miércoles, 16 de agosto de 2017

El día siguente. Radiografía del Holocausto Nuclear

Si hay alguien, además de Dios, a los que tenemos que agradecer el estar vivos en este momento, es a los realizadores de la película "El día después" o "El día siguiente" The day after, de 1983 ¿Estoy
exagerando?...Puede que si, porque en realidad los procesos históricos son la suma de múltiples, grandes y pequeñas circunstancias, pero el arte juega su papel y esta  no fue la primera ni se á la última película apocalíptica pero ¡cómo influyó!


En los años 80ta en plena guerra fría y luego del éxito de la película Síndrome de China donde se narran los sucesos
derivados de un accidente nuclear, los estudios ABC deciden armar una miniserie (que luego se comprimirá para formato cine) que relate los efectos de un intercambio nuclear como el que todos esperaban. Para eso fue llamado Nicholas Meyer ("Los pasajeros del tiempo" y las entregas 2 y 6 de Star Trek Viaje a las estrellas) 

La película comienza con un avión sobrevolando el Medio oeste noeteamericano con sus paisajes bucólicos, sus graneros, las vacas los potreros, las bastas praderas sembradas de cereales, las ciudades dispersas entre ese gigantesco medio rural, en fín, todo aquello que por tan
familiar olvidamos que da forma a lo que llamamos "civilización", hasta que nos damos cuenta que el avión no es más que el comando aéreo automátizado que asumiría la salida de misiles de tierra mar y aire desde su computadora cuando el comando central en tierra sea hecho polvo, de hecho, cada uno de los
pilotos, en caso de luz roja debería colocarse un parche de pirata en uno de sus ojos considerando que la luz de una explosión en su radio de visión los dejaría ciegos, de forma tal que se cambiarían el parche para el ojo dañado y seguir viendo por el otro.
La trama se desarrolla
alrededor del poblado de Lawewnce a pocos kilómetros de la ciudad de Kansas y es el foco debido a que es allá donde está el mayor silo de misiles en tierra de los Estados Unidos. Los personajes son los más disímiles y representativos de la sociedad moderna,
aunque alejados de los líderes y los políticos, más bien digamos que son el ciudadano "de a pié" como decimos en Venezuela: un médico, dos estudiantes universitarios, un soldado y una familia del medio rural, cada uno con una trama

distinta y sus problemas cotidianos, unos mayores que otros pero presentimos que, comparado con lo que se está gestando sus problemas en realidad son la felicidad misma. Esto se comprueba con el escalofrío que da el presenciar la salida de las ojibas nucleares y saber que en cuestión de horas, las que salieron del otro lado del Mundo estarán llegando sobre tu pueblo, y los tuyos.
La película  tiene una fuerza documental tan realista que su exibición provocó alteraciones sociales a nivel mundial, incluso fue prohibida en algunos países. Por eso insisto en
que de alguna forma debe haber contribuido a que en cosa de un lustro, la llamada "Guerra fría" se comenzara a desmantelar con la caída del Muro de Berlín. De hecho, en la misma hay una mención a lo que se llamó "La crisis de los cohetes cubanos" en 1963.
¿Se trata de una amenaza conjurada?...Es lamentable admitir que no es así, es más, la combinación de un megalómano obtuso
en Corea del Norte, con un guerrerista obstinado en la Casa Blanca vuelven a retomar el tema con mucha fuerza. Por eso es que no está de más volver sobre esta aterradora e inquietante película que nos avisa hasta dónde pueden llegar los llamados "juegos de guerra".


Trailer:


7 comentarios:

lola dijo...

Hola Alí, antes que me olvide te envié mi correo ya que hace un tiempo me lo pediste, como las cosas por allá están un poco complicadas no se si lo viste.
Ahora paso a lo que comentas, no puedes imaginarte, o sí, lo que me ha recordado estos días todo lo relacionado con la crisis de octubre y las locuras del fifo que quería que el ruso le diera al botoncito.
La película que comentas no la he visto, pero sí otra que cuenta más o menos lo mismo, se llama Testamento Final, a mí me dejó muy mal sabor de boca pero no porque la película fuera mala sino porque vas viendo la agonía de los afectados y su lucha inútil por continuar con vida.
Me pongo de tarea ver la que recomiendas, y espero poder verla antes de que algún loco se le ocurra darle a cualquier palanca. Oye, tantas guerras que ha habido en el mundo y no aprendemos los humanos a vivir en paz.
Saludos y arriba Venezuela.

Fran dijo...

Que tal Alí!
Me ha parecido estupenda y muy interesante el post asi como la reflexión que propones. Es cierto, yo recuerdo que por aquel entonces la pelicula provoco mucho revuelo, era habitual entre las conversaciones de amigos que surgiera lo de la tan temida "amenaza nuclear" y como quedaría la tierra luego. Desgraciadamente como bien dices tenemos (hay algunos mas...) a dos descerebrados al frente de Estados Unidos y Corea del Norte, no se, esto tiene muy mala pinta hermano.
Yo también me sumo a los deseos y ánimos de Lola, lo que estais sufriendo yluchando ahi pone de manifiesto la fuerza y entereza de un pueblo que no se rinde.
Un abrazo!

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Terrible amenaza tenemos encima y que nos recuerdas con esta película. Ojalá no se convierta en realidad porque ya tenemos bastante con lo que hay, por decir algo, claro está!!
Saludos.

Genín dijo...

Pues no, no recuerdo haber visto esta película, pero no seria extraño que cuando la esté viendo la recuerde, he visto tantísimas en mi vida, que muchas de las viejas, ya no las recuerdo.
En fin, ya he copiado la dirección y en cuanto tenga un hueco la veo, me gusta mucho esta temática, aunque me estremezca de miedo al pensar sobre ella...
Muchas gracias
Salud

Mari-Pi-R dijo...

Hola Ali, como siempre nos dejas muy buenas explicaciones sobre la película, no recuerdo haberla visto, pues últimamente no veo muchas películas de violencia ni catástrofes, creo que me afectan demasiado.
Un abrazo

Manuel López Paz dijo...

Una pelicula que he visto en varias oportunidades.
Coincido contigo en el sentido de que posiblemente abrió los oos sobre la posible hecatombe que significaría una guerra.

Saludos

Rud dijo...

Mi muy apreciado Alí
Efectivamente, gracias a mi Dios aún tenemos vida y salud para seguir adelante, pero ¿hasta cuándo? Las noticias son realmente aterradoras: dictadores que desaparecen a diario a sus opositores, radicales que atentan contra las buenas costumbres, fundamentalistas que asesinan por motivos religiosos, paranoicos que han logrado increíbles avances nucleares y líderes que más se asemejan a payasos que a estadistas.
Tienes una forma de narrar que atrapa. Las imágenes como siempre son excelentes, y, sobretodo, le pones mucho empeño a lo que realizas. He ve volver a leerte en otro momento, ya me llaman.
Cordiales saludos, un fuerte abrazo lleno de esperanza. Fuerza!