miércoles, 23 de noviembre de 2011

El Nacionalismo que Propongo

                    

El nacionalismo es un autoconcepto compartido que ha servido para dotar de identidad a nacientes y vigorosas naciones para realizar milagros económicos, artísticos y de toda índole pero también de crímenes
basados en la creencia de que los nuestros son los buenos y los otros son los malos. 

Pongo sobre la mesa una invitación a que relancemos el nuestro. Un nacionalismo que parta de la sinceridad. Que reconozca que somos un país de predominio urbano, sin que eso nos avergüence, la ciudad no es mala por sí misma y esa vida rural, que tendemos a añorar, no es tampoco un paraíso que digamos.
          

Y en cuanto a nuestra convivencia como país, me parece que si pensamos como comemos nos llevaríamos mejor: Quiero decir, si consumimos pasta, hamburguesas, lumpias, falafel, arepas y sushi, bien pudiésemos tener la misma apertura para aceptar lo extranjero y prevenirnos contra la xenofobia, que - de paso, es algo ajeno a nosotros pero que se nos ha querido
inocular “a juro”-. Reconozcamos, por favor, que la comilona de fin de año tiene más que ver con nuestra venezolanidad que la misma batalla de Carabobo.


Propongo un nacionalismo civil. La mayoría de los venezolanos somos civiles y estamos desarmados, esa realidad es esencial. Los próceres de la Independencia hicieron cosas importantísimas pero no tienen por qué ser nuestros únicos héroes. Quisiera que en las escuelas
hubiesen más retratos de gente que nunca echó un solo tiro, pero que han instalado sistemas educativos, sanitarios, y han hecho arte. En los billetes debería haber gente como Jacinto Convit , Algimiro Gabaldón y en las calles, avenidas y parques con nombres como Juan Manuel Cagigal,Jesús Soto o Morela Muñoz.


Escuchemos nuestra música, pero porque es buena, no por obligación  con la excusa de que es “nuestra”. Que nadie
reclame a nadie que es un vendido porque no oye joropo. En el nacionalismo que propongo no existe la noción de traidor, pues trata de evitar todo aquello que tiene visos de fanatismo. Se trata de un nacionalismo opuesto, tanto al patrioterismo militarista de “La Venezuela Heróica” como a la cursilería de “Lo nuestro es lo mejor”. Una respuesta a la frívola infatuación con Miami y a la peligrosísima y hasta criminal quimera del
“Patria o muerte”. Un nuevo espíritu que nos enorgullezca de lo que sí tenemos, y que nos anime a luchar por lo que nos falta.

----------

Rafael Osío Cabrices
Todo en Domingo, Caracas 25 de mayo del 2008    

Fotos: Pablo Krisch

12 comentarios:

Atila el Huno dijo...

D. Alí!!

Yo más bien les recomendaría que huyeran de cualquier tipo de nacionalismo -pues nacionalismos hay para todos los gustos...e intereses- como de la Peste Negra. Les aseguro que da mejores resultados, más fructíferos y duraderos en el tiempo, luchar por una ciudadanía verdaderamente libre y responsable, como recomendaba Bolívar. La realidad de todos los nacionalismos es que son intrínsecamente excluyentes y acaban amoldando voluntades a sus objetivos. Créame, le escribo estas líneas desde un Paí...ehhh...Estad....ehhh...sitio en el planeta (¿?) formado por varias decenas de Naciones y un puñado de miles de Pueblos...deseando verse las caras en cuanto tercie.

Un abrazo!!

Manuel dijo...

Yo propongo un nacionalismo donde todos tengamos las misma oportunidades de estudios y valores nuestra cualidades para orientar nuestro futuro haciendo que se vaya desarrollar un punto economico. Quiero un nacionalismo donde la sanidad sea universal y prudente,donde todos podamos acceder segun la urgencia sanitaria importante. saber se debe pagar por el abuso de la sanidad. Que respetemos las normas aunque nadie nos vea...En definitiva, ser buen ciudadanos

Saludos trigrero tienes algo en el blog

Martha Colmenares dijo...

Hola Alí, pendiente de ver la película, no te imaginas. Pasaba por tu blog, como siempre tan con mucho que leer.
Abrazos

Alí Reyes H. dijo...

ATILA ¿Sabes algo? Tenía un mal concepto de tus posiciones, alguna vez llegué a pensar que eras un nacionalista a ultranza ¡Qué bueno que estaba equivocado! Saludos rey de los hunos

MANUEL Como diría tu paisano Renny Ottolina, ser un buen ciudadano porque si y no porque nos tienen vigilados. Pero tu acotación de no abusar de los servicios de salud, o pechar esta actitud, me parece justo, por ejemplo implantes que no tienen nada que ver con operaciones de estirpación total o parcial. Y así como eso ¡Tantas cosas!

MARTHA Gracias por venir, con tantas noticias que tienes que analizar y a pesar de eso sacas tiempo para visitar este sitio que, te digo, también es tuyo. En cuanto a las películas. Son tantas las películas que comento ¿O te referiras a la del dragón?

Atila el Huno dijo...

D. Alí!!

Jajaja...bueno, no es nada nuevo para mi. Mire, uno de los primeros premios que me concedieron en la blogosfera fue el mítico "Falangista-Filobatasuno", es decir, alguien que según quien me lea, acabo siendo calificado de Fascista o de Extremista de izquierdas.
;))

Fíjese, que hace pocos días y por hacer alusión a los "pecado capitales" (los antiguos) me acabaron llamando "católico"...jajaja...y...ya sabe Usted que yo religión...
;))

Saludos!!

tia elsa dijo...

Lo comparto plenamente, ese es un sano nacionalismo, sin fatismos. Besos tía Elsa.

Alí Reyes H. dijo...

ATILA De verdad que habemos gente equivocada "filobatasuno"...Eso nos pasa por no hacer seguimiento a todo lo escrito. Pero lo importante es que no eres nada de eso. Y en cuanto a católico. Entiendo que tú eres un angnóstico practicante, otra cosa que nos pone en aceras diferentes pues soy de la confesión protestante. Pero con todas nuestras diferencias, seguimos siendo colegas y amigos. Y más cuando nos unen las causas libertarias, pero no el bla bla bla de los mal llamados intelectuales ysque progresietas, sino la verdadera libertad y los Derechos Humanos.

ELSA Es así, un nacionalismo sin fanatismo. De más está decirte que lo escrito aquí es un retrato de lo que tú sabes que estamos viviendo en Venezuela y ese escrito es una reacción a ello. Pero lo importante es que puede pasar en cualquier país y en cualquier época ¿Cierto?

Prometeo dijo...

Tus palabras se pueden aplicar a otros paises.

Adelante y éxito.

América dijo...

Ese es el nacionalismo que deberíamos tener querido amigo,pero tenemos la esperanza y los recursos para salir adelante,cada uno puede aportar desde su sitio.Totalmente acertado traer este texto a todos nos incumbe.
Felices fiestas.

LauraGalletita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
LauraGalletita dijo...

Este post puede aplicarse, creo que a qualquier país.
Es difícil encontrar ese punto de equilibrio sin haber pasado por otros estadíos del nacionalismo.
Es normal que en un principio sea visceral, y vaya refinándose con el tiempo y la educación. Y la educación no es algo que crezca de los árboles y se comercialice en el supermercado, precisamente. Lleva tiempo y paciencia.
Mirá, desde hace diez u once años para esta parte, gracias a presidentes como el tuyo, como Evo, como Correa, Lula... muchos como yo, hemos aprendido a mirar a nuestros hermanos latinoamericanos sin las anteojeras yankis... hay que ser ingenuo para no reconocer que los golpes militares sufridos por nuestro hermoso continente han sido del corte "divide y reinarás" manipulado por yankilandia, el FMI, y algunos que otros intereses empresarios. Nos habían dividido y nos habían sacado la sensación de hermandad que debió estar allí siempre. Nos quitaron eso, pero estos presidentes latinos, que tienen sus fallas porque son personas, nos han devuelto el lazo. Te decía, que de ese tiempo a esta parte he aprendido a amar nuestra cultura, he aprendido a amar lo nuestro de un modo que jamás hubiera imaginado... Mirá qué tarada era, que me creía "ciudadana del mundo" (en tanto que apátrida)... me creí todo eso que el imperialismo cultural yanki me hizo creer... claro, si no soy de aquí, los derechos de quién voy a defender? Si no soy de aquí, qué me importa si vienen y me cambian la bandera? Hasta me parecía absurdo y elemental (peyorativamente) que gente quisiera seguir viviendo en sus pueblos, con sus "primitivas" costumbres...
Es mucho y muy profundo lo que nos hace el imperialismo cultural, y si bien es cierto lo que decís, que no hay buenos de este lado, y malos de aquél, A mi me tocó estar de éste lado, y defiendo con gusto a nuestros pueblos, porque SIEMRPE han estado oprimidos por los paises poderosos... Vaya que aún tienen colonias y monarquías esos y los primitivos somos nosotros? Ja!
En las escuelas se glorifica a tipos que la hicieron a los tiros, claro, es la corta historia que tenemos, y no hubo revoluciones pacíficas hasta ahora por estas tierras... triste pero cierto.

Con paz, siempre, y con mucho amor, rebelarse contra el opresor no es ser belicoso.

Abrazo!

jesus brito dijo...

bueno realmente entiendo que el nacionalismo es una arma de doble filo......por una parte a llevado a sociedades a cometer atrocidades....por el otra lado a sido el motor que ha impulsado a otras para sacar lo mejor de las mismas.
en el caso venezolano,desearia que el nacinalismo sirviera para que floreciera lo mejor que hay en cada uno de nosotros...por otro lado sino existe nacinalismo no se tiene identidad.....atte jesus brito.