viernes, 30 de agosto de 2013

La Selección / La Alegría de un pueblo


Para la colega colombiana Rud, del blog La Villa Encantada


Más que futbolistas, eran fenómenos folclóricos difíciles de
trasplantar a realidades más reglamentadas. Por ejemplo, para Carlos "Pibe" Valderrama, hacer un gol era casi una deshonra: el arte que perfeccionó fue el de distribuir balones y servir jugadas para que otros anotaran. Saltaba al césped con las medias arrolladas abajo, franela por fuera, pulseritas baratas y zarcillos, cosas que cada vez se ven menos pues el fútbol se está volviendo más trabajo y menos juego. René "El loco"
Higuita -sobrenombre para nada gratuito- era un guardameta negado a encadenarse a la arquería, y Faustino "Tino" Asprilla, uno de los jugadores
más indisciplinados e impredecibles que haya pisado jamás una cancha. Son también historias de derrota y tragedia. Camerún eliminó al seleccionado colombiano en el
Mundial de Italia 1990 luego de que Higuita saliera corriendo al medio campo a intentar patear el balón dejando la arquería sola. Pero lo peor fue que "El Loco" llegó a estar vinculado con el Cartel de Medellín y pasó una temporada en la cárcel por un caso de secuestro. Uno de sus compañeros, Andrés Escobar, fue asesinado a
causa de un autogol luego de la gran decepción del Mundial Estados Unidos 1994, donde la pandilla neogranadina llegó con ínfulas de favorita. Sin embargo, la gente sencilla de su país y del resto de Latinoamérica les recuerda con cariño porque su juego era todo alegría y desenfado, tal cual la trémula pelusa desteñida que Valderrama tenía por cabellera.

La Selección (2013) es una serie de 60 capítulos de la
cadena Caracol que se centra en la vida fuera de cancha, de Valderrama, Higuita, Asprilla y Freddy Rincón, este
Freddy Rincón jugando con la selección
último el más desconocido pero que alcanzó el hito que jamás alcanzaron sus compañeros con más estilo: Jugar en el Real Madrid.
La Selección muestra las raíces profundamente populares y regionales del fútbol en Colombia y que al igual que productos como Rafael Orozco el ídolo en los cuales se pueden encontrar muchos defectos, pero  no
obstante hacen que los venezolanos sintamos por Colombia lo que quizás experimentaron alguna vez los alemanes del Este  por sus hermanos occidentales en los tiempos de la cortina de Hierro. Mientras la pantalla chica venezolana está estancada entre unos canales del estado prisioneros de una ideología castrista y castrante, los canales privados se autocensuran y no tienen estímulo para generar contenidos novedosos, el hermano país se da el lujo de recrear y exporta sus grandes mitos contemporáneos.


--------------
Alexis Correia El Nacional 18 de agosto del 2013
Para ver el trailer de la serie:
http://www.youtube.com/watch?v=-tGxAZrdmLE

18 comentarios:

Javier Simpson dijo...

Me acuerdo del partido contra el Real Madrid en el que Michel le hizo una tocada de guevos a Valderrama y el colombiano no daba crédito ante tanto descaro del español. Fue gracioso, la verdad, pero sorprendente. Eran muy buenos jugadores, ídolos allá, por lo que parece; no me extraña lo de la serie existiendo en la cultura un gusto popular por los culebrones, que se venden de maravilla por todo el mundo según tengo entendido.
El despeje de Higuita con las piernas para atrás fue un escándalo :-DDD y lo de Escobar por fallar un penalti muy triste, y muy cobarde.
Un abrazo, Alí.

Alí Reyes dijo...

¡Caray Javier! En realidad no recuerdo ese incidente pero sin duda sirve para ilustrar ese anecdotario de entretenimiento y locura que representaron los jugadores colombianos en esos años ¿Sabes algo? Me siento muy satisfecho porque sé esta entrada te hizo revivir unos momentos de pasión deporttiva que pocas veces se viven en la vida con tanta intensidad.

Luis dijo...

Hola Tigrero:
Aquí ocurre algo parecido por la gran rivalidad entre Barça y Madrid y anécdotas similares cada semana...
Muy curiosa tu narración, aunque para mi son desconocidos los jugadores de vuestra selección.
Un cordial saludo,

Alí Reyes dijo...

De verdad que se trata de "La mitología del entretenimiento" y de verdad el Barza y el Madrid están llenas de eso. En cuanto a lo de "nuestra" selección, respecto a mí no es tan cierto pues soy venezolano, no obstante siempre en Venezuela hemos visto a Colombia como nuestra selección, sino hermana, por lo menos amiga, porque a la hora de clasificar a la entrada al mundial le dan a la Vinotinto con todo y nosotros también, como debe ser. pero la hermandad sigue siendo la misma. Gracias hermano por visitarme de nuevo

Manuel López Paz dijo...

No recuerdo el mundial, puede ser que el de USA en 1994, cuando el loco Higuita, dejo la portería frente a Camerún y le quitarón el balón. Colombia perdió y se fue del mundial.

Muy interesante la serie. La buscaré

Saludos Alí

Mari-Pi-R dijo...

Hoy no te dejo comentario ya que no entiendo ni sigo el fútbol, tan solo dejarte mis deseos de feliz fin de semana.

Alí Reyes dijo...

MANUEL De verdad Manuel que fue un trago amargo, pero más amargo fue lo del asesinato de Escobar por el autogo. Pero hay que tratar los buenos momentos también

MARI PI Tranquila Mari, ya seé que no comulgas con los deportes, de todos modos gracias por acercarte por acá. Se te aprecia

Martha Colmenares dijo...

Valderrama fue un caso, inolvidable sus actuaciones. Recuerdo que perdieron, etc., sin embargo se hicieron favoritos porque jugaron excelente en los partidos previos. en los amistosos.
Muy ameno el reportaje.
Y aun no pones la opción para compartir, es fácil poner los iconos, Ali, tienes que ir a tu Diseño y lo encontraras fácil

virgi dijo...

De Valderrama y de Higuita sí que me acuerdo, aunque yo de futbolera, poco.
Besos

roberto dijo...

Epale Alí, buenisimo el artículo. En resumén Colombia sigue dando y cultivando gracias a su folklorica manera de ver la vida, el realismo mágico que nos legara Gabriel Garcái Márquez y otros tantos escritores pertenecientes al Boom latinoamericado. Se agradece. un abrazo hermano, te la comiste.

Rud dijo...

Estimadísimo Alí
Estuve fuera de casa durante diez días, razón por la cual no te escribí al correo y no pude contestar personificadamente a los amables comentarios que escribieron los amigos virtuales en mi blog.
Te agradezco mucho el “homenaje”, siempre eres muy gentil. Ya sabes que soy muy sincera, en verdad me he enterado en este momento de la vida de esos futbolistas pues ese deporte no está entre mis favoritos, casi nunca leo o veo programas de deportes. En los Juegos Olímpicos me encanta ver la gimnasia rítmica y el patinaje artístico. Últimamente me entero de fútbol cuando logro entrar en el blog de Esteban :)
Me parece deplorable que personas que estén expuestas a un gran público tengan comportamientos delictivos pues son un mal ejemplo para los jovencitos.

De todas maneras, has hecho un relato muy interesante y con excelentes fotos como siempre.
Cordiales saludos y un fuerte abrazo

Alí Reyes dijo...

MARTHA Voy a diseño pero para colocarlo tendría que cambiar el avatar a la foto mía que tengo en google...Intentaré de nuevo

VIRGI Es que hasta los no futboleros se acuerdan de "El Loco"

ROBERTO De verdad hermano que ese realismo mágico garciamarquiano se cumple hasta en el fútbol. Gracias por la visita

RUD ¡Claro que sé que no eres una futbolera! Pero...¿Cómo no estar enterado de las hazañas en la cancha de esta gente? Aunque fuera de la cancha ...No dan ganas de enterarse. Pero te lo dediqué con mucho cariño. Saludos Rud y recuerda que ésta es también tu casita bloguera

ABEL ADAN dijo...

alí;..mi estimado, Dios te bendiga.

Lo único que puedo decirte, es que para cualquier colombiano, el gol de fredy rincón frente a Alemania(la favorita en el mundial 90) y justo cuando se acababa el partido.....las lagrimas no pudieron faltar !...

Allí están los actores de tu entrada.

http://www.youtube.com/watch?v=P-9G6XORjtU

Bendiciones.

Rud dijo...

¡Ay, Alí!
Parece que a veces vivo en otro planeta; ¿o siempre?
Muchísimas gracias por tus buenas intenciones. Creo que soy muy mala y no te he agradecido como debería ser.
Aunque parezca mentira nunca he querido enterarme del fútbol, alguna vez vi en Bogotá que vendían pelucas rubias y mi esposo dijo que así tenía el cabello un jugador.
Prácticamente todos mis pasatiempos y ocupaciones son solitarias: leer, escribir, dibujar, pintar, estudiar, investigar…
Nuevamente te agradezco, siempre estarás en mi corazón como ese gran escritor que eres y un excelente amigo virtual.
Un gran abrazo y feliz fin de semana

Alí Reyes dijo...

ABEL Gracias por recordarme eso hermano...Lo había olvidado. En contacto y que el Señor te bendiga

RUD Tranquila, esta entrada es para tí. Hay aspectos que uno pasa por alto pero que algo tienen de encanto. Dios te bendiga

Jon. C Alonso dijo...

Una delicia de juagador el 10 Colombiano, el portero (salto del escorpión, genial) y el gran Pacho Maturana. ¡Qué tiempos! Es una pena que no tengas la barra de Google plus y el twitter para dar a conocer este blog tan sugestivo. Saludos cordiales,
Jon

Alí Reyes dijo...

Saludos Jon. Creo que la tecnología juega conmigo. He tratado de entrar a tu blog y ¡Mo he podido vale!

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Claro, Alí, ese futbol de los noventa era todo corazón, folclor y alegría para el pueblo. Ahora se ha perdido esa esencia, todo gira en torno al dinero y los jugadores se han endiosado, pero de todas maneras el fútbol es pasión.

Gracias por la reseña tan bonita,

un abrazo.