martes, 3 de abril de 2018

Sant Andreu jazz band, retratada en un documental


En lo personal, el blues, góspel y el country siempre han ejercido en mí una fascinación tal que han desplazado cualquier atisbo de afición por el complejo y elitesco jazz. En otras palabras, mi cultura jazzística es nula. Por eso advierto que escribo esta nota sin bagaje subjetivo adicional excepto un repentino y sorprendente entusiasmo.

En un barrio como el de cualquier ciudad, el Sant Andreu en Barcelona, existe una escuela municipal de música, sin muchas pretensiones pero que en 2006, se le permitió a un “director loco” hacer una sección completa de jazz, como electiva de la carrera (algo que no suele ser común en conservatorios
reputados) y se dedicó a armar la estructura de una banda con predominio de metales, como lo exige el género. Los miembros cubrían edades de los seis  a los veinte años. Hasta acá todo normal pero la magia está en que Joan Chamorro consigue transmitir su amor al jazz a estos niños que deciden
dejar ocupaciones más “divertidas” para dedicarse a trabajar sus instrumentos a conciencia, y lo que es mejor, hurgar en las profundidades de un género exigente para encontrar la esencia, esa misma que cautivó a sus grandes cultores con el añadido de trasponer barreras geográficas culturales e idiomáticas para ejecutarlo y cantarlo con la misma devoción.
 Kids an music, documental de
2012, recorre a vuelo de pájaro,  los tropiezos y rutinas de estos jóvenes en cosas, al parecer  intrascendentes, como el cuidado y mantenimiento de un instrumento de viento, apremios para llegar temprano, lo difícil de dedicarle tiempo y tesón al arte, distracciones en el aula y las indisciplinas propias de la edad. Como bien lo dice Chamorro “No son genios ¿cómo iban a tocarme veinte genios para formar una banda?
 Por eso es más valioso el esfuerzo de sobrellevar ese rebaño, siempre a punto de la dispersión, a un ensamble con aroma de una
Big Band de los años 50.

Insisto en que la cosa no es tan fácil, siendo que el género exige cierto grado
de improvisación que se da con el tiempo, pero Chamorro se esmera en que cada joven logre al menos una pieza como solista, de forma tal que cuando el discípulo sale de la banda, tenga una pieza grabada o la
maqueta de un disco y las herramientas para hacer carrera en cualquier agrupación.
El repertorio se pasea por las variables del género como son el dixie, bebop, swing y bossa. En tanto que los conocedores alaban el empeño de Chamorro por rescatar del olvido piezas que dejaron de oírse incluso en sus países de origen. Por cierto, recomiendo una composición cantada a manera de diálogo en el autobús y acompañada solo por un ukelele.
El plato fuerte del filme fue rodado el día de San Andrés (30 de noviembre del 2011) cuando
se celebraba un festival de jazz en el Palau de la Música de Barcelona, alternando con jazzistas de renombre.

Como reflexión personal, me permito decir que este documental va contra todo nacionalismo fanático, siendo que una chiquillada es adiestrada en el cultivo de
una música venida del otro lado del Atlántico, totalmente ajena a su idiosincrasia. En resumen, la patria de un hombre razonable es el mundo, la universalidad es lo que embellece a un pueblo. Los catalanes
deberían tomar nota del mensaje que sus propios chicos les
dan.

Para finalizar quisiera dejarles a manera de trailer, la interpretación de la pieza Undecide (indesición) con dos grandes del jazz: en el trombón Wicliffe Gordon y en el saxo alto Jesse Davis y una pequeña (esto es literal) en la trompeta como solista, respaldados por la Sant Andreu band. Vale decir que esa niña que me recuerda a la pequeña leyenda del cine, Shirley Temper, se llama Elsa Armengou. Solo véanla aunque sea los dos primeros minutos ¿trato?


Agradecimiento a Josep por postear acerca de este film. 
http://elblocdejosep.blogspot.com/

Para ver el documental:
https://www.youtube.com/watch?v=7p5zhfucVC0
Ficha Técnica / Specification Sheet

Productora / Production Company:  DIVINOCONCEPTO
Director / Director:  RAMÓN TORT
Guión / Screenplay:  RAMÓN TORT & BORJA DUÑÓ
Fotografía / Cinematography:  RAMÓN TORT
Dirección Artística / Art Director:  RAMÓN TORT & JOAN CHAMORRO
Sonido / Sound:  PEP ROIG, DAVID CASAMITJANA, TONI GALITÓ & ROMÀ CABA
Montaje / Editing:  RAMÓN TORT & JORDI CANCHALES
Datos Técnicos / Technical Data
País de Producción / Country of Production:  ESPAÑA - SPAIN
Año Produccion / Year of Production:  2012
Duración / Running Time:  101′
Formato / Format:  HD
Pantalla / Screen Ratio:  16/9
Color / Color:  COLOR
Género / Gender:  DOCUMENTAL - DOCUMENTARY
Lugar de Rodaje / Shooting Place:  ESPAÑA Y FRANCIA (SPAIN & FRANCE)
Versión Original / Original Version:  ESPAÑOL, CATALAN E INGLÉS - SPANISH, CATALAN & ENGLISH
Subtítulos / Subtitles:  ESPAÑOL, CATALAN E INGLÉS - SPANISH, CATALAN & ENGLISH

19 comentarios:

Manuel López Paz dijo...

Hola Alí:

He visto en directo a la Sant Andreu. Soy fan del jazz porque cuando estudiaba, lo hacía con esa música de fondo. Undecided como suena en el vídeo me gusta, pero quizás cuando era cantada por Ella Fitzgerald era sencillamente genial (realmente todo lo que cantara). La que suena en el vídeo tiene unos arreglos que me atrapron desde el principio. Y coicido contigo: La nena se parece a Shriley Temple

Con estos niños me lleve una gran sopresa. Los ví en 2015, pero no sabía del documental. Ya lo veré y varias veces.


Saludos

Alí Reyes dijo...

Caray hermano, así que viste a la Sant Andreu en vivo ¡qué bueno!
En este momento esoy oyendo la versión de Undecide en la voz icónica de Ella.
----
Me encantáron las dos entradas acerca de "Jesús histórico" pero he tratado de comentar y no he podido...cosas de la plataforma...paciencia. Por cierto te cuento que estoy en coro y el internet es muy inestable por acá. En contacto.

Fran dijo...

Que tal Alí!
Me ha encantado el post, gracias por estos aportes musicales tan interesantes. Muy acertada la referencia a Temple...jeje
Un abrazo hermano!

Rud dijo...

Hola, Alí
Me ha gustado el comienzo de tu reporte: “…advierto que escribo esta nota sin bagaje subjetivo adicional excepto un repentino y sorprendente entusiasmo.”
Aplausos. Eso se lee bonito. Un profesor que inculque el amor al Jazz a sus alumnos, es digno de admiración.
Me ha fascinado Sant Andreu Jazz Band; formidable trabajo; felicitaciones a Joan. He llegado a la mitad; he de volver, Dios mediante, a terminar de deleitarme con tu ingenio.
Te he dejado una inquietud en tu entrada anterior. Saludos, un abrazo

Alí Reyes dijo...

RAFA ¿verdad que se parece mucho? ¿te acuerdas cuando bailaba el tap?

RUD Perfecto. Esperaré que vuelvas a pasar, pero sobre todo que veas el video

Genín dijo...

Yo debo reconocer que soy un perfecto ignorante en este tipo de música, pero tambien te digo que me gusta cualquier tipo de música que suene bien a mis oídos, esta me ha sonado perfecta, y por supuesto que he visto el video completo con sumo agrado.
La niñita, aparte de que enternece por su corta edad, me impresiona la cara de concentración que tiene todo el tiempo.
Me ha encantado tu entrada, como siempre, muchas gracias :)
Salud y abrazo

Martha Colmenares dijo...

Que bueno saber de ti, te respondí en mi blog, no había visto los comentarios, algo desentrenada, retomo la afición con temas ligeros que refresquen un poco el alma. Ya vendré a leerte con calma/

Alí Reyes Hernández dijo...

GENÍN Qué bueno que te gustó mi hermano. Gracias por la visita y un abrazote

MARTHA ¡El Señor sea loado! en algún momento pensé que no te contactaría más. Pero qué bueno que reapareces. Tenemos años de qué hablar y no debemos desaprovecharlo. Un besote Martha.

lola dijo...

Hola Alí, he visto el vídeo y me ha gustado mucho. La nena se ve muy concentrada y nada nerviosa, se ve que tiene tablas.
Saludos,

Mari-Pi-R dijo...

Salirse de lo tradicional y dejar libres en cierto modo a los alumnos con esta buena másica de blues es estupendo, pues con unas buenas bases se puede obtener excelentes resultados en estos estudiantes.
Estupendo reportaje, un feliz fin de semana.

Frodo dijo...

Es una buena oportunidad para escuchar estos estilos musicales que escucho cada tanto, y a los que le debería prestar más atención.
A tu salud Tigrero!

Ah, y aproveché para pasar por lo de Josep, en un rato comento en su sitio, que me ha gustado mucho
Abrazo!

MuCha-Recomenzar dijo...

me voy sabiendo lo que no sabia

Josep dijo...

Hola, Alí:
Me ha complacido muchísimo comprobar que esta música ha logrado traspasar el océano y te ha gustado al punto de reseñar ése vídeo documental de una forma excelente.

Como te apunté en mi casa, creo que la experiencia tiene una deuda con el maestro Abreu, por la valentía de dejar que los pequeños se enfrenten, con mínimos conocimientos, con la música en sus facetas más imprtantes. En este caso el jazz, que, como bien dices, no es nada fácil.

Es sorprendente y muy ilustrativo comprobar cómo de bien pueden llegar a tocar esos infantes de tan corta edad y cómo van evolucionando sin dejar de ser apenas adolescentes.

Muchas gracias por la cita a mi blog.

Un abrazo.

Alí Reyes dijo...

LOLA. Primera vez que oigo esa expresión "tener tablas", aunque si a ver vamos, en Venezuela decimos "tiene madera"

MARI PI Esa es la idea, darle buenas bases a los estudiantes

FRODO claro hermano, di con ese blog al buscar en el tuyo

RECOMENZAR Yo también aprendí algo nuevo

JOSEP Gracias por hacer mención del maestro Abreu ¡Cuánto te lo agradezco hermano! Y también el poder participar en tu blog. Recuerda que esta es tu casa y las casi cincuenta entradas de cine que hasta ahora hay están a las órdenes

MuCha-Recomenzar dijo...

Gracias por lo que das
un brindis por vos

Conchi dijo...

Ha sido un placer entrar en tu espacio Ali, me gusta toda esta clase de música.

Un abrazo de Espíriru sin Nombre.

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Algo nuevo se aprende cada día, interesante crónica la de esta entrada.

Un abrazo.

Profeballa dijo...

Un abrazo querido amigo.

Alí Reyes dijo...

RECOMENZAR Y un brindis más extenso por vos también

CONCHI Gracias por el esfuerzo de venir a blogger a visitarme. Un beso Conchi

RAFA Buenísimo Rafa, esa es la idea.

PROFEBALLA ¡Un abrazo Profe!