martes, 19 de julio de 2016

Tender Mercies / a la esencia del country




 Soy de los creyentes a pie juntillas de que detrás de una buena canción hay una historia aun mejor. Debe ser por eso que suelo perseguir esas películas que tienen como tema la vida de los músicos. Y precisamente hoy hablaremos de este film de 1983 que fue traducido para el público de
España como   Gracia y favores   y para Latinoamérica como El precio de la felicidad. Se trata de un personaje ficcticio pero demasiado familiar, Mac  Sledge, intérprete y compositor de folk del sur y Medio Oeste, que tenía la virtud de poner sus canciones en el número uno de las
emisoras locales -precisamente de esos lugares del sur estadounidense que siempre hemos idealizado- pero que a causa del alcohol, perdió su carrera y su familia. Un cantante acabado pero que todavía está en la nostalgia de mucha gente. Así que este hombre venido a menos, llega a la condición (adquirida y deliberada) de refugiarse en el anonimato, con el añadido de tener que relegar su orgullo para entablar una
relación de dependencia como jornalero de una estación de servicios, tienda y alojamiento de viajeros. Con esmerado detalle de fotografía, casa de madera con un empapelado amarillento, la tan conocida mesita de pantry en la cocina y ventana con cortina de muselina barata, a la orilla de una
solitaria carretera en medio de la nada "un peladero e' chivo" como decimos en Venezuela, de

hecho, el paisaje adquiere fuerza de personaje. El caso es que el protagonista se ve enfentado a una encrucijada en su
destino.
Guión original de  Horton Foote          la historia fue rechazada una y otra vez por los estudios y nadie quería dirigirla, debe ser porque la veían muy simple. Hasta que el australiano  Bruce Beresfort               aceptó el reto.
El rodaje tuvo muchos contratiempos, algunos debido a criterios encontrados entre el director y Duvall (quien además es el productor) pues este último se tomó su trabajo actoral tan a pecho que dedicó meses a recorrer hasta el último rincón de Texas
metiéndose en cuanto tugurio había para dar con los cantantes hablar con ellos y cantar y tocar juntos.
La película plantea cuánto puede descender un hombre hasta que tenga que decir ¡Basta! A propósito, me parece muy acertada la metáfora de la muerte y la resurrección encerrada en el bautismo cristiano. Sobre todo el hecho de que el amor es la fuente de toda redención, pero con una sola concidión, así que ¿Lo tomas o lo dejas?
La sencillez en el guión es, si se quiere, escandalosa, quiero decir que no nos encontramos con grandes diálogos imposibles de que sucedan en la vida real, es más, es difícil
encontrar sentencias trascendentales o reflexiones profundas porque las conversaciones son básicas, lo que si abundan son los silencios y más cuando, como expectadores queremos que el personaje diga algo, y es que así es la vida, eso la hace más cercana.
Si bien para los cánones holyvudenses, la película carece de pretensiones de grandeza, debo aclarar que su banda sonora es una muestra de contry que llega al alma. Atención a Over you (sobre tí) interpretada por

Betty Buckley y luego popularizada por Lane Brody, una pieza que pone el corazón como una ciruela pasa; recurrí al traductor para  leer las letras de las canciones que son magníficas, no obstante la fuerza de la música es tal que
uno infiere por instinto su sentido profundo. Recomiendo oir aparte la banda sonora porque el country, según nuestro colega Fran, es de esas músicas que no sabemos por qué razón nos gusta tanto, aunque a los que si les resulta idónea es a los que tienen que conducir en carreteras largas y más si el paisaje pone de lo suyo el placer será doble.

Como suele suceder con la filmografía de Duvall. Nadie daba un céntimo por esa historia de bajo presupuesto a pesar de tener a una figura tan relevante de la actuación, de

hecho, en el propio Estados Unidos, fueron pocas las salas que la llegaron a proyectar y de paso, la publicidad fue casi nula, no obstante el boca a boca fue su secreto y el filme llegó a la ceremonia de los oscar con, nada más y nada menos, que cinco nominaciones, de las que obtuvo dos, mejor guión original y mejor actor; el único oscar de Duvall, aunque es bueno acotar que en este 2016 gracias a la cinta El Juez, tiene el record de ser el actor más longevo en ser nominado al premio de la Academia.  Por cierto,en la ceremonia de premiación de 1984 estaba presente Jhonny Cash y su esposa  June Carter, detalle relevante  por tratarse de un músico que pasó por un drama más accidentado aún que el de su par de la ficción. Una
situación similar se repetirá quince años después cuando Duvall represente a un pastor fugitivo, en lo que para mí representa, si no la más famosa, la mejor actuación de su carrera "El apóstol".
Resumiendo la moraleja, en la vida todos somos inter-dependientes y en cuanto a la música; mientras más amarga es la vida más dulce será la canción.
----------------------------------
Fuente: www.elcinesingafas.blogspot.com

if You'll Hold The Ladder (si vas a sostener la escalera): https://www.youtube.com/watch?v=1JEmqNIGPl0

Over you, en la banda sonora: https://www.youtube.com/watch?v=ZY_NWBwUEf4

 
Acerca de Johnny Cash. http://tigrero-literario.
blogspot.com/2014/12/en-la-cuerda-floja-o-como-salir-d


Ficha técnica Dirección Producción Philip S. Hobel Guion Horton Foote Música George Dreyfus Fotografía Russell Boyd Montaje
William Anderson Protagonistas Robert Duvall
Tess Harper

Betty Buckley
Wilford Brimley
Ellen Barkin
Allan Hubbard Ver todos los créditos (IMDb) Datos y cifras País(es) Estados
Unidos Año 1983 Género Drama Duración 92 minutos Idioma(s) Inglés Compañías Productora EMI Films

Antron Media Production Distribución Universal Pictures

22 comentarios:

Genín dijo...

Te has mandado una excelente crónica...
¡Felicitaciones!
Salud

Manuel López Paz dijo...

No conocía está película. La voy a vuscar por ahí a ver que tal.

Saludos Ali

Alí Reyes dijo...

GENÍN Es una exceente crónica por consecuencia...Es una excelente película ¿Llegaste a verla?

MANUEL ¡Tienes que verla! Luego me cuentas ¿vale?

Fran dijo...

Que tal Alí!
Yo también me sumo a lo dicho por Genín, un texto excelente y una perfecta disección de esta estupenda película. Muchas gracias por la mención, no se merece. Has enumerado muchos aspectos de la película, lo que me gusta es que lo haces de forma clara y amena, es mas, diria que me has provocado las ganas de volver a verla.
Desconocía todos los datos que nos aportas. Toda esa tristeza que rodea a la historia es posiblemente unos de los motivos que en ocasiones ahuyenta a los espectadores de las salas comerciales, no quisiera entrar en detalles por la gente que no la ha visto pero ese aspecto de la puesta en escena al que haces referencia sobre como es la casa de la gasolinera, esa escasez, ese olor que casi podríamos percibir, esa quietud y soledad del paisaje que incluso llegar a angustiar, puede que sea eso precisamente lo que no gusta encontrarse al espectador, ya sabes, en ocasiones el cine suele ser una via de escape para nuestras vidas.
La actuación de Duvall es de las que son recordadas.
Lo dicho hermano, magnifico el post, un abrazo!

Mari-Pi-R dijo...

Por lo menos no recuerdo la película, pero es cierto que detrás de las canciones se esconde el personaje que muchas veces tiene dos caras cuando actúa y en su vida personal que algunas veces resulta triste.
Un abrazo

Charles de Batz dijo...

Totalmente desconocida para mi, y eso que el señor Duval es un intérprete que me gusta mucho. Tomo nota del título y me las apañaré para verla, que su reseña me ha llenado de ganas.

Un saludo

virgi dijo...

Robert Duvall es un pedazo de actor que todo lo borda. No conozco esta película, pero la tendré en cuenta por si se me presenta la ocasión, pues tú crítica la hace muy atractiva.
Besos y abrazos

Alí Reyes dijo...

FRAM No sé si te diste cuenta que tomé parte de tu comentario y le agregué la investigación previa y algo de mis opiniones, por eso es que no puedo dejar de mencionarte. Es más, tienes que leer de nuevo la entrada porque cuando la leíste no había extendido el comentario acerca de la música country basado en lo que escribiste, tampoco había puesto lo de que Ducall rompió un recor este 2016 en la historia de la premiación del oscar. Y en cuanto a eso de que dan ganas de verla otra vez ¡Claro que si! Ya llegará el momento en que invites a una de tus amistadas que le gusta el buen cine y la verán con este análisis previo...todo un lujo ¿mo te parece?

MARI PI Si Mary, el arte sale de una persona, por eso es tan importante. Y por favor trata de ver la peliculita que te va a encantar

BATZ ¡Tines que verla hermano! Es más, al final de la entrada tengo unos enlaces donde reseño otras películas de Duvall aquí en el blog, dale un vistacito a ver si ya las viste

VIRGI Tienes que verla Virgi, también te recomiendo otras del actor. Tengo los enlaces al final de la entrada

Tawaki dijo...

A veces nos olvidamos de que lo mejor de la vida es su sencillez, buscamos películas con argumentos retorcidos que estén llenas de acción, cuando el verdadero disfrute es gozar de unos actores buenos que se metan en la piel de su personaje. No he visto la película, pero seguro que tarde o temprano, caerá.

Alí Reyes dijo...

En efecto hermano...Esta película cuadra en todo lo que acabas de mencionar

Franziska dijo...

Mi admiración por el trabajo que has realizado no solo extenso si no que también es intenso. Ahorita mismo haré clic sobre el enlace y me iré a buscar la música en Youtube. Tus apalbras han provocado mi curiosidad.

Alí Reyes dijo...

¡Qué bueno Franzisca! Sé que esa música te va a gustar, y si pudieras ver la película ¡qué bueno fuera!

Profeballa dijo...

Profeballa estuvo aquí.

Alí Reyes dijo...

Gracias por su visita Profe

Ildefonso Robledo dijo...

Muy buena reseña, amiga... Intentare verla... El country, ademas, me encanta

Un abrazo

Patricia dijo...

Increible, un merecido trabajo y realmente una completa informacion de la pelicula. Gracias por compartir!!! No se si la encontrare por aca y con lo que me gusta la musica, tienes razon las canciones traen historias.

Besos, feliz fin de semana!

Alí Reyes dijo...

ROBLEDO Sé que te gusta el country porque en una de las fotos que publiqué de tu blog había una guitarra que evoca los sonidos de allá ¿La recuerdas? Y en otro orden hermano, mi nombre no es el disminutivo de Alicia, sino "Alí" el famoso nombre árabe del yerno de Mahona o mejor, el del boxeador...por supuesto nombre masculino...risas

PATRICIA Lástima que se te hace difícil bajarla, pero si lo hicieras no pierdas el chance de verla, sé que te encantará

abel adan dijo...

Saludos Alì:

Como es costumbre, siempre siembras esa inquietud sana en percibir e indagar el tema y la película que expones.
Voy a verla de inmediato. Saludos desde Colombia
Dios te continúe bendiciendo.

Valera dijo...

Hola Alí. No conocía esta película, pero me gusta el tema, y me gusta el country, y sobre todo adoro a Robert Duvall desde que lo ví en Matar a un ruiseñor. Gracias por dárnosla a conocer. Intentaré buscarla.

Saludos

Alí Reyes dijo...

Buenísimo. Trata de buscarla o bajarla desde la red y luego me cuentas pero me avisas cuando la vayas a comentar para venir hasta esta entrada

roberto dijo...

Alí, hermano. Gracias por compartir la pelicula conmigo. La próxima vez, leeré tu blog y entonces la verè con las ganas que producen tus comentarios porque además nos cuentas los entretelones. Es una pelicula muuuy lenta, pero por algo consiguó dos Oscares. Robert Duvall, un maestro de la actuación, siempre dejando colar en sus actuaciones esa chispa del Espiritu, mensajes profundos que tienen que ver con grandes transformaciones personales, donde Dios siempre está presente. Gracias nuevamente. Roberto Molinares

Alí Reyes dijo...

¡Qué bueno Roberto¡
Es una película lenta pero tiene algo que atrapa y no sè si es la banda sonora, los paisajes o los actores. Porque en realidad todos esos entretelones los investigué después. Bueno, al menos te gustó y eso es lo más importante