sábado, 17 de enero de 2009

Hiroo Onoda / El "Rambo" de carne y hueso





El soldado japonés era, sin lugar a dudas un "super soldado", ningún otro, nisiquiera el alemán, logró igualar la disciplina y capacidad de sacrificio de estos hombres. Preparados para cumplir órdenes a toda costa pero también usando su inventiva, capacitados para mantenerse operando sin comunicaciones, con hambre, sed, a veces con sólo armas blancas y en los lugares más inhóspitos en desmedro de su salud y de ser necesario, acabando con su propia vida para cumplir su objetivo. La pesadilla de cualquier adversario, por numeroso éste fuese. Ejemplo de ello: Hiroo Onoda.


En 1945 el masivo y costosísimo desembarco de las tropas norteamericanas sobre Filipinas, obligó al ejército japonés al repliegue. A pesar de ello, sus líderes tenían la esperanza de que pronto Japón contraatacaría, por lo que dejaron partidas de guerrilleros en la Isla con la orden de "Hostigar y resistir" mientras llegaba esa contraofensiva. Esa fue la última
instrucción que recibió el teniente de Infantería Hiroo Onoda,
junto con un cabo y dos soldados a su cargo.

Lograron hacer ataques efectivos contra posiciones aisladas del ejército norteamericano, pero en las escaramuzas fue perdiendo
combatientes. Se mantuvieron en la espesura de la jungla
de Lupang, construyendo cavernas y trampas para evitar a los norteamericanos, provocando bajas mortales no sólo entre los militares, sino también entre los civiles que pasaban por dichos senderos. Pasó el tiempo y siguieron los ataques esporádicos pero a elementos del ejército filipino y luego a los puestos de la policía rural. Entretanto se mantenía de los
frutos de la jungla, la cacería y la pesca de supervivencia y uno que otro robo de aves domésticas, cerdos y hasta de vacas a los campesinos filipinos, pero con el debido cuidado de no ser descubierto. A pesar de ello se hizo evidente que había un fantasma merodeador en la selva y se comenzó a tener indicios muy fundamentados de que se trataba de veteranos japoneses.
Un observador de aves japonés logró contactarlo accidentalmente pero no lo convenció de rendirse, no obstante dejó un registro fotográfico.
El gobierno filipino se vió en la necesidad de pedir ayuda al ejército japonés y comenzó una campaña de éste, sobrevolando la jungla con altavoces, tirando volantes y hasta dejando cartas de los familiares de Onoda en lugares estratégicos. No funcionó, pues el guerrillero sospechaba

que se trataba de una celada para atraparlo. Hasta que el Ejército se vió en la necesidad de buscar al jefe superior inmediato de Onoda, el comandante Taniguchi, que por suerte estaba vivo, y lo sacaron de su librería que regentaba por años, para enviarlo con el uniforme de campaña del ejército
imperial, nuevamente a Filipinas a darle la orden a Onoda de viva voz para que depusiera las armas. Sólo así fue que el guerrillero accedió a hacerlo.
Su condición física era deplorable, tenía 54 años .
de edad y el día que entregó su fusil, su daga y veinte granadas de mano, fue el 12 de

marzo de 1974
-------------
Treinta años internado en la jungla como combatiente. Se dice rápido ¿Verdad?. Esto nos comprueba lo que los novelistas, cuentistas y guionistas insisten en repetirnos. Que la realidad siempre es más increible que la

ficción.

Los Teques , Venezuela, enero del 2009 .pixelteca.com, .forosegundaguerra.com
Hiroo Onoda

33 comentarios:

Alí Reyes H. dijo...

Por cierto, mientras hacía la investigación de Onada, me topé con el dato de que, al parecer, hay tres combatientes japoneses más en las selvas de Filipinas que pueden rondar por los 75 a 85 años de edad y que no han podido ser localizados efectivamente pues la zona donde están está controlada por gerrilleros radicales islámicos (2004). Hasta el momento no tengo confirmación de que hayan entregado sus armas todavía. Si alguno de mis amigos bloggeros tiene más datos al respecto, le agradeceremos la información.

Atila el Huno dijo...

ReDios!!, que puedo decir!!...¡¡ni los últimos de Filipinas!!

Cornelivs dijo...

Interesante post...! Ignoraba estos datos. Gracias por compartirlos.

Un abrazo.

Alí Reyes H. dijo...

ATILA: ¡Qué te parece!...Ni tus guerreros amigo.

CORNLIVS: Esa es la idea hermano, proveer datos interesantes pero pocos conocidos.

David Carrascosa dijo...

Un vez ví una película de Bud Spenccer y Terence Hill (Quien tiene un amigo tiene un tesoro) en el que se reproduce, en comedia, el hecho de un combatiente japonés similar. No sé si está basado en esta historia que no conocía. Es impresionante!!

Saludos desde Madrid!!

Conciencia Personal dijo...

Cuando se cree en un ideal el tiempo encima, no tiene significado, lo importante e. por qué se combate o por quién se lucha....

Un beso desde el sureste mexicano, Monique...

lola dijo...

Hola,
Recuerdo esta noticia y de paso
esta historia me recuerda una comedia del gordo y el flaco, dónde el flaco se queda cuidando una trinchera y pasan 20 años antes de que lo encuentren.
Y ciertamente, la realidad supera muchas veces la ficción :)

Alí Reyes H. dijo...

DAVID: Ese dato de la pelìcula "Quien tiene un amigo tiene un tesoro" es algo para agradecerte. Procuraré encontrarla, y sè que se comprobarà que la realidad es màs increible que la ficciòn.

MONIQUE: Tienes razón en lo que dices...Si tanto empeño se pusiese en la causa de la paz ¿Cómo sería el mundo?

LOLA: Eso comprueba lo que afirmo. En esa comedia del gordo y el flaco el soldado siguió guardando la trinchera por 20 años. Pero en el caso de este japonés la realidad superò a la ficciòn por la bicoca de 10 años màs.

Isa dijo...

¡Wow! ¡me quedé con la boca abierta! Ahora entiendo el porqué el amor hacia la cultura de los japoneses de parte de mis hijos.
Ojalá que todos los hijos de Dios fuésemos como ese Onada pero espiritualmente hablando.Me he quedado ¡a-no-na-da-da! Gracias por ponerlo Alí.
El Señor te continúe bendiciendo.

Prometeo dijo...

Pues hay mucho que aprender de este señor. La dedicación y empeño son dignos de imitar. Pero solo esas cualidades.

Como siempre que llego aquí me vy aprendiendo algo. Gracias Alí. Adelante y éxito.

Rafa dijo...

Hola tigrero, creo que ninguna persona en su sano juicio por muy patriota o disciplinado que pueda ser este durante 3 años en la selva, seguramente esta persona por su carácter o personalidad débil quedara afectada por los acontecimientos tan enormes que acarrean una guerra y tuviera un desequilibrio mental(le superaran y se quedara "pillao") por lo tanto mas que héroe fue una victima mas.

Lo que mas me llama la atención es que una vez de vuelta a la normalidad se adaptara tan rápido a la vida real(síntoma de ser muy inteligente).

Por lo que se, acabó emigrando a Brasil y convirtiéndose en ganadero consiguió amasar una importante fortuna. Se casó con una mujer japonesa cuando contaba con 74 años de edad y ahora anda ya cerca de los 90 años...un caso verdaderamente digno de estudio.

Un abrazo compañero

saroide dijo...

La realidad es alucinante. Hablando de gente atrapada en el tiempo, aquí en España, mucha gente se hizo refugios en la Guerra Civil, de los que más de uno salió mucho tiempo después de terminar ésta. De todas formas, esa constancia, esa mente disciplinada, cuadrada más bien, tenía que ser nipona.

¡Un abrazo!

Alí Reyes H. dijo...

ISA: (risas) Està muy bien ese juego de palabras que inventastes "Onada me dejò anonadad" Ahora imagìnate còmo quedarìa èl al saber que perdiò 30 de sus mejores años sepultado en la selva.

PROMETEO: Hermano, si no puedes aprender algo de este blog, al menos veràs lo que ya sabes pero bajo otra òptica...Esa es la idea

RAFA: Sin duda. No se trata nada màs de un hèroe, sino de una vìctima viviente de la guerra.

SARA: Interesante eso de casos parecidos en la guerra civil española. Por mi parte no tengo informes al respecto. Serìan historias interesantes.

Isa dijo...

¡Alí!, te quiero mandar una invitación para el facebook pero no hallo tu dirección. ¿Me la puedes mandar?, digo porque te considero "de la flota", ja,ja,ja.
fernandezescobar@yahoo.com.mx
Saludos.

ROBERTO ECHETO dijo...

Hola Alí, disculpa la tardanza en responderte.

Mira, esto que escribiste sobre Onada es una auténtica maravilla. Es extraño que Hollywood no haya hecho aún una película sobre ese soldado rezagado y abnegado.

Observa que tienes en tus manos a un personaje que puede protagonizar un extraordinarísimo relato.

Un gran abrazo.

Möbius el Crononauta dijo...

Creo recordar que, dentro de la rareza, fue un fenomeno bastante común. Estos pertinaces soldados nipones perdidos en la selva tenían un nombre, que ahora no recuerdo, pero desde luego hubo más de uno y más de dos casos.

Desde luego esta realidad no podía haber sido inventada en Hollywood.

Saludos

Alí Reyes H. dijo...

ROBERTO: Bienvenido a esta casa, que también es tu casa. Me dices que este es un buen relato para un cuento. Pero creo que es tan increible que no encaja en ese género.

ISA: Claro que quiero entrar en tu flota isa. Mi deirección está al final de la columna de la izquierda, es un gmail.

MORBIUS: Es interesante conseguir el nombre de esos guerrilleros desfasados en el tiempo, no sabía que tenían un nombre, eso quiere decir que fueron muchos, de hecho,todavía se habla que existen tres en Filipina que no han podido ser contactado pero que se tiene evidencia de que aun viven.

Tenerte por acá es un privilegio. Recuerdo que fuistes el segundo bloggero que entró a tigrero en febrero del 2008. Gracias por volver.

ABEL ADAN dijo...

Hola Ali Dios te Bendiga:

Por causa de la guerra al "rambo" le costara adaptarse.

En las selvas colombianas grupos ilegales tienen secuestradas personas por mas de 6 años.

Oramos para que esas personas vuelvan, para que esos grupos no sigan por el camino equivocado;... y se esta dando..

Vivir en la selva bajo condiciones adversas.....no se...no tiene nombre....

recibe un fraternal saludo y muchas bendiciones....

Akeru dijo...

Muchas gracias por tu comentario, Alí, y por los halagos...



Besos nocturnos...

luispdzp dijo...

Hola amigo:

Pasaba por aca a visitarte, y veo esta historia que como dicen, parece de ficción, pero es real.

Esta historia nos srive de reflexión, de que el hombre es capaz de realizar cosas que él no sabe. Aquí esta la meditación, la oración y el contacto con Dios.

Dios te cuide amigo.

Alí Reyes H. dijo...

ABEL: Es inevitable relacionar esas condiciones con las que viven los guerrilleros de Colombia y peor aun los rehenes. SEPULTURA BAJO UN MANTO VERDE. Que el Señor tenga misericordia.

AKERU: Bienvenida esa pereciosura por estos predios. lo llenan de vida. y por cierto, lo que sí es en realidad halagador son tus besos nocturnos (risas)

LUIS: Es materia de reflexión ver que se han perdido los mejores años de una vida por una causa, que aunque hubiese ganado, se basaba en el predominio de un imperio sobre las demás naciones. Veámonos en ese espejo.

Atila el Huno dijo...

Hola Alí!, no tiene nada que ver con tu entrada, pero tenía que hacértelo llegar.

Amigo Alí, no sabes cuánto me alegro de que hayas entendido quienes son los destinatarios de mi entrada de hoy, cualquier otro me habría voceado alguna guarrada.
Pero sigo pensando que no necesitamos sistemas religiosos doctrinarios; tampoco biblias, ni evangelios ni coranes; y ni te cuento de jerarquías, centros de poder religioso-político y ayatolas.
La especie humana conoce el camino correcto de forma natural.

Un abrazo a mi amigo Alí, porque para Atila, antes que cristiano, es Persona.

Un día salio el sol dijo...

En tiempos donde está todo tan caldeado, es muy bueno haber puesto la foto que colocaste arriba de la sbanderas palestina e israelí, saludos.

Conciencia Personal dijo...

Te sigo...Monique.

saroide dijo...

Hola, Alí. Nosoy muy dada a seguir esas cadenas de premios/retos de los blogs, porque tengo poquito tiempo. Pero he hecho una excepción: mira en la parte derecha de mi blog :). ¡Un abrazo!!!!

saroide dijo...

Hola, Alí. No soy muy dada a seguir esas cadenas de premios/retos de los blogs, porque tengo poquito tiempo. Pero he hecho una excepción: mira en la parte derecha de mi blog :). ¡Un abrazo!!!!

ordago13 dijo...

que grande la historia no la conocia

todos los dias se aprende algo¡¡



visita mi blog
te invito:
republica libertaria de las tortugas

Rud dijo...

Sin duda un hombre muy valiente, recursivo y obediente. Lástima que perdió la mitad de su vida en los entretelones de una guerra absurda.
Por lo demás, muy agradable el relato. Saludos.

Nilda J. Sarmiento J. dijo...

Una investigación interesante.
Gracias por compartirla.
Un gusto leerte mi amigo.
Saludos!

Nora dijo...

Me ha encantado la historia, Alí, la he mandado al FriendFeed. Desde luego que sería para ponerlo en una novela y/o película, tiene suficiente argumento para ello.

Abrazos.

Alí Reyes dijo...

El teniente Iroo Onada murió hace tres días, el jueves 16 de enero del 2014 a la edad de 93 años.
Paz para él, pero también hay que pedir a Dios por las víctimas de la guerra que aun quedan sepultadas vivas en la selva filipina y no se ha podido hacer contacto con ellas.

silvo dijo...

Una historia superemocionante, ha sabido cumplir órdenes hasta el final, ejemplo de lealtad, saludos

Alí Reyes dijo...

Gracias Silvio por tu visita por estos predios ¡saludos desde Venezuela!