viernes, 21 de marzo de 2014

Churuguara / Cuna de la Descentralización de las Provincias de Venezuela

Entre las ciudades más famosas del estado Falcón (al noroeste de Venezuela) después de Coro y Punto Fijo, está Churuguara, eso a pesar de que está enclavada en medio de
la ruralidad profunda y en frontera con el estado Lara. 
Su nombre es una voz jirajara que puede tener muchas acepciones. Me quedo con la de "Cueva del frío".
Hoy viene a colación, pues, mientras que el actual gobierno venezolano se empeña en supeditar todo a un Poder paquidérmico y centralista, hace más de 150 años (1860) en este pueblito se proclamó el Estado Descentralizado, La Federación. Se logró a un alto costo. Pero hoy vemos cómo ese trabajo de años está siendo revertido en detrimento de la nación.
Espero que les gusten las fotos de este terruño falconiano
Casita en la cuesta. Un "falso" de alambre de púa a manera de reja
Casa tradicional en el casco. vista noroeste
Calle de Barrio Nuevo, vista sur. Torre de la Iglesia a la izquierda
Sede del museo "Don Temo y Doña Sara"
Calle empedrada sin mantenimiento. Vista sur.
Club "Los Países" alguna vez fue una bodega
Historia en vías de desaparición
Un atisbo de modernidad
Casco central vista norte. Sobre la colina el hotel Las Turas
Iglesia y casa colonial
Casita y vista al norte. Arriba y a la derecha, el hotel Las Turas
Campos aledaños, colinas y lagunas. Atardecer de despedida
Fuentes:http://bitcoraymemoriasblogetmmoires.blogspot.com
 https://www.youtube.com/watch?v=BK0t_1d2p8k

11 comentarios:

silvo dijo...

Me gusta el repotaje, paisaje precioso, saludos

Genín dijo...

Buen reportaje fotográfico, nunca estuve por esos lados, se ve muy rural y las fotos son geniales.
Salud

Alí Reyes dijo...

SILVO ¡Qué bueno que te gustaron! Ese es un rinconcito de la Venezuela que todos deseamos

GENÍN Bueno hermano...Esperamos en Dios que algún día puedas comocerla ¿Vale? Gracias por tu paseíto por aquí

Manuel López Paz dijo...

Churuguara!! siempre me llamó la atención ese nombre.

Hace muchos años, unos 30 años más o menos, estuve allí. Entonces, había una vía de penetración de tierra. Se me parece ahora, después de tantos años a la que une mi Casarrubios con El Álamo aquí entre Madrid y Castilla La Mancha.

Saludos

Alondra dijo...

Hay muchos pueblos como éste en nuestra tierra que podrían llenar la despensa; crece el café, el ganado campa por la sabana y los recursos lácteos e incluso arcillas de gran calidad podían hacer nacer pequeñas industrias. En fin, mientras dure el oro negro a los que mandan le da igual.
Un abrazo amigo y a todas las familias que lloran sus muertos.

Angelina dijo...

Hermoso revivir uno sus historias, sus vivencias con tan solo ver una buena fotografía.. Gracias Tigrero por tu excelente trabajo con este entretenido sitio... Me encanta!

Alí Reyes dijo...

ALONDRA Gracias por tus buenos deseos a los venezolanos que estamos pasando por estos trances ¡Dios te bendiga Alondra!

ANGELINA ¡Buenísimo! ¿Cómo le digo a mis contactos que este comentario lo escribió una churuguarera de puera cepa?...Espero que puedas dar un vistazo al resto de las entradas, aunque sea para ver las fotos no más.
Dios te bendiga siempre.

virgi dijo...

Me encanta, Alí. No sabes lo que me gustaría volver, pero por ahora es difícil.
Esas atmósferas son cautivadoras , imagino la gente, su entonación, sus costumbres y...sus comidas!
Besos y abrazos

Anónimo dijo...

Muy bueno, Alí. Me gustaro tus palabras y las fotos del pueblo, que provoca visitar.

Un abrazo

Abraham

América dijo...

Cuantos rincones entrañables amigo.
Abrazos.

Pedro G. Hernández Sabatino. dijo...

La verdad es que nos das un sabroso paseo por Churuguara, Alí. Qué imágenes tan bonitas; yo no soy tan buen fotógrafo!Estuve haciendo la maestría en museología en Coro. No me quedó mucho tiempo para recorrer Falcón como hubiese querido: me parece un estado interesantísimo. Por cierto que sí cumplí mi sueño de conocer las cataratas de El Hueque. Me recordaron "Guamita", un balneario que teníamos en el Henri Pittier y que visitábamos todos los domingos, hasta que desapareció bajo el furor de las aguas y el barro durante la tragedia de El Limón.