miércoles, 28 de septiembre de 2011

El Último Bandoneón / Crónica de la Respiración del Tango

































Para la porteña profesora de arte y colega bloguera, Laura Galletita







"Cuando ese instrumento llegó de Europa y oyó el tango
tocado por las guitarras, en seguida pensó -Esa música es mía- y sin más, se apropió, de ella."
"El bandoneón es un instumento singular pues se usa con aire, inhala y exhala, eso es respirar, y si respira, entonces...¡Tiene alma!." Comentarios como estos son como un mosaico que complenenta a un 
Marina Gayotto

excelente documental musical El Último Bandoneón (2003) contado como una
sencilla historia abierta a la espontaneidad que va a saltos por los rincones menos turísticos de un Buenos Aires que ve hacia dentro de su alma entre el fuelle de un viejo instrumento, desde las más reconocidas y a veces desconocidas también, lutherías bandoneoneras hasta las salas de aprendizaje de baile de tango, sin dejar por fuera las zapaterías especializadas en
calzados de los años 20te especiales para las y los bailarines del tango. El guión reposa sobre los obstáculos de toda índole que, la jóven bandoneonista Marina Gayotto tiene que soltear para ingresar a una orquesta de músicos jóvenes dirigida por Rodolfo Mederos. En ese proceso la 

protagonista le toca interactuar con todo
Rodolfo Mederos
tipo de gente ligada al tango,
desde una señora especializada en reparación de bandoneones, pasando por los maestros veteranos del instrumento, hasta con jóvenes rockeros que fusionan el rap y el ska con aires tangueros. Se trata de una mirada al 


presente y sobre todo una proyección al futuro del tango sin dejar de lado el aporte histórico de gente como Astor Piazzola, quien a diferencia de otros cultores del género, tuvo la virtud de influir sobre los jóvenes de su época para darle un nuevo
impulso al tango que se hace en la actualidad. Es un film que recoge los aportes más inusitados, por ejemplo la joven violinista mejicana que afirma "Estaba cansada del Conservatorio, y quería
experimentar cosas nuevas, así que busqué por internet...Y aquí estoy" o el japonés que desde chico se aficionó a la música latina y siempre quiso viajar a Latinoamérica y para ello fundó junto a otros de sus paisanos un trío de guitarras y requinto que cantaba las
canciones de Los Panchos en castellano y japonés "El Trío del Sol Naciente" y así fue que salió del Archipiélago dando giras hasta instalarse en Buenos Aires como un argentino más. A pesar de tratarse de un excelente trabajo, el film no
deja de tener críticas, como por ejemplo: ¿Cómo es posible que una madre soltera con un sueldo de mesera de un restaurante y artista del trole a destajo, pueda tener el dinero suficiente para participar en una subasta de un mítico
bandoneón Doble "A" del año 1939 - los últimos fueron
fabricados en 1940- a pesar de que cuente con la gauchada de un coleccionista japonés?...Creo que esta observación no toma en cuenta que el guión no es
más que una excusa, y por lo tanto la escena de la subasta es tan buena que vale la pena esa licencia cinemátográfica con todo y lo que
cueste el bandoneón. Otros señalamientos se refieren a muchas de las opiniones expresadas por los entrevistados, por ejemplo, lo dicho por una veterana milonguera que es como una bomba para los grupos feministas: "La mujer no tiene estilo sino que se adapta al de su compañero" Pero la realidad, dicha por los que saben de tango, es que los movimientos líderes los hacen los bailarines y "la mina" los completa. O esta otra: " El tango es un sentimiento bailable, es una pasión" cosa que a mi entender de músico, echa por tierra la disciplina y la aplicación al arte, pues sabemos que en estas cosas la inspiración es solo el 10 por ciento mientras que la transpiración es el 90ta por ciento restante. Pero eso,
más que quitarle méritos a la película, resalta el hecho de que los personajes tienen total licencia para expresarse sin cortapisas del tipo "lo políticamente correcto". Por otra parte, la universalidad del film se refleja en el hecho de que está dirigido por Alejandro Saderman, quien, además 

de argentino también es venezolano, de hecho, fue el 

director de uno de los clásicos del cine de ese país, como lo es "Cien Años de Perdón"(1994) y con este film sigue demostrando la calidad de director que es. Sea como fuere, lo importante es que el aporte más valioso de este film será el de estimular el espíritu tanguero entre las nuevas generaciones, como debe ser.



-------------------------



Para más acerca de bandoneones tangueros le recomiendo el enlace: http://ahoraescuandohay.blogspot.com/2010/10/astor-piazzolla-bandoneon.html

Interpretación de "La Cumparsita" en los créditos finales https://www.youtube.com/watch?v=7zIdAh7xstw

Para los trailer de la película: www.youtube.com/watch?v=wlgEb_nxPdk

22 comentarios:

AƒяođiTส dijo...

A esperarlo...
Gracias Ali, tus entradas siempre geniales ya vremos si con mis dos pies zurdos, aprendo a bailar un poquito de tango.
Besitos!!!!

Manuel dijo...

Ali:

Estabas desaparecido ;D. Espero que haya sido por algo bueno.

El tango lo asocio a nostalgia, a tristeza. No se porque lo hago.

Un baile sensual, que me gusta disfrutar solo con mi esposa....

Saludos

Rud dijo...

¡Qué maravilla Alí!
Me encanta que el bandoneón se haya "apropiado" del tango, pues para mí no existe tango sin bandoneón. Mi padre me enseñó a amar el tango; es hermoso.
¿Cómo es posible que una madre soltera, mesera, con un sueldo miserable pueda participar en una subasta para adquirir un bandoneón especial?
Alí, es la magia del ahorro, de la vida y del cine. Mucha gente ha triunfado trabajando muy duro desde abajo.
Es cierto; en el baile del tango es el hombre quien lleva el paso, quien pone el estilo (puesto que no se trata de "el lago de los cisnes"). No sé cómo se baila tango, mi esposo sí y lo hemos bailado pues él me lleva y yo me dejo guiar, es fascinante.
Mi padre me enseñó a amar el tango. Como siempre encuentras fotografías espectaculares.
Que pases un maravilloso fin de semana

tia elsa dijo...

Pensar que el tango nació como cosa de barriada y mal visto por la gente bien de los años 20 pero caló muy hondo hasta llegar a los que hoy, protagonista de una película. Creó que el tango, tocarlo, bailarlo, tiene mucho de virtuosismo y transpiración pero también de pasión, mucha pasión. Besos tía Elsa.

Mayte Alayón dijo...

Alí, una vez más nos deleitas con tus entradas. Me encanta el tango, cuando fui a Argentina hace unos años yo quedé hipnotizada y maravillada con ese espectacular baile. Me alegra que hayas hablado de esta película, me encantaría verla y así conocer un poco más sobre los orígenes del tango.
Que Dios te bendiga, un abrazo!!

Prometeo dijo...

Soy músico, mi instrumento es la trompeta y toco piano en la iglesia. Mi sueño ha sido siempre tener un bandoneón para aprender a tocarlo. Admiro ese instrumento.

Adelante y éxito.

LauraGalletita dijo...

Ay! gracias Alí por dedicarme este post tan bonito!!!! Tanto tiempo sin escribir y sin pasar por blogs he pasado, y encontrarme con este es un inmerecidísimo halago!
No sabía de esta peli. Que bueno que vaya más alá del baile. A los que nos gusta la música nos tiene un poro cansados ue se centre toda la atención del tango a la danza... cula de ello es que en películas europeas o yankis uno ve una especie de híbrido extraño al que ellos llaman tango, que termina ni siendo la danza, ni mucho menos la música tango. Se me viene a la cabeza a "terminéitor" bailando una versión patética de "por una cabeza"... o en esos extraños concursos de baile donde dicen estar bailando tango, pero cai ni se tocan, o se tocan demasiado jejeje.
"la mujer no tiene estilo..." es cierto. Aprendí a bailarlo hace como 13 años, y mi hermana es profesora de esa danza, y la mujer sólo sigue "las marcas" del hombre. Es él quien decide qué pasos hacer y cuándo. La mujer puede "retrasar" o "acelerar" un poco nada más. Si el hombre agarra "flojito" es una porquería, la mujer se siente demasiado suelta y pueden terminar en el suelo (y no de la pasión jejeje). Si el hombre aprieta demasiado, además de ser "cargoso", también pueden terminar en el piso (tampoco de pasión jijiji). Un buen bailarín puede hacer bailar a cualquier "mina", pero una mujer, por más bailarina que sea, no puede marcarle NADA a un varón... salvo que inviertan los roles, cosa que no sería muy bonito a la vista :p
Por la música, estoy en parte de acuerdo con vos. rimero hay que saber y comprender el estilo, pero eso de la "pasión" o el "sentimiento" también es cierto. Escuché orquestas bellízimas, que tocan cualquier cosa de modo excepcional, pero un tanguero se da cuenta cuando no son tangueros de alma quienes tocan. Se nota. Imagino que uno tiene que comprender esa cosa porteña, el arrabal, los clásicos personajes propios y casi mitológicos del tango... "la rubia mireya", "la morocha del abasto", la traición, el amor, la pasión, la locura... Se presta tanta (demasiada) atención al baile, que se pierde al tango música, y creo que por eso, cuando un europeo, por ejemplo, toca tango, le falta "eso" que se necesita para que suene a tango porteño y de arrabal.
Ya veremos la peli para contarte las apreciaciones ;)
Abrazo!

LauraGalletita dijo...

Y algo que me quedó sin acotar: El tango nace sin bandoneón. Las primeras agrupaciones son con guitarra, violín y clarinete. Las primeras grabaciones "los muchachos de antes", las de Gardel, incluso, son sin bandoneón. Creo que parte de la confusión con el estilo del tango es creer que es el instrumento el que hace al estilo...
El tango es un género que nace en el pobrerío del barrio, de los conventillos, y si había un bandoneón es por casualidad. Después el género fue adquiriendo complejidad armónica.
Miren que lindo es esto http://www.youtube.com/watch?v=IpHCyRUtCN4&feature=related , y no necesita ni bandoneón, ni bailarines. Y no hay más tanguero que este muchachito ;)
Ahora sí, Abrazo

LauraGalletita dijo...

Veo que mi teclado, además de haber perdido las letras (ya no se ven), funciona como la mona. Disculpas por eso!

Alí Reyes H. dijo...

AFRODITA Te invito a bailar tango con nuestros dos pies zurdos...risas

MANUEL Tengo problemas con la plataforma del blog hermano, por eso es que no he poidido responder ni comentar a los colegas

RUD Tienes razón, la magia del ahorro y de las cosas que uno quiere lograr alcanzar. Y en cuanto a las otras objeciones te invito a leer lo que acaba de escribir Laura Galletita. Ahhh...No sabía que eras tanguera ¡Qué bueno! Trata de ver la película por fa

ELSA La primera argentina que comenta la entrada ¡BINGO! Y si, tienes razón, del barrio del arrabal a los mejores salones de baile del Mundo

MAYTE ¡Verdad que el tango es una maravilla! Hagamos un trato. luego que veas la peli me escribes aquí tus impresiones

PROMETEO No sabía que eras músico...Pero algo si te digo...Parece que el bandoneón es muy complicado hermano

Alí Reyes H. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alí Reyes H. dijo...

LAURA GALLETITA: Me alegra mucho que te haya gustado tu entrada. Te la dediqué con nucho cariño y a sabiendas que tu amor por las artes -y más con artes de tu tierra- sería algo que te agradaría.
Entonces la milonguera de la película tenía razón en cuanto a lo de las mujeres...Hay que ver que si uno no saqbe de algo es mejor que no hable ¿Verdad?...risas. Pero lo importante es que me acabas de hacer un comentario extenso. Voy a tratar de entrar al enlace que me acabas de recomendar y me gustaría que entraras al que tengo al pie de la entrada acerca de Piazzolla. Te aseguro que no tiene desperdicio. Ahhhh y por supuesto, en lo que veas la película me la comentas por este medio. De hecho si por alguna razón no la puedes descargar, me avisas para ver si te la puedo hacer llegar ¿Te parece?

Jan Puerta dijo...

Que gran entrada.
Un abrazo

Susana Peiró dijo...

Encantador artículo! Y muy bien documentado Alí! “El último bandoneón” como bien decís, se anima a transitar aquellos lugares escondidos de Buenos Aires, donde alguna vez y en sus inicios el tango fue proscrito, “reo” y mal visto. Astor Piazzola por su lado, es un personaje muy querido para las nuevas generaciones, muchos de nosotros, no muy cercanos a la “música ciudadana” nos enamoramos del tango gracias a él.
Muchas Gracias por tu invitación! Un abrazo Querido Amigo!

lola santana dijo...

Hola Alí,
Me alegro que ya se haya arreglado lo del blog.
A mí me encanta el tango,pero no se bailarlo, a pesar de esa leyenda que dice que todos los cubanos llevamos el ritmo en la sangre no me llevo bien con ningún tipo de baile, aunque sí disfruto escuchando (casi) cualquier tipo de música.
Y sí, aunque a las feministas no pueda gustar la expresión, el tango es un baile machista, pero no por ello menos hermoso.
Saludos, procuraré pasar con más frecuencia por aquí.

Alí Reyes H. dijo...

JAN PUERTA ¡Qué bueno que te gustó la entrada! Y gracias por pasar por aquí. Eso me recuerda que tengo que ser más selectivo en cuanto a la calidad de las imágenes que cuelgo pues hay un fotógrafo súper profesional y artístico que las revisa de vez en cuando

SUSANA Si todo lo dicho viene de parte de una argentina como tú...¡guauuuu!...Entonces ¡Buenísimo! Lo que si te voy a padir es que busques esa película y luego de que la veas pases por aquí y me digas tus impresiones ¿Trato hecho?

LOLA La cosa no se ha arreglado del todo, digamos que es algo caprichoso, la plataforma me deja trabajar cuando a ella le viene en gana ¿Qué tal? En cuanto al baile, somos igiales lola. Y a lo del tango, sin duda es una música machista, de hecho, Gardel constituyó un caso excepcional pues tuvo más fan entre el público masculino que dentro del femenino. Y en cuanto a tus visitas...No te pierdas Lola. Besos

Isa dijo...

Después de un largo tiempo, de nuevo visitandote y quiero expresar con "I" mi comentario a tu post:
Interesante, inquietante,impresionante, investigado muy bien.
Isa.

Rud dijo...

Hola, Alí
Hoy he vuelto a deleitarme con tu excelente narración y tus inmejorables fotografías.
Un abrazo

Alí Reyes H. dijo...

ISA Dios te bendiga y gracias por pasar por aquí.

RUD Gracias por pasar, aunque te digo, a veces tengo problemas para responder y visitar a los colegas blogueros, pero a veces la plataforma me dá el chance

América dijo...

Muy bueno!...Esta muy bien como asumes tu posición respeto a como es tratado el tema,en todo caso me quedo la mirada al presente ''y sobre todo una proyección al futuro del tango sin dejar de lado el aporte histórico de gente como Astor Piazzola'',un icono para muchos artistas,innovador y atrevido ,no se puede pensar en le tango sin su nombre.
Un abrazo.
(Me cuesta visualizar tu blog algo sigue pasando, quizás debas probar la nueva interfaz o publicar por otro navegador)

Mariluz G H dijo...

Qué bien documentado para quienes, como yo, gustamos del tango sin conocer apenas nada ¡gracias!

dos abrazos, Alí :)

Fran dijo...

Estupenda y muy interesante entrada, saludos Alí!