domingo, 6 de septiembre de 2020

El Narrador de caballos (crónica-relato)

 


El Narrador de caballos

 

A la memoria de Alejandro Omega Villavicencio Rivero (mi tío)

Y del médico veterinario Carlos Alberto Velásquez (mi amigo)

 

La noticia fue como caída del Cielo.

─¡EpaTuqueque! (mi apodo en el medio radial era “El Tuqueque Requena”). Estás asignado como técnico para ir con Aly a cubrir el Clásico de Puerto Rico.

¡Esto era genial! Iría a trabajar, nada más y nada menos que con Virgilio Christian Decán, mejor conocido como Aly Khan, en la


transmisión de un verdadero campeonato internacional, el primer Clásico del Caribe, el de junio de 1966.

En la Justa participarían cinco naciones representadas en trece ejemplares. Por Venezuela iba la potra Vélika, que venía de ser campeona en los clásicos Francisco de Miranda y José Antonio Páez,  favorita nacional indiscutida, con la monta del jockey revelación del momento, Rogelio Cortez.  Pero, a la hora de elegir el segundo ejemplar hubo mucha discusión, hasta que al final se decidieron por Victoreado, un alazán tres añero, hermano paterno de Vélika, pero que a despecho de su nombre, el historial de este potro era  un rosario de derrotas. No obstante, los organizadores se decidieron por él, porque en medio de tantos fracasos, en sus pocas carreras de más de una milla, había ganado hasta por doce cuerpos, demostrando que era un fondista nato, un verdadero “millero” y precisamente, el Clásico era de mil ochocientos metros. Sería conducido por un joven que venía


labrándose un nombre en las pistas de grava, Gustavo Ávila ─quien años más tarde sería clave en el  Kentucky Derby  con la doble corona de Cañonero─ El evento se llevaría a cabo en  “El Comandante” de Río Piedras, hipódromo que fue demolido hace algún tiempo, para dar paso a un distribuidor vial.

Saliendo del hotel, y ya embarcados en el taxi, le digo a Aly.

─Ayer nos dejaron una nota en la recepción. Nos la pasaron ahorita porque había llegado muy tarde.

─¿Qué pasó ahora vale?

─Al parecer  la "mano" izquierda de Victoreado ha comenzado a "echar vaina" otra vez... La lesión que habían asegurado que estaba curada antes del viaje, los ha puesto a discutir si lo sacan de la carrera.

Aly se llevó la mano a la frente y murmuró algo que no pude oír.

Sin duda, se trataba de una mala noticia. Aunque en realidad, el impacto no era mucho, en tanto y cuanto esto no afectara a la Favorita. De todas maneras me pareció que Aly  no pensaba igual…En definitiva. No era un buen comienzo de día.

En eso el chofer me preguntó.

─Disculpen que los aborde pero…ustedes son venezolanos ¿cierto?

─Sí. ¿Y cómo lo sabe?

─Es que ese tonito no se pierde y de paso, les cuento que hay una yegua venezolana a la que muchos acá le van a apostar…una tal…

Vélika

¡Exacto! Vélika. Pero lo harán de segunda opción porque el favorito  es Rebelde,  un potro riqueño que es un rayo, viene prácticamente invicto.

─Gracias por el dato. Pero ¿cómo es que ustedes saben tanto de los caballos venezolanos?

Entonces dio una espontánea carcajada para decir:

─Es que las frecuencias de radio venezolanas se captan acá como si fuesen locales. Por cierto, ustedes tienen tremendo narrador. Ese Aly Khan emociona con su secuencia así uno no sepa nada de hipismo, al menos acá en Puerto Rico no hay locutor que lo supere…

En ese momento sentí que Aly me clavó el codo en las costillas al advertir mi intención de abrir la boca, Así que dejé que el Chofer  siguiera hablando de la pasión que el locutor venezolano imprimía a su trabajo. Pero no me aguanté más porque si no reventaba.

─Precisamente. Lo lleva acá en su carro. Le presento al mismísimo Aly Khan,

─¡Ay Benditoooooooooo!

El Chofer no salía de su asombro, y fue tal su euforia que no permitió que le pagáramos, deseándonos toda la suerte del mundo.

------

Ya en cabina y oteando la pista,  pudimos ver la altura y la imponencia de Rebelde, un zaino tan negro que los rayos del sol lo hacían ver azul. En cuanto a Vélika, hubo cierta puja para hacerla entrar en el aparato, signo de brío contenido. Punto a su favor.

La largada fue pareja a excepción de Victoreado  que quedó a la zaga del grupo. Esto se mantuvo  así hasta que, luego de unas decenas de metros,  la atmósfera se crispó  cuando Bibi, la potra panameña, se adueñó del liderato del pelotón y comenzó a dejarlo atrás poco a poco. Pero, a pesar de tener puestos los audífonos percibí el alarido que surgió de las tribunas cuando Rebelde se desprendió del lote, en persecución de Bibi que agarraba la curva pegada al barandal interno, lo que hizo que Rebelde presionara por fuera con tal ímpetu que ya en la recta, el zaino la igualaba cabeza a cabeza, hasta que el hipódromo estalló en un grito por mucho tiempo retenido. Rebelde había rebasado a Bibi. Las banderitas de la estrella solitaria de las barras rojas, se agitaban en todas las secciones de las tribunas.

A todas estas,  Vélika se abría paso desde atrás para caer a la zaga de Bibi y mantenerse firme  en el tercer puesto, mientras que Victoreado comenzaba a salir del sótano.

A los cuatrocientos metros y un cuarto, Rebelde se mantenía solo adelante mientras que Vélika comenzaba a rebasar a Bibi para agenciarse el segundo lugar. Entretanto, de la dispersión de lo que antes había sido un pelotón, emergía Victoreado, que había pasado uno a uno a sus oponentes y en ese momento superaba a Bibi  para emprender el seguimiento a la yegua venezolana.

Así se mantenían los tres primeros puestos hasta que, luego de los setecientos metros, Vélika  era superada por su hermano que se despegaba  en persecución de Rebelde.

Eran muchos los cuerpos que el zaino le llevaba a su perseguidor pero Victoreado los iba adelantando en claro progreso para acercarse peligrosamente a solo cuatro cuerpos del riqueño.

La emoción era tanta, que me hizo perder la compostura profesional y comencé a gritar el nombre del alazán en plena cabina, mientras que Aly anunciaba la salida de la última curva:

─¡Entran en la recta final con el Rebelde adelante y Victoreado a la carga para el segundo puesto!

Y allí vimos como Victoreado se abría por fuera para tener pista, avanzando de manera clara en cada zancada y amenazando el liderato de Rebelde, que, a solo cien metros de la llegada era igualado por el alazán venezolano para permanecer cabeza a cabeza en una puja electrizante que suspendió la respiración del público, y que Aly, a voz en cuello calificaba como…

─Una final de categoría. Rebelde y Victoreado deciden el Clásico Internacional. Victoreado con Gustavo Ávila, peleándole la victoria al zaino

Hasta que Victoreado dio inicio a un dramático remate a metros de la raya.

Victoreado tomando la delantera…Victoreado rebasando.  No puede perder Victoreado.

─¡ Y ganó Victoreadooooooooooooo !

Más que fenomenal, el grito de Aly fue histórico.

El alazán criollo había ganado por tan solo medio cuerpo.

-------

Victoreado fue el primer caballo venezolano en obtener un título internacional, recibiendo además el mote de “El Caballo de Hierro”.

Ese día. Todos los buenos deseos que nos dedicó el Chofer del taxi se cumplieron a cabalidad.

Alí Reyes Hernández


Para ver el Primer Clásico del Caribe, Río Piedras, 26 de Junio de 1966, pulsa el siguiente enlace:


https://www.youtube.com/watch?v=H1eI64Vk8Gk

33 comentarios:

Roberto Aníbal Molinares Sánchez dijo...

Alí, he visualizado la electrizante carrera gracias a tu verbo veloz que recreó en mi mente las zancadas de los caballos y la voz del príncipe Al y Khan

Roberto Aníbal Molinares Sánchez dijo...

Alí, he visualizado la electrizante carrera gracias a tu verbo veloz que recreó en mi mente las zancadas de los caballos y la voz del príncipe Al y Khan

J.P. Alexander dijo...

Uy genial relato muy bien descrito sentía que estaba en la carrera. Me alegrado que gano victoreado. Te mando un beso

ethan dijo...

Un relato excelente, muy visual, enhorabuena, amigo.
Abrazos.

JLO dijo...

Acá en Argentina tiene su importancia las carreras y los caballos. Aún más los jockeys, los que montan a los caballos digo para el que quizá no lo sabe. Nunca me interesó en lo personal pero tienen su público.

Saludos a ese caballo legendario venezolano entonces!

Jorge Donato dijo...

Estimado amigo, por momentos sentí que estaba a tú lado dentro de la cabina del hipódromo vibrando con cada zancada de estos pura-sangre...pura emoción.
Un abrazo.

Colotordoc dijo...

Me hiciste recordar las carreras de pequeño. En casa, no se apostaba, pero si se seguía las carreras.

Saludos Alí te debo una lectura.

Alí Reyes dijo...

ROBERTO Qué bueno que la visualizaste, esa es la idea de la narración. Y en cuanto al "Principe de la narración" Me recordaste que ese fue el título de Aly Khan.

J P ALEXANDER A todos los que leemos nos encantó la victoria de Victoriado...Pero allá en Río Piedras todos salieron perdiendo porque creo que ni los venezolanos organizadores apostaron por él...risas...Por otra parte ¿pudiste ver el video?

ETHAN El hecho de que un escritor con tan buenos libros circulando en la red, diga que mi relato es muy visual, es algo que vale oro. Gracias mi hermano. ¿Pudiste ver el video?

JLO Victoriado es un caballo legendario, como tú dices, pero poco conocido por los jóvenes venezolanos, más fama tiene Cañonero. Por eso es que me interesa divulgar esto. Y en cuanto a la hípica. Si supieras que yo nunca me he interesado por ese deporte. Pero cuando la historia es buena...No queda otra que escribirla, venga de donde venga.

JORGE DONATO Eso de que "estabas en la cabina del hipódromo" dice todo en una oración...Gracias mi hermano. Por cierto ¿pudiste ver el video?

COLOTORDOC Manuel ¿Te acuerdas que una vez hice una entrada acerca de este suceso? Pues ahora me decidí a escribirlo como Dios manda..Gracias porque tus comentarios estuvieron aquella vez y ahora también. Y en cuanto a la lectura que me debes...cuando puedas, tranquilo.

Genín dijo...

¡Excelente entrada!
Yo nunca he sido un verdadero aficionado a las carreras de caballos, pero toda mi familia lo era, no pasaba una semana que no jugaran al 5 y 6 en aquella época, no se si existe ahora, pero hasta tenían ficheros con la historia de los caballos y su árbol genealógico, que tiempos aquellos, y con que pasión escuchaban la radio, cuando no iban a ver las carreras al hipódromo en Caracas...
Salud y abrazo

Roberto Aníbal Molinares Sánchez dijo...

Pude ver el video desde la computadora, pero no desde el celular. La sensación fue complementaria al relato. Mi piel se erizó. Y es que ganar una carrera así, es un proeza inmensa, sobre todo cuando el caballo no es favorito, pero la proeza es aún mayor cuando se da la partida y el caballo queda casi de último. Una remontada, fue una carrera de infarto. Hay que darle mucho crédito a un personaje que aunque menciona queda solapado por la grandeza de Victoreado, y es,el jinete Gustavo Ávila, que se encargó con el tiempo de demostrar con otras monturas por qué lo apodaron, El Monstruo. Uno de los mejores jinetes de venezuela y el mundo. He aquí tres héroes: Aly Khan, Victoreado y Gustavo Ávila. Felicitaciones hermano.

William villavicencio dijo...

Okey por

William villavicencio dijo...

Ali tremenda narracion de todo el episodio que narrastes desde querer participar hasta la victoria pareciera que estuvieras con aly khan y esa narracion te. La comistes gracias por dedicarcela a mi padre en nombre de mama , hermanos mi esposa hijos y nietos gracias y sigue asi escribiendo

Mulhollandd dijo...

Estupendo tu post de 2018 sobre Sergio Leone y los spaguetti-westerns!! Son unas pelis que me encantan!!

Gracias por pasarte!!
Saludos!

:)

Mari-Pi-R dijo...

Me gustan las películas relacionadas con caballos de carreras, pero no he seguido nunca ninguna carrera ni menos asistir a ellas, pero no obstante no quita que has conseguido sacar un buen escrito de esta narración de caballos.
Un abrazo.

VENTANA DE FOTO dijo...

Bien descrita la carrera. nunca he estado en una carrera de caballos.

Besos

Fran dijo...

Que tal Alí!
Me ha gustado el relato y ese video final ha sido el broche perfecto. Si bien nunca he presenciado una carrera de caballos si he visto en mas de una ocasión concursos de saltos y la verdad que resultan espectaculares.
Un abrazo hermano!

Alí Reyes dijo...

GENÍN Hermano querido! No sabes la alegría que me da, que alguien tan puntilloso con todo lo que lee, pueda decir eso de mi obra...Estoy que lanzo cohetes...risas...Y en efecto, son recuerdos de las vivencias de una Venezuela que se nos fue.

ROBERTO En efecto, la monta de Guestavo Ávila fue fundamental para el triunfo, es un héroe, sin duda. Lo mejor también de la crónica, es hacer que las nuevas generaciones "vivan" algo que ya ni siquiera nosotros los viejos recordábamos.

WILLIAM Qué bueno mi hermano. Gracias por tus palabras y por los parabienes de tu mamá. Espero que todos los villavicencio, y en especial sus hijos y nietos, puedan leer este homenaje a su abuelo. Por cierto ¿pudieron abrir el video del final en sus teléfonos?

MULHOLLANDD Qué bueno que te gustó esa entrada acerca del spaguetty wester. Por cierto, está a tus órdenes.

MARI PI Tranquila, que si pudiste sumergirte en esta...Con eso me conformo.

VENTANA DE FOTOS Pero si leíste esta, entonces puedo contar que ya estuviste en una...risas

FRAN ¿Verdad que fue una hazaña sorprendente? El caso es, que así no estemos familiarizados con el hipismo, cuando la historia es buena, hay que tomarla.

manolo.dj dijo...

Qué buen nivel Alí, pierde uno el compás de la respiración en la llegada a mete, magnífico!!!! Enhorabuena!! Se disfrutan lectoras así.... fuerte abrazo!!!

Conchi dijo...

Muy buena entrada Alí, he disfrutado con ella.

Abrazos.

Gra! dijo...

Genial Ali!!
Que relato tan atrapante hasta pude imaginarme toda la carrera minuto a minuto ;sus caballos que nombres tan bonitos Velika, Rebelde; Bibi; Victoreado el mejor.
Besos amigo y un placer leerte!!

Gra! dijo...

Soy Gra de Musica x Favor!! Use esta cuenta provisoria porque no pude entrar en mi cta.original.

José Antonio Sánchez Rumí dijo...

Me ha encantado esa narración, nos ha hecho vivir la carrera.
Saludos.

RECOMENZAR dijo...

Adoro los caballos- Fueron mis amigos de una juventud donde los tuve muy cerca.
Muy buena narración-

Alí Reyes dijo...

MANOLO ¡Qué bueno mi hermano! Gracias por ese comentario tan gráfico...de verdad.

CONCHI Si eso fue así, entonces, valió la pena el esfuerzo de publicarlo en el blog. Gracias

GRA..."Atrapante"...excelente calificativo. No se me había ocurrido. Y en cuanto a los nombres, cierto, nombres locos pero que pegan.

JOSÉ ANTONIO Esa es la idea. Si pudiste "vivir" la carrera entonces se superó lo de "dar información" a vivir lo narrado. Gracias por el dato.

RECOMENZAR ¿Así que te criaste junto a los caballos? Gracias entonces por abrir las puertas de tu infancia gracias a esta narración. Besos

Kat dijo...

Hola Alí! Primero, gracias por pasarte por mi blog :) Me ha encantado leer este relato, está tan bien escrito que he sentido como si estuviese viviéndolo. Mi padre siempre ha tenido caballos y yo crecí en un hipódromo prácticamente, me encargaba de entrenarlos para las carreras. Aunque las nuestras son otro tipo de carreras, las de los caballos trotones. Me has hecho recordar un poco mi infancia y adolescencia.
Nos leemos, saludos!!

Frodo dijo...

Como dice el amigo JLO, acá en argentina antes de que el fútbol fuera el deporte popular preferido, el Turf (que asì se le llama acá) fue muy popular.
Está lleno de tangos viejos que dan cuenta de eso. El Mejor ejemplo es el popular "Por una Cabeza".
Y los relatores de turf tenían unas formas particulares, relatando a toda velocidad.

Abrazos Alí!

Frodo dijo...

No había visto el video, el tipo de relato se ve que era algo extendido mundialmente.

Buena crónica-relato!

Luis Campoy dijo...

Buen artículo, compañero. Un abrazo!

La utopía de Irma dijo...

Bien por ese maravilloso caballo que hizo realidad alguna que otra utopía y mejor aun para aquellos que lo cuidaron, mimaron e incluso retransmitieron su afanada victoria.

Abrazote utópico.-

Unknown dijo...

Guaoo!! No se nada de hipismo pero me fascinó

miquel zueras dijo...

Muy buen relato. Me gustan las carreras de caballos desde que vi la película "Seabiscuit, más allá de la leyenda" sobre un caballo débil que contra todo pronóstico consigue triunfar en las carreras. ¿La has visto?
Saludos!
Borgo.

Nocturno dijo...

Tema me toca de cerca, ya que la casa de mis padres estaba justo al lado de un club hipico así que todos los domingos me asomaba a la ventana a cierta hora y veía los caballos correr y bueno por ahí algún accidente también, que suelen ser algo traumáticos jeje.
Un abrazo camarada y gran rescate historico hiciste!

Gizela dijo...

Felizzzzzzzzzzzz cumple ! Toneladas de salud y alegrías 🎼🎼🎼🎼🎼🍾🍷🍷🎂🥰