Ahora tenés tu punto fijo (relato histórico)

  





Ahora tenés tu punto fijo



L

 a acogedora y ventosa ciudad de Punto Fijo es a Venezuela lo que Las Vegas es a los Estados Unidos… bueno... confieso que no me expliqué bien: Se dice que Las Vegas es el patio de recreo de la sociedad norteamericana y, aunque la comparación es burda, Punto Fijo tiene algo de eso si reparamos en sus potencialidades turísticas, su zona franca y su nocturnidad. Pero no es a ese aspecto al que me refería, sino a que Las Vegas ha sido llamada “La ciudad más bella surgida en medio de un desierto”… exactamente como Punto Fijo… pero por lo del desierto, claro está.



No hay duda de que la verdadera urbe cosmopolita del estado Falcón es Punto Fijo, pues Coro (cuna y raíz de la venezolanidad, etcétera) tiene más vocación de museo que de metrópolis. Punto Fijo, en cambio, es la ciudad más joven del país y el ejemplo más llamativo de las urbes surgidas a la sombra del boom petrolero,


pero que, a pesar de esa rotulación, puja para consolidarse en otros renglones. De su desarrollo y de sus peculiaridades sociopolíticas 
como esa de ser, hasta muy avanzado el siglo XX, “el caserío más grande del mundo” no es necesario hablar aquí pues para eso existen voces más autorizadas que las de un aspirante a poeta. Pero de lo que sí quiero hablarles es del nombre. ¿Por qué ese nombre de obviedad tan evidente; por decir lo menos?


                    

En la costa occidental de la península de Paraguaná, arrinconada por unos farallones erosionados que la rodean en forma de herradura, existía una aldea de pescadores, Carirubana trabalenguas sonoro, nombre de una princesa caquetía que, en realidad, era muy grande para tan pequeño asentamiento y como suele suceder entre las comunidades de los artesanos del mar el local más visitado en el poblado era el “botiquín” donde dejaban en licor el esfuerzo de largas noches entumecidos en el vaivén del cayuco, acechados por los peligros del oficio en mar abierto, penurias de las cuales no se acordaban mientras escuchaban los boleros despechados de la “rockola” y los “piedrazos” en las mesas de dominó. Entre esos sonidos se destacaba la risa y el hablar atropellado de Rafael González, pescador procedente de Nueva Esparta que se instaló en esa aldea y era muy popular por lo dicharachero, imitador y por su intuición caricaturesca para renombrar a sus semejantes. Esto último le había hecho ganar el dicho de que Rafa “bautizaba más gente que el cura”.


Pero su rutina bohemia se vio trastocada desde que el arpón de Eros se instaló en su alma encarnado en el fulgor de unos ojazos negros enmarcados en una cabellera lacia de piel cobriza y cuerpo escultural, formado en el gimnasio del pilón, los oficios rudos de la mujer campesina y el perenne acarreo de agua en el vasto desierto. Pero con todo, se trataba de una flor “paraguanera”,


esas discretas preciosidades que emergen entre un entorno agreste y espinoso que demostraba aquello de que “donde florecen las trinitarias siempre hay muchacha bonita”. Era la hija de un criador de cabras que vivía en la parte alta hacia el lado oriental de la meseta formada por los acantilados arenosos que columbraban sobre Carirubana, prolongándose en una inmensa llanada de cardonales que alzaban sus brazos como implorando la tan ansiada lluvia, emergiendo entre las sombrillas del follaje diminuto de los cujíes doblados por el continuo azote del viento.


Ahora “Rafa” no hacía poner sus desnudos pies en la playa, cuando ya estaba preparándose para subir el barranco y caminar entre soledades para sentarse en una silleta de cuero e’ chivo a la sombra del alero de la casa de “torta” a hablar y a escuchar esa cantarina risa que era música para sus oídos, pero más que hablar, a compartir esos silencios cargados de significados que solo existen entre los que se aman.


  De más está decir que Rafa dejó de frecuentar la cantina y, las pocas veces que se le veía en el pueblo, sus compañeros lo saludaban con un “Ajá, Rafa, ya no querés veni’ con nosotros porque ahora tenés tu punto fijo allá arriba”. De allí en adelante, a ese llano que se extiende desde el borde de la meseta que rodea a Carirubana y que se abre en media luna al norte, este y sur, se le comenzó a llamar Punto Fijo.

 Así que, podemos decir que Punto Fijo es la única ciudad de Venezuela que debe su nombre a una historia de amor. Por cierto, una de las principales arterias viales de esta ciudad de Paraguaná lleva el nombre de quien, de forma indirecta la bautizara: la avenida Rafael González.

 

Alí J. Reyes Hernández 

Santa Ana de Coro, Venezuela, diciembre del 2007

 

Tomado del libro "Portugal mar afuera y otros relatos" Alí J. Reyes H. Libros en red, Buenos Aires, 2012




Comentarios

Ester ha dicho que…
No conozco Las Vegas pero no se parece a las fotos que nos pones, que se ven bucólicas y bonitas. La de cosas que no conozco y nunca conoceré. Un abrazo
Colotordoc ha dicho que…
Estuve varias veces en Punto Fijo. Recuerdo muchas veces la carretera de los médanos, llena de arena, que retiraba el bulldozer... Estuve también en Judibana. Y como no, las playas de Adicora. Nunca surfeé, pero me gustaba ver hacerlo

Saludos Alí
ETF ha dicho que…
Me encanta tu locura de amor por tu tierra, Alí. No cambies nunca.
Un abrazo muy fuerte.
Fran ha dicho que…
Que tal Alí!
Estupendo tu relato. En cuanto inicie su lectura busque en Google maps ese lugar en cuestión, siento debilidad por los mapas y me gusta ubicar la historia. Pues mira, me has traído lejanos recuerdos al mencionar lo del pilón y el acarreo de agua. Siendo muy niño vivía con mi madre y mi tía en el bajo de una casita muy humilde, si bien teníamos agua corriente mi madre gustaba de ir a buscarla a la fuente pues esta era mas fresca, también la acompañaba a lavar al pilón que estaba a unos 300 metros, allí ella y otras mujeres charlaban y cantaban, todavía tengo fresco ese olor a jabón...
Un abrazo fuerte hermano!
Alí Reyes ha dicho que…
ESTER Bueno... yo tampoco conozco Las Vegas, pero lo de que Punto Fijo se parece a Las Vegas es solo porque ambas son ciudades del desierto... risas.

COLOTORDOC Ese es un gran recuerdo, Adícora, Punto Fijo y Judibana. Esta última era una urbanización de ensuenos, de verdad.

ETF En primer lugar me alegra que estés de nuevo por acá. No te detengas por sandeces que otras personas digan. Y en cuanto al texto... cierto... siento mucho amor por esos pedazos de desierto con todo y sus espineros.

FRAN Caray... como puedes ver la historia es de época y por eso menciona al pilón y los acarreos de agua. Aunque el pilón acá es algo así como un envase hecho con un tronco de árbol al que se le va escarbando la parte interna, digamos que una cántara de madera y de una sola pieza. Ya te puedes dar cuenta lo pesado que es, esta servía para colocar el maiz escaldado para poderlo machucar con un maso de madera pesado. Digamos que era una forma de molienda para confeccionar esos panes de maiz en forma de discos que conocemos como arepas. Pero lo importante es que este texto te trajo recuerdos y eso vale oro.
miquel zueras ha dicho que…
Hermosa historia. Me encanta el nombre de Punto Fijo. Para mí tienen su importancia los nombres de los lugares, por eso viajé a un lugar de Uruguay que me encanta su nombre: Salsipuedes.
He comprado un libro de un autor venezolano, Carlos Noguera, "Historias de la calle Lincoln". Lo encontré en una librería de viejo y me hizo gracia porque vivo en una calle con el mismo nombre. Voy a empezarlo este fin de semana.
Saludos, Ali!
Borgo.
Galilea ha dicho que…
Qué buena historia! Me encanta.
Es interesantísimo todo lo que cuentas.
👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼
Tomás B ha dicho que…
Un relato magnifico sobre el nombre de esa ciudad que por lo que nos cuentas se encuentra en un desierto algo que no me imagino de Venezuela ya que la creía mas verde.

Saludos.
Alí Reyes ha dicho que…
MIGUEL ZUERAS Qué bien que vas a leer a un clásico venezolano. Y también me gustaría que leyeras alguno de mis libros de cuentos, de hecho, algunos cuentos los he colgado en el blog, como este, pero no están todos. si te interesa puedes contactarme por alijrh@gmail.com

GALILEA Cierto... más que interesante yo dirí que peculiar

TOMÁS B En efecto, la zona noroccidental del país es semiárida, incluso, entre las ciudades de Coro y Punto Fijo hay una zona extensa que deja de ser semi árida para convertirse en un desierto de arena al mejor estilo sahariano. Gracias por la pregunta porque eso me hizo colocar una foto en esta entrada, la segunda. Y voy a buscar un artículo que hice al respecto acerca de la zona xerófita de Falcón en Venezuela. Luego te lo envío pues se me ha traspapelado
Profeballa ha dicho que…
Y muchos piensan que Puntofijo del pacto es Punto Fijo. Gracias tigrero!!!
Tot Barcelona ha dicho que…
No conozco Las Vegas, en realidad no conozco EEUU. Tampoco conozco mucho lo que me rodea, y que tal si digo que me cuesta conocerme.
Me ha agradado la historia.
Salut ¡
Ginebra ha dicho que…
Interesante lugar, ya el nombre es realmente curioso. Agradecemos la información. Saludos
Alí Reyes ha dicho que…
PROFEBALLA Cierto, muchos ignoran que el nombre del famoso pacto se debe a la casa de Caldera en Sabana Grande... ahora bien, la pregunta es, si la casa tenía ese nombre en su sentido literal o si era en homenaje a la ciudad de marras

TOP BARCELONA En realidad ignoramos de todo, pero la tecnología, y me estoy refiriendo a la imprenta principalmente, nos ha permitido saber muchas cosas de lugares deonde nunca podremos ir... eso de verdad es una oportunidad de oro para los que hemos nacido en estas épocas.

GINEBRA Un nombrecito que se las trae. Gracias por tu visita, Ginebra, no sabes cuánto la aprecio.
Conchi ha dicho que…
Me ha encantado leerte Alí ¿Sabes que me encantaría visitar Punto Fijo?.

Un abrazo.
Te Fuistes para no volver ha dicho que…
Me gustaría visitar las vegas.
Unknown ha dicho que…
Saludos y abrazos Ali.
Yo Nací y Vivo aquí en Punto Fijo y agradezco tu hermoso escrito sobre mi Pequeña Ciudad. Lindos y Maravillosos Paisajes la adornan y 2 Maravillosas Cosas La Coronan.
1. La Calidad y Amistad de sus habitantes.
2. Una Paz Inmensa que no tiene Precio.
Gracias Ali.
Alí Reyes ha dicho que…
CONCHI Excelente idea, sobre todo las playas que rodean a la península de Paraguaná, Adícora, Buchuaco, playa Manaure... en fin... y sobre todo el calor de su gente.

TE FUISTE PARA NO VOLVER La referencia a "Las Vegas" en una crónica acerca de Paraguaná no es gratuita. Viene a cuento, no solo por la similitud de los dos desiertos, cosa que me sirvió de excusa, sino también porque en esa ciudad de Nevada está establecida junto a su familia una especialícima amiga mía, así que no perdí la oportunidad de "forzar la barra" y meterla en la crónica... aunque me parece que igual quedó bien. El caso es que para este servidor Las Vegas, más que el epítome de los casinos o el mal nombre de "ciudad del pecado" es una referencia a mi amiga Tamaris.

ANÓNIMO Eso es así, tal como lo dices. Agradezco mucho que los paraguaneros estén leyendo esta crónica y más aún que la comenten. Lo que sí te agradecería es saber tu nombre, lo que puedes hacer incorporándolo al propio comentario. Así que un abrazo de un coriano que está muy lejos de su tierra.
El Último de Filipinas ha dicho que…
Seria curioso conocer el origen de ese nombre.
Laura. M ha dicho que…
Un pelín largo me pilla pero sería interesante conocerlo.
Un abrazo.
Interesante historia, el amor siempre deja huella.

Un abrazo.
Alí Reyes ha dicho que…
LAURA M y EL ÚLTIMO DE FILIPINAS ...Cierto... esta entrada no es un artículo como los que suelo subir, sino una de las crónicas tomadas de uno de mis libros. La pueden leer cuando quieran...si quieren. De todos modos espero Dios mediante postear algo pronto.

RAFAEL LIZARAZO GOYENECHE La huella de esta historia de amor no fue una canción o un poema sino una ciudad... increíble.
Mª Jesús Muñoz ha dicho que…
Ali Reyes, aunque no te conozco de nada...Me dirijo a ti con la misma libertad y confianza que tú has entrado en mi blog, sin conocerme. Voy a hacerte un favor, aquí te dejo un link donde puedes encontrar imágenes apropiadas para tu post de "la distancia", que te vendrán mejor que la que me pides, amigo.(algunas son preciosas, ya lo verás)

https://es.dreamstime.com/photos-images/camino-que-se-va-lejos.html

Te dejo mi abrazo entrañable y mi ánimo en tu camino de letras, Alis.
Emilio Manuel ha dicho que…
Es lo que te iba a comentar, no se si es lo mejor comparar Punto Fijo con La Vegas la ciudad mundial del juego.

Saludos
Luis Antonio ha dicho que…
Conozco Las Vegas. La visión panorámica de la ciudad es impresionante. La fama que tiene, sin embargo, le viene por lo del juego y tal... Me quedo con la primera impresión señalada. Dicha ciudad también ha protagonizado muchas novelas y películas. Cada uno juzga según sus principios...

Saludos cordiales
Manuela Fernández ha dicho que…
Interesante, nunca he ido al continente americano y no está en mis cálculos ir, así que me quedo con tu visión romántica de la ciudad.
SAludos.
lola ha dicho que…
Hola Alí
Interesante el relato, a veces los sitios toman los nombres por sucesos ocurridos en el lugar. En Gran Canaria hay algunos topónimos que no te digo porque la verdad es que resultan un tanto ordinarios.
Me ha llamado la atención eso de La Perla Cubana.
Un abrazo, y deja ver si se me quita la haraganería que tengo encima y visito los blogs amigos con más frecuencia.
Alí Reyes ha dicho que…
MARÍA JESÚS M Perfecto... gracias por la recomendación y por la visita.

EMILIO MANUEL Puede que la comparación sea traída por los pelos, pero me pareció la mejor,
sobre todo por motivos personalísimos

LUIS ANTONIO Tienes un gran privilegio al conocer a Las Vegas. Aunque tienes razón, es una ciudad tan resenada en los medios la literatura y el cine que, prácticamente es muy conocida. aunque insisto en que fueron causas personales las que me hicieron citarla.

MANUELFERNÁNDEZ No importa que no puedas venir a América pero lo que si es seguro es que tienes muchas referencias de nosotros. Por ejemplo este relato es una de ellas

LOLA Eso de la "Perla cubana", una estación de servicio y restaurand en Punto Fijo, es otra prueba de la laboriosidad de la diáspora cubana. Un beso.

DRACO ha dicho que…
buscando un futuro promisorio el menor de mis tíos materno se fue a venezuela y llegó a caracas en el año 1978, estableciéndose años después en la ciudad de punto fijo en el extremo norte. él visitaba esporádicamente nuestro país y aunque conversábamos jamás nos dijo qué fue lo que le llevó a tal ciudad. hará unos tres o cuatro años él murió ciego (el glaucoma es un mal terrible en la familia pues su madre murió ciega y tiene un hermano aún vivo que también está ciego) en aquella ciudad y su hijo, mi primo, murió dos años después también en aquel lugar. no fue un final feliz para ninguno de los dos.

al margen del relato anterior, me ha gustado saber sobre la historia de la ciudad y también a través de las imágenes.

un abrazo.
Alí Reyes ha dicho que…
Hola Draco, el hecho de que tu tío, al emigrar a Venezuela, haya elegido residenciarse en Punto Fijo, habla muy bien de la ciudad. En el ano que nombras se trataba de la ciudad más pujante del Occidente de Venezuela, de hecho, el que esto subscribe fue por primera vez allá en ese mismo ano 1978. Ahora bien, por condiciones estructurales de todos conocidas, esa realidad se cambió de forma dramática, de hecho, yo ahora también soy un emigrante. No obstante en mi recuerdo persiste el Punto Fijo que conocí y también en los tantos amigos de allá que están ahora regados por el mundo.
Mi nombre es Mucha ha dicho que…
Interesante manera de ver la vida
saludos
Alexander Strauffon ha dicho que…
Esa fachada old school de ese lugar "La Perla Cubana" me agradó.
Enca Gálvez ha dicho que…
Leerte siempre es un placer, a través de tus post y su lectura podemos viajar con tus historias vivir y sentir miles de sensaciones por todo ello mil gracias por compartir!
Un gran abrazo.
Ricardo Tribin ha dicho que…
Te acompaño de todo corazón en estos momentos de dolor por la pérdida de tu padre.

Que Dios lo tenga en el mejor lugar del Paraiso.
Yudith Calatayud ha dicho que…
¡Mi amado Punto Fijo! Muchas gracias Ali por pasearme en letras a una de las cunas de mis ancestros. Parte de la hermosa Paraguaná. Volveré a caminar sus calles? Llenas de comercios y de muchísima gente andando en el correr de las compras baratas!! "Lo que no encuentras en Punto Fijo no lo consigues en ninguna parte", se decía... ¡Mi amado Punto Fijo!
Trecce ha dicho que…
Que historia tan bonita.
Ildefonso Robledo ha dicho que…
Muy bella la visión que nos brindas de ese bello lugar...
Gumer Paz ha dicho que…
Gracias por abrirme los ojos Alí. Muy interesante lo de Punto Fijo en Paraguaná!
Saludos desde España.
Alí Reyes ha dicho que…
MUCHA Cierto, los lugares te hacen ver la vida de forma diferente.

ALEXANDER STRAUFFON Esa fachada de la "Perla cubana" recuerda mucho a las películas de carretera al estilo de la ruta 66. Yo la incluí, no solo por haber sido un negocio importante en Punto Fijo, sino por ese aire sesentoso que envuelve la imágen, tal como conocí a esa ciudad

ENCA GALVEZ Gracias por tus palabras Enca... Dios te bendiga siempre.

RICARDO TRIBIN Gracias por estar cercano en estos momentos.
Alí Reyes ha dicho que…
YUDITTH CALATAYUD Qué bueno que este relato te trasladó a Punto Fijo, esa preisamente fue la idea que tenía cuando lo hice. Trataré de enviarte otros de mis escritos.

TRECCE Una historia muy bonita y que provoca conocer el sitio

ILDEFONSO ROBLEDO Es una visión subjetiva como todo...pero que parte del corazón

GUMER PAZ Cierto mi hermao, aunque sea en la lectura uno conoce los lugares también.
CHARO ha dicho que…
Bonita historia nos cuentas de ese lugar de tu tierra, es curioso cómo de una historia de amor salió el nombre del lugar.Saludos
ethan ha dicho que…
Conocía el texto que tuve la suerte de leer cuando me lo enviaste hace un tiempo. Repito lo dicho entonces: muy buen relato, estupendamente escrito.
Abrazos.
Ana Mª Ferrin ha dicho que…
Alí, amigo.
Uno mismo quizá no se dé cuenta, pero cuando se escribe de la tierra que nos vio nacer, el verbo se amplía y goza, aprovechando cada rincón del paisaje para balancearse en él.
Ignoro si es que has vuelto a Venezuela o ha sido la "saudade" del recuerdo quien te ha llevado en volandas para contar la pequeña historia de Punto Fijo, tan envidiable.

Sea como sea, nos has hecho un regalo de hermandad.
Recuerdos desde España.
Unknown ha dicho que…
Querido Ali... gracias por tus lecturas enriquecedoras que me hacen volar sobre esos hermosos paisajes de nuestro País y en especial de nuestro pintoresco Estado Falcon. Excelente relato!! Muchos éxito querido amigo de siempre💛
Alí Reyes ha dicho que…
CHARO De verdad que es algo muy curioso. Y si a eso le anades el calor de su gente... caray

RAJANI REHANA Thanks my brother and greetings to India

ETHAN En efecto, ahora recuerdo que lo leíste en el propio libro. Pero ahora veo que el valor agregado del blog son esas imagenes. Gracias mi hermano.

ANA MARÍA FERRÍN Te cuento que escribí este cuento estando en Venezuela, luego fue publicado en un libro y ahora, a la distancia y como tú dices, en plena "saudade", me pareció bien publicarlo en el blog para darle más salida. Gracias por tus palabras.

ANÓNIMO Perdona el no saber quién me escribe. aunque se valora el esfuerzo pues es difícil a los que no tienen cuenta en bloguer comentar. Lo que sí veo es que eres también de Falcón así que somos paisanos y eso es una buena noticia pues indica que el relato está llegando a su público natural.
Ildefonso Robledo ha dicho que…
Gracias por tus relatos que nos permiten viajar por lugares que nunca conoceremos...
AMALIA ha dicho que…
Muchas gracias por tu amable visita.
Es un placer me haya permitido llegar hasta aquí y leer tu bella e interesante historia.
Estupendo relato.
Un abrazo.
Bienaventurada ha dicho que…
Hola Ali, espero estés muy bien, te dejo un abrazo
Gra ha dicho que…
Hermosa historia Ali, ese lugar Punto Fijo es un oasis en el desierto, me gusto conocer el origen de su nombre y como esta historia de amor de Rafa y esa flor Paraguanera,por medio de un lugareño le dio ese nombre.
Precioso relato Ali, no se porque no pase antes.
Pero me alegro a ver llegado a tiempo para leerte.
Besos
Alí Reyes ha dicho que…
ILDEFONSO Esa es la idea de la literatura, al igual que la fotografía y de eso sabes más que yo.

AMALIA Qué bueno que te gustó y que te pareció una historia bella

BIENAVENTURADA Gracias por ese abrazo. Y por la misericordia de Dios estamos "guapeando"... besos desde Brasil

GRA. Cierto, es una historia preciosa. Ahora bien, la otra parte de la historia es que cuando comenzó la explotación petrolera en Venezuela, las companías trasnacionales, la Creole y la Shell decidieron que, para darle valor agregado al petróleo era mejor refinarlo en la propia Venezuela. Y al explorar el territorio, el único lugar donde las lluvias anuales eran casi nulas, acuérdate que es un desierto, tenía cercanía con la cuenca de Maracaibo en donde se estaba extrayendo el crudo y de paso poseía un puerto natural abierto hacia Estados Unidos, era la costa occidental de Paraguaná, y fue ahí donde cada companía hizo su refinería, la más grande fue Amuay. El caso es que luego de instaladas estas gigantescas corporaciones, la población obrera, que venía de todas partes de Venezuela, comenzó a instalarse en un sitio cercano que se llamaba Punto Fijo... lo demás es historia conocida.

eli mendez ha dicho que…
Pero que historia tan bonita Alí!!! Y que una ciudad realmente guarde en su nombre una historia de amor es bastante unico, peculiar, digno de destacarse . Hermosas fotografias y este aporte historico-turistico que nos regalas a quienes no conocemos el pais y podemos de esta forma aprender un poco más y disfrutar. Un abrazo grande!!!
Alí Reyes ha dicho que…
Gracias ELI por tus palabras. Y ya que te gustó la historia, me gustaría que la completaras leyendo lo que le acabo de escribir a la colega GRA y así podrás redondear todo el cuento... ¿trato?
Unknown ha dicho que…
Muy interesante esa historia, siempre me llamo la atención el nombre.
Neiscarp ha dicho que…
Amigo mío, está de más decir que me encantó leerte, sobretodo porque este relato es referente a mi hermosa ciudad natal.
Alí Reyes ha dicho que…
CARIDAD Gracias por tu comentario...ahora ya tienes claro el por qué de semejante nombre. Y en lo que puedas te invito a leer lo que le respondí a GRA allá arriba y así completarás el círculo de toda la historia. Un abrazo hasta San Juan de los Morros en Guárico

NEISA Exacto... esa es la idea. Esta es una entrada dedicada a todas mis amistades Paraguaneras, por eso valoro tanto que hayas comentado aquí. Un beso para tí desde Maringá hasta Punto Fijo.
Unknown ha dicho que…
Lindo Ali! Que bendición contar con tan rica narrativa. Esta de lujo!
Rud ha dicho que…
Estimado Alí
Punto Fijo, es un nombre muy folclórico para una ciudad de entretenimiento :)
“¡Tiene más vocación de Museo que de Metrópolis! Esa es una expresión muy propia del conocido escritor Alí Reyes. Otra muy buena: “desde que el arpón de Eros se instaló en su alma”, para ser aprendiz de poeta, está muy bonita la frase.
Me ha parecido muy bonita la manera cómo surgió el nombre de Punto Fijo, algo romántico.
Excelente narrativa, cuando comienzo a leerte siempre tengo la impresión que vas a sorprender al lector ;)
Impresionantes las fotos, sobre todo la del desierto.
Un enorme abrazo
Alí Reyes ha dicho que…
ANÓNIMO Gracias por tus palabras. Dios te bendiga y recuerda que este blog es también tu casa. solo que la próxima vez nos gustaría que en el comentario incluyeras tu nombre.

RUD Bueno Rud, eso de una ciudad de "entretenimiento" vino como consecuencia. Entonces, para que veas la historia redonda desde la parte donde Rafael Gonzalez se enamora en adelante, me voy a permitir copiar algo que escribí arriba
"la otra parte de la historia es que cuando comenzó la explotación petrolera en Venezuela, las companías transnacionales, la Creole y la Shell decidieron que, para darle valor agregado al petróleo era mejor refinarlo en la propia Venezuela. Y al explorar el territorio, el único lugar donde las lluvias anuales eran casi nulas, acuérdate que es un desierto, tenía cercanía con la cuenca de Maracaibo en donde se estaba extrayendo el crudo y de paso poseía un puerto natural abierto hacia Estados Unidos, era la costa occidental de Paraguaná, y fue ahí donde cada companía hizo su refinería, la más grande fue Amuay que fue la mayor refinería de toda América. El caso es que, luego de instaladas estas gigantescas corporaciones, la población obrera, que venía de todas partes de Venezuela, comenzó a instalarse en un sitio cercano a las refinerías que se llamaba Punto Fijo... lo demás es historia conocida"
En otro orden... gracias por tus palabras acerca de la poesía que subyace en el texto. Y debe ser así porque esa ciudad me trae muchos recuerdos gratos. Y en cuanto a lo de desierto... es increíble pero es un paisaje casi sahariano. Menos mal que es una pequena parte del territorio de la península, pero ya te diste cuenta el tamano de esas dunas. a esa parte se le conoce como LOS MÉDANOS DE CORO y es una de las atracciones turísticas más famosas de Paraguaná en particular y del estado Falcón en general.
Gracias por tu visita Rud.
Frodo ha dicho que…
Esta entrada también me la había pasado. Qué interesante, amigo Alí!
Cuánto he descubierto de esta historia.
Me ha gustado mucho eso de “bautizaba más gente que el cura”, como sabrás tengo varias entradas hechas sobre apodos.
Y hubiese jurado apenas empecé a leer la entrada que punto fijo era en cambio porque era un lugar alto pero donde se podía observar alguna entrada desde el mar, algún punto fijo a observar. Vero que en realidad es al revés, ese nombre lo pusieron de espaldas al mar, mirando el punto fijo hacia la cima.

Un abrazo
Rud ha dicho que…
Estimado Alí
Como ando con el tiempo que me apura, en realidad, nunca leo los comentarios de otras personas; no alcanzo. Pero sí trato de “saborear” cada expresión que escribas pues tengo la seguridad que es un momento bien aprovechado.
Sé que donde hay petroleras, al menos en nuestra América, florecen infinidad de centros de diversión de diversa clase; donde hay dinero, todo puede pasar :)
Las Compañías tenían razón, era más favorable refinar el petróleo en el mismo país. Mil gracias por la información tan valiosa. Siento algo de pavor al observar las dunas, lo que sucede es que siempre me he desenvuelto muy bien en el frío.
Lamento comunicarte que el único país de sud América que no he visitado ha sido tu bella Venezuela, lo lamento; es que cuando lo intentamos con mi familia, ya estaba el señor Chávez en el poder.
Siempre es un gusto visitarte; ya he de sacar lugar para tu siguiente publicación que aún no la he “degustado”. Un enorme abrazo de amistad.
Alí Reyes ha dicho que…
Hola Rud, gracias por visitar tigrero y por ir leyendo cada uno de los artículos de menera sistemática. Eso está muy bueno, mejor es tarde que nunca. De todas maneras, como verás yo le estoy dando tiempo a cada entrada antes de pasar a la otra. Esta en particular es muy importante para mí pues se trata de mi terruno. Y en cuanto a las dunas... bueno, así es, son grandísimas, pero la mayor parte del desierto es de vegetación rala semiárida... no pierdo las esperanzas de que algún día lo conozcas.

Entradas populares de este blog

Lepanto, la madre de las batallas, o el absurdo regreso a la Edad Media

La mujer y los sonidos de España en la composición de un canadiense