempre a este con Bruce Springsteen... demasiado "americanos" para mi gusto.
El actor de Dr House, que es un talentosísimo músico hizo una parodia de este último
Acá tenés el linl, si querés divertirte un rato ;) (te lo paso por face también)

Un abrazo!

LauraGalletita dijo...

jaja! (me olvidaba el link!!!) El link: http://www.youtube.com/watch?v=lyHSjv9gxlE

Ahora si!
Abrazo!

Conciencia Personal dijo...

Por supuesto, que sí. Contáctate a través de Anagrama en Venezuela y te dirán los mecanismo para hacer llegar tu manuscrito a Herralde. No olvides que en México también tenemos muy buenas editoriales.

Un beso, Monique.

Möbius el Crononauta dijo...

Excelente entrada para una excelente canción, muy dylaniana efectivamente.

saludos

tia elsa dijo...

Hermosa canción, triste historia como la de tantos artistas, pocos son los que llegan y permanecen. Besos tía Elsa.

Alí Reyes H. dijo...

RAFA ¡Qué bueno que apareciste por tigrero! Recuerda que esta es tu casa tanto como lo es tu blog. Y si hermano, las buenas historias valen la pena ser llevadas a la pantalla grande. Me alegra también que te haya enganchado la lectura desde el principio, esa es la idea. Por cierto, acerca de los intrígulis de la escritura, te sugiero que revises lo que le voy a escribir a mi amiga LAURA más abajo. Y no te pierdas vale

RUD ¿Verdad que en algún momento la historia resulta conmovedora? Pero es la historia de cualquiera de nosotros, la diferencia es que unos alcanzan el éxito y otros no. En otro orden me encanta que te haya gustado la escritura. Por cierto, me gustaría que leyeras lo que le voy a comentar a mi amiga LAURA más abajo respecto a la escritura ¿Puedes?

MONIQUE Gracias por el dato, ya voy a estar escribiendo a Anagrama, por cierto, trataré de contactarte por correo para una revisión del manuscrito.

MOBIUS De verdad que la canción tiene mucho de Dylan...dylaniana es un buen adjetivo, sin duda. Pero más me agrada que te haya gustado la entrada. Gracias hermano por tu visita que es honor para tigrero

Alí Reyes H. dijo...

LAURA Pensé en tí cuando estaba haciendo el post debido a que eres docente de arte incluyendo tu lado de profesora de piano. Y a pesar de lo que dices acerca del músico en mención (nadie es una monedita de oro para caerle bien a todos) al menos logré que te detuvieras por un momento, no solo en su canción, sino también en un momento de su vida, y estoy seguro de que de aquí en adelante verás su trabajo con otra mirada ¿El milagro de la ESCRITURA? ¡Buenísimo! Me honra que confieses que mi forma de escribir haya cambiado una cierta percepción, aunque sea por una canción. Y si, tienes razón, lo importante del escritor es que le dé calor humano a la crónica, si revisas la red te vas a topar con esta historia contada una y mil veces, pero el caso es que lo hacen como si fuesen noticias de periódico -cuándo, dónde y cómo- pero hasta allí, sin mayores efectos, es allí donde uno como escritor toma esos insumos -fechas, nombres, lugares, eccétera- y va trabajando la historia, no olvides que soy un ecxelente escritor, solo que nadie me conoce -risas-
Gracias por lo del enlace y sobre todo por tu visita

Alí Reyes H. dijo...

ELSA Es verdad, es una historia triste y son pocos los que permanecen en la carrera. Gracias Elsa por pasar por aquí

lola dijo...

Hola Alí, conozco esta canción en una versión española que canta Ana Belén, alguna que otra vez la he escuchado por su autor, pero te soy sincera y te digo que no lo conocía de nada, pero como nunca es tarde para aprender aquí estoy leyendo tu relato.
Que tengas un buen fin de semana.

Gerardo dijo...

Excelente análisis biográfico de este artista connotado,que seguramente lo extrañarán muchas generaciones. Me encantó la narrativa muy sugestiva con respecto a la realidad de muchos artistas que quedan en el anonimato. séria bueno realices un trabajo sonre Bob Dylan uno de mis preferidos como cantautor norteamericano. el tema al final un cierre genial. un gran abrazo infinito. G.A. Kadosh.

Alondra dijo...

¡Hola! vengo desde el blog de Rud, la canción del hombre del piano es una de mis favoritas, Ana Belén hizo una versión preciosa.
En los piano-bar del este de Caracas viví mis primeras salidas nocturnas, en aquel entonces no sabia lo que era la soledad, los grupos de amigos llenaban con sus sueños los descansos del pianista.
Los años pasan, las canciones quedan y me pregunto quién se encontraría más sólo, si el pianista o la persona de la barra con el vaso de caña intentando dar calor al vacío de su alma.
Un blog muy interesante, saludos afectuosos desde el otro lado del charco pero con el corazón siempre en mi tierra bella.

Alí Reyes H. dijo...

LOLA Cómo me alegra que esta historia haya servido para que comprendas mejor la música de este compositor, y si, Ana Belén hizo una excelente versión, aunque con uno que otro cambio en la traducción pero lo importante es el espíritu de la canción en esa versión se mentiene

GERARDO Siempre espero tu comentario con espectativa pues si alguien sabe de música y de su historia ese eres tú. Y en cuanto a Dylan, buenisima la recomentdación

ALONDRA Tu comentario transpira realidad, gracias también por hacer esa comparación con las reuniones en tu Caracas natal. No sabes cuánto me alegra que hayas dado con tigrero, confío en que te identificarás con más de una cosa escrita aquí. Me impresiona también lo sugestivo de tu avatar...La migración, pero tranquila, que con la ayuda de Dios tú también nos ayudarás a no dejar postrada a nuestra Venezuela. En otro orden, perdona que sea tan extenso, el caso es que he tratado de entrar a tu blog y no he podido. Tendré que intentarlo nuevamente después. Bienvenida de nuevo ESTA ES TU CASA

Alondra dijo...

¡Hola! Es un placer cada vez que me encuentro con un paisano y si, debo reconocer que me identifico con los escritos que he leído en esta ventana.
Mi blog actual es

http://alondra-volarsinalas.blogspot.com.es/

en "ciudades y costumbres" y en muchos de mis escritos está Venezuela presente, incluso San Juan de los Morros.

Un abrazo

karlynriobueno dijo...

Que buena historia, siempre importante rescatar que el éxito se consigue después de varios fracasos, el vídeo es muy bueno una canción que llega al corazón.
Me encanto la entrada! Que bien escribe, siempre atrapa desde el principio.
Un abrazo grande, Karlyn.

Tami dijo...

ALGUNAS DE SUS VIEJAS CANCIONES COMO "ALLENTOWN" "SEEN THE LIGHTS GONE OUT ON BROADWAY" Y ALGUNAS OTRAS QUE NO VIENEN A MI MENTE AHORA, SON HISTORIAS CANTADAS, PERO LA VERDAD ES QUE NINGUNA COMO "PIANO MAN" QUE ES UNA DE ESAS CANCIONES QUE SE DICEN CON "ALMA" Y AUNQUE ES UNA CANCION TAN VERSIONADA, PARA MI NINGUNA COMO LA DE BILLY JOEL!! AH, Y POR ULTIMO MI QUERIDO ALI, NUNCA DEBEMOS DEJAR DE LUCHAR POR SUENOS NO REALIZADOS VERDAD?

Alí Reyes H. dijo...

ALONDRA ¡Qué bueno contactarte! En este preciso momento vengo de tu blog. Gracias Alondra por brindarme tu amistad bloguera que para mí es tan cara.

KARLYN El éxito viene después de MUCHOS fracasos, fíjate que ahora Billy Joel es una leyenda ¡Pero cuànto le costó! Lo importante es que él estaba claro en lo que quería ser, al igual que tú, y eso es lo más importante y lo que nos permite levantarnos a la hora de los desbarrancos del fracaso. Sé que llegarás lejos en todo lo que emprendas, además tú cuentas con algo superior LA BENDICIÓN DE DIOS

TAMI ¿Te confieso algo? ¡Sabes más acerca de la música de Joel que yo mismo que escribí el artículo -risas- lo digo poeque nombras canciones que no conocía, de verdad ahora es que he empezado a revisar la vida de toda esa gente, creo que la ortodoxia religiosa, indudablemente mal concebida, contribuyó mucho a mi ignorancia con respecto a la música de esos tiempos. Fíjate que estoy descubriendo que soy un colega de Joel en cuanto a lo de echar cuentos, la diferencia es que él lo hace con un piano y yo lo hago con un teclado de ordenador.
Y tienes razón nunca debemos desmayar en la búsqueda de lo que nos hemos trazado. Besos

Cornelivs dijo...

Aqui estoy amigo. Gracias por tus comentarios.

Estoy liado con el tema del trabajo, apenas tengo tiempo...!

Pero siempre hay un ratito para agradecer el cariño de los amigos, como tu.

Un fuerte abrazo.