lunes, 12 de marzo de 2012

Cien Años de Perdón / Joya del Cine Venezolano













Película venezolana de 1998 que para mi modesto entender,
es una de las mejores del cine nacional, con un suspenso que por momentos hiela la sangre
en las venas y en otro te hace brotar una espontánea

carcajada por su
accidentado humor y la forma desfachatada del habla coloquial venezolana y
sobre todo, con un guión que no permite al espectador el más mínimo atisbo
para intuir la próxima escena, haciendo que éste se precipite en un

vagón de una montaña rusa de subidas y caidas del más puro vértigo


emocional, que no tiene nada que envidiar a ningún triller policial


hollywoodense. El film se encuadra en eventos ocurridos a comienzos de esa
misma década exactamente en1994 cuando el sistema
financiero venezolano se

vió sacudido por una madeja compleja de causas y que fue aprovechado por
los pescadores en rio revuelto que terminaron de quebrar los bancos y robar

el dinero de los ahorristas, digamos que fue una suerte de 
"Corralito venezolano". cada día la noticia era una nueva entidad financiera
intervenida por el gobierno, lo que originó pánico y desestabilizó las
estructuras del Estado. En medio de esa situación, un grupo
de modestos
profesionales de clase media que no saben nada de violencia pero que se han
sentido burlados por algunos de los aprovechados de turno deciden hacerce pasar por funcionarios
del Fondo de
Protección Social de los Depósitos Bancarios (FOGADE) para tratar de salvar algo de la
devacle pero lo que les sale es una peligrosísima parodia que les cambia
literalmente la vida. Es bueno aclarar que una de las pocas 
debilidades de
la película es que está tan arraigada al momento histórico
que atenta
contra la misma pues las generaciones que no vivieron ese
momento puede que no comprendan de entrada la situación, además en el film sobresalen
personajes muy emblemáticos que en ese momento eran conocidos por todos los
venezolanos y que aparecen con los nombres
cambiados, por
ejemplo el Inspector jefe de la antes llamada Policía Técnica Judicial


"PTJ" Lazo Ricardi, aquí llamado
Gomez Lira, o ese súper policía de la
"petejota" que parecía sacado de los comandos de intervención inmediata
televisivos tipo SWAT que fue López Sisco, o el famoso director de cierta

entidad bancaria que aparecía en una publicidad dando fe de

vida de la
solidés de su banco con la frase "Aquí estamos y aquí
seguimos" pero que
terminó huyendo con el botín a Miami y que en esta historia es interpretado
por el estelar Cayito Aponte. Aparte de ésto se debe resaltar
un personaje
siempre presente en el ámbito local, como lo es el que
suministra y

arregla  todo los entuertos de última hora y no precisamente de forma legal
"El gordo Melcocha". 

Otro aspecto que nadie puede dejar de reconocer es que
se trata de la película más cara en cuanto al elenco pues

nunca antes - y
sospecho que en lo futuro tampoco se podrá-  logró reunir una pléyade de estrellas
que sobresalen  en el film El director Alejandro Saderman tuvo que esperar tres años para reunir tan granado elenco y le resultó tan caro que se vió precisado a vender el apartamento y mudarse con su esposa e hijos a la
casa de sus suegros. Por fortuna su éxito le devolvió su
estabilidad

habitacional y más. 

Película indispensable para el que se asome a la
historia del cine venezolano y que estoy seguro de que no se arrepentirán de haberla visto.

-----------------------------------------------------------------------------
Corte promocional : http://www.youtube.com/watch?v=VVzx9zHPSWo


Ficha técnica:
100 años de perdón
Actores: Elluz Peraza, Orlando Urdaneta, Aroldo Betancourt, Daniel Lugo,
Mariano Alvarez, Flavio Caballero, Alicia Plaza, Cayito Aponte, José

Visconti


Otra película de Alejandro Saderman "El último bandoneón"
http://tigrero-literario.blogspot.com/2011/09/el-ultimo-bandoneon-cronica-

de-la.html

9 comentarios:

Manuel dijo...

La película la vi en su momento y me gusto bastante. Fiel reflejo de la Venezuela que queríamos cambiar y de la que se aprovecho cierto presidente bananero....

Saludos

Alí Reyes H. dijo...

MANUEL Tienes razón en lo que has dicho y es lamentable, pero si a ver vamos la vigencia política del film no ha variado mucho en cuanto al fondo, no así a las formas. lo importante es que te aseguro que si la vuelves a ver te va a gustar aun más que cuando la viste en Caracas. Te aconsejo algo. Pide a alguno de tus familiares que cuando te envíen algo desde este lado del Charco te envíen el DVD -se consigue en el pasillo de ingeniería de la UCV-

lola dijo...

Buenas noches Ali.
Esa película la vi hace tiempo en un ciclo de cine latinoamericano que pasaron en televisión española. Me reí bastante con la historia y situaciones que presentaba, en algunas ocasiones me parecía estar viendo a paisanos míos.
Hay dos películas venezolanas que también me gustaron mucho, El pez que fuma y El Cangrejo.
Saludos,

tia elsa dijo...

Caramba el argumento me toca muy de cerca por lo sucedido en Argentina en el 2001. Por aquí se ve poco cine venezolano, supongo que se podrá ver por internet. Pena que las nuevas generaciones no puedan darse cuenta de a quien representan estos personajes. Saludos tía Elsa.

América dijo...

Querido amigo.
Como olvidar esa pelicula y sus personajes,el fondo sigue vigente tal como comentas inclusive si me lo permites con visos más peligrosos todavía,la puesta en escena es muy nuestra,el sentido del humor inimitable.
Todos deberíamos volver a verla muestra del talento venezolano .

Alí Reyes H. dijo...

LOLA ¡Así que la visteeeeeeeee! ¿Verdad que es buenísima? Y si, creo que te identificas con los personajes pues su humor es muy caribeño y lo paradógico es que más que humorística es acerca de un planteamiento sumamente serio y que se ha agravado en nuestro país, de ahí su vigencia actual

ELSA Tienes razón, esas crisis financieras han sido comunes en nuestra América. En la actualidad los países hermanos están saliendo de eso pero Venezuela se está resagando de manera peligrosa. Vale hacer aquí un comentario acerca de la última medida del gobierno argentino para evitar el cambio de divisas en el extrangero, signo no muy alentador.
Y por favor, si alguna vez ubicas esta película, no dudes en adquirirla pues no te arrepentirás

AMÉRICA ¡Hola maja! Tienes razón, no está de más verla de nuevo. Te doy un dato: La puedes encontrar en el pasillo de ingeniería de la UCV. Búscala pues es una joya de colección

Prometeo dijo...

Las películas que relatan eventos reales de la historia son las mejores. Me gustaría poder verla y poder aprender algo más de Venezuela pero por fe creo que algún día viajaré allá.

Dios te bendiga. Adelante y éxito.

Rud dijo...

Estimado Alí
He echado un vistazo a tu excelente relato, pero no puedo opinar en este momento.
Dios mediante, he de volver para darte mi opinión.
Un gran abrazo

Alí Reyes H. dijo...

PROMETEO Si la consigues no dejes de verla por fa. En otro orden...Sigo teniendo problemas para comentar en tu blog, no sé a què se debe

RUD Tranquila, al menos leiste la entrada. Besos