lunes, 30 de enero de 2017

El cuento en doce preceptos. José Balza

Siguiendo la línea de los Decálogos de escritores, esta vez les traigo el de José Balza -al cual Milagros Socorro°, mi profesora de narrativa, no dudaría en llamar "maestro"- el caso es que este gran cuentista venezolano, nacido en el selvático Delta
del Orinoco en 1939, escribió en 1987 unas cien  frases que fueron publicadas en la revista mexicana "Cuento" y que ahora estoy copiando del libro "El cuento y sus alrededores", compilación de Carlos Pacheco y Luis Barrera, Monte Avila Editores, febrero de 1997. El mismo Balza dice que "de esas cien frases me he dedicado a tachar algunas, y creo que todavía
falta eliminar otras".  Pues bien, en un verdadero alarde de abuso, nos propusimos ayudar al maestro y aquí, de las últimas cincuenta y siete de 1997, con el permiso maestro, dejamos  doce.
-------
1 -El cuento -como una relación sexual- es algo que quiere extenderse pero que debe concluir y pronto.
2 -El cuento debe ser lectura para gente que duerme bien.
3 -Ningún relato debe ser repetido y sin embargo, nada
nuevo hay en cada relato
4 - Es un fragmento que devora datos, matices y minucias hasta dejar de ser fragmento.
5 - Aunque todo él apunta al final, su sección intermedia guarda la vitalidad de lo narrado
6 -El principio, que es la parte de mayor inseguridad para el autor, debe proporcionar absoluta seguridad al lector
7 -Una noticia puede ser un cuento, pero nunca éste ser solo una noticia.
8 -No puedo visitar por primera vez un lugar sin presentir lo
que allí pudo ocurrir o pudiera ocurrir
9 -Los cuentos de un autor son las constantes de su pensamiento, pero cada texto guarda tales matices que siempre deben parecer escritos por un hombre diferente
10 -El cuento no admite vacilación en ninguna de sus palabras, cada una deja de existir por si misma para conducirnos a la próxima. Y la última es proporcionalmente, la primera.
11 -Lo más hondo del texto es aquello que el autor no escribió pero que sin embargo está dicho.
12 -Cree en un maestro -Quiroga, Borges, Meneses, Cortázar o Rulfo- como a veces crees en ti mismo.
--------------------------------------
ªPara más acerca de Decálogos de escritores, recomiendo:
 http://tigrero-literario.blogspot.com/2016/04/consejo-para-escritores-el-tridecalogo.html

16 comentarios:

Manuel López Paz dijo...

Muy bueno. Me gustó que la parte intermedia guarde vitalidad, aunque todo apunte al final.

Saludos

Fran dijo...

Que tal Alí!
Interesante entrada. Que tristeza me provoca ver ciertos éxitos de ventas y comprobar lo que alimenta las mentes. Supongo que todo se debe a la prisa que manda en nuestras vidas.
Un abrazo hermano!

Genín dijo...

De todas maneras me vas a perdonar pero difiero, el mayor y mas grande cuentista venezolano de todos los tiempos es sin duda alguna el inmaduro, hay que ver los cuentos que se inventa el hombre... :(
Salud

Mari-Pi-R dijo...

Buena elección has sacado de una buena lectura. Genial.
Un abrazo.

Alí Reyes dijo...

MANUEL en efecto, un cuento debe ser una unidad en todas sus partes. Por eso es un arte.

FRAN Lo importante es que si hacemos en cuento lo hagamos bien. Y creo que de esta entrada muchos cuentistas tomarán nota. Por cierto estoy enviando algo a tu correo. pendiente

GENÍN Hermano, creo que si yo me equivoqué, tú también te acabas de equivocar porque más cuentero era el fina'o

MARI ¡Qué bueno que te gustó esta selección! Por cierto, necesito hacer una entrada acerca de tu blog. Ya te envié los detalles a la última de tus entradas

Franziska dijo...

Todos los puntos son imprescindibles pero...siempre hay un pero cuando se escribe un cuento y és es el encontrar lo diferente y la sorpresa final ha de ser algo que para nada se espera.

Saludos cordialísimos desde Alcalá de Henares, incluído un fuerte abrazo para todo Méjico. Franziska

Alí Reyes dijo...

Tienes razón Franziska, ese punto de la sorpresa es algo muy difícil. no obstante hay cuentos buenos que no terminan en sorpresa necesariamente. de todos modos si la hay ¡Mucho mejor!

RECOMENZAR dijo...

Leo poco o mejor dicho casi nada de novelas
me encanta el internet
donde investigo lo que quiero Un abrazo enorme

Alí Reyes dijo...

Tranquila guapa. Yo también soy un poco flojo para leer novelas, por eso lo hago con los cuentos que son más breves. ¡Un besote!

Rud dijo...

Hola, Alí
Si las cien frases fuesen directrices para escribir cuentos, me parecen demasiadas. Voy a “hilar” las que has escrito:
La primera insinúa a un hombre egoísta pues la sexualidad es asunto de dos.
La segunda es muy acertada pues no conviene que el lector se desvele por lo leído.
La tercera la veo ambigua.
La cuarta, ¿insinúa resumen o economía de vocablos?
La quinta da la pauta para hacer más interesante el relato.
La sexta está fuera de mi razón, ¿puede estar inseguro el autor?
La séptima es muy razonable.
La octava: no siempre hay presentimientos.
La novena: me quedo con los matices.
La décima, ahí está lo que faltaba: filosofar.
La undécima, ¿se refiere a las elucubraciones del lector?
La última me sugiere tener seguridad al momento de escribir.
Feliz fin de semana, voy a tratar de ver esa entrada del 2008, un abrazo

Rud dijo...

Apreciado Alí
Respecto de la entrada del 2008:
No sabía acerca del Maestro Antonio Abreau. Me gustan los conciertos de música erudita y supe hace un par de años acerca del chico venezolano que estaba al frente de una Orquesta juvenil venezolana quien se ha convertido en una eminencia de la batuta: Gustavo Dudamel.
Cordiales saludos

Borja F. Caamaño dijo...

Maravilloso listado de cosas a tener en cuenta al respecto del relato.

Salud.

Alí Reyes dijo...

RUD Caray...se ve que analisaste punto por punto ¡menos mal que solo eran doce!...risas
Gracias por leer el comentario que hizo Dudamel acerca de Aldemaro Romero, ese otro inmenso músico venezolano

BORJA Si hermano, y ya veo que eres escritor, sé que todo esto te ayudará en ese oficio tan exigente. Gracias por la visita mi hermano y colega

Michael Castro dijo...

Siempre aprendo algo contigo llevo más de ocho añoa leyendo y nunca salgo con las manos vacías de este blog. Un abrazo y Dios te bendiga.

Rud dijo...

Hoy he leído tu mensaje, apreciado Alí.
Estoy sacando lugar una vez a la semana para revisar el blog; espero que mi comentario no haya sido muy tarde pues me he dado cuenta que tu amigo escribe diariamente algo; asunto, que por el momento, tú y yo no podemos; incluso para mí sería estresante escribir aquí a diario.
Me temo que he quedado con síndrome de fatiga, afortunadamente las aguas han vuelto a su cause y todos hemos vuelto a sonreír, gracias a mi Dios.
Posiblemente a finales de febrero pueda sentarme tranquilamente a leer aquello tan interesante que has tenido la amabilidad de enviarme; millones de gracias.
Cordiales saludos, un fuerte abrazo

Alí Reyes dijo...

MICHARL ¡Esa es la idea hermano!

RUD Tienes razón, fíjate que yo si acaso puedo escribir algo una vez al més y eso con mucho esfuerzo...risas...Pero tranquila y gracias por comentar. Ahorita mismo voy a verlo...ahhh...y para lo otro, tómate tu tiempo.